17 de diciembre

Seguridad

Control

Prosiguen los controles vehiculares de manera sostenida en distintos puntos de la ciudad

Las intervenciones del fin de semana dejaron un saldo de 151 vehículos remitidos al corralón, algunos por conducción bajo efectos de alcohol y circulación tras consumo de estupefacientes.

La secretaría de Control y Convivencia llevó adelante múltiples intervenciones diurnas y nocturnas en diversos puntos de la ciudad en los cuales se efectuaron controles de documentación y elementos de seguridad al volante así como de las condiciones de conducción, para lo cual se practicaron test de alcoholemia y narcolemia.

El titular del área, Gustavo Zignago, detalló que entre el jueves 2 a la noche y este domingo 5 de febrero se concretaron más de 400 controles vehiculares a partir de los que se remitieron al corralón municipal 151 vehículos. Cabe destacar que 28 de ellos fueron trasladados por dar positivo a sus conductores el test de alcoholemia y 6 por narcolemia.

En este marco, el viernes a la noche tuvo lugar un extenso procedimiento antipicadas en zona norte en el que se remitieron 32 autos y 70 motos por diversas faltas a las normas de tránsito. Siete de esas remisiones tuvieron que ver con alcoholemias positivas. El jueves, por su parte, hubo 21 traslados, nueve por alcoholemia y dos por narcolemia. Un conductor reunió ambas infracciones, siendo su concentración de alcohol en sangre de 1.80, el máximo medido en la jornada.

El sábado 4 se llevaron a cabo 15 remisiones, 5 por irregularidades en documentación y seguridad, y los restantes por alcoholemia, siendo de 1.74 el nivel más alto que se haya medido. También se registraron dos casos de narcolemia.

En tanto, en la mañana del día domingo hubo dos casos más detectados a partir de patrullajes preventivos. El primero en Belgrano y Buenos Aires con 0,73 gr/l de alcohol en sangre, y el segundo en Pellegrini y Crespo con 1,21 gr/l. Ambos vehículos terminaron en el corralón municipal.

"Creemos que el control es el mejor modo de prevenir y garantizar seguridad a los ciudadanos que circulan por Rosario", indicó Zignago. "Sostenemos nuestra presencia como forma concreta y eficiente del cumplimiento de las normas", finalizó.

Intenso control vehicular y de personas en Costa Alta

Se realizó durante la madrugada del sábado 4 y contó con la participación de efectivos policiales, municipales y la fiscal Verónica Caini. Cuatro detenidos, 102 vehículos derivados al corralón municipal, alcoholemias y narcolemias positivos fue el saldo de la noche en ese sector de la ciudad

En una reunión previa al despliegue, autoridades de la policía de Santa Fe y personal de Control se dieron cita en la sede de la GUM, Ricchieri al 1545, donde se fijaron las pautas de trabajo bajo la atenta mirada de la fiscal del Ministerio Público de la Acusación.

La caravana encabezada por un móvil del Comando Radioeléctrico atravesó la ciudad hacia la zona norte para montar un dispositivo cerrojo. Por avenida Eudoro Carrasco, desde David Peña hasta la rotonda que cruza por debajo de la conexión vial Rosario-Victoria, los autos, las camionetas y las motos de policías y municipales realizaron un rápido despliegue clausurando las salidas para evitar huidas. También por las laterales se colocaron retenes. Pintor Musto, Galicia, Fontanarrosa y Martín Fierro fueron taponadas por móviles que impedían el paso a quienes intentaran salir sin antes someterse a un control exhaustivo.

Los agentes municipales montaron a cada extremo del operativo un puesto de trabajo para realizar la inspección de la documentación. Mientras esto sucedía, unos metros mas atrás se efectuaban test de alcohol y narcóticos. Los policías recorrían el lugar inspeccionando la documentación de los ciudadanos y solicitando información a la central del 911. Algunos que intentaron huir de los uniformados terminaron detenidos y esposados. Uno de ellos tenía pedido de captura y dos de las motocicletas remitidas tenían pedido de captura. En ambos casos, además se les formó una causa por lesiones a la autoridad ya que en su intento de huida se llevaron por delante a los agentes.


El total de motos remitidas al corralón ascendió a 70, mientras que 32 automóviles siguieron el mismo camino, dos conductores dieron positivo por narcolemia. Las sustancias detectadas fueron cannabis y cocaína y los vehículos fueron remitidos al corralón. Como saldo de la noche, hubo 4 detenidos, uno de ellos con pedido de captura.

A modo de antecedentes, el titular de la Secretaría de Control y Convivencia Gustavo Zignago recordó que los operativos de cierre de serruchos de calle Colombres se realizan habitualmente junto a operativos de control.

"La necesidad de construir entornos seguros en la ciudad, garantizar la seguridad vial y dar respuesta a los vecinos que ven afectados sus derechos por el impacto que estas actividades producen, motivaron esta actuación conjunta con Fiscalía y la Policía", precisó Zignago.

"Estas acciones de control se realizan para reforzar la seguridad en las calles de Rosario y en este sector de la ciudad donde se reúne gran cantidad de gente. Esta noche en particular hubo controles que permitieron incluso lograr la recuperación de una moto con pedido de captura", indicó, por su parte, el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, quien destacó el trabajo conjunto entre el ministerio a su cargo, la fiscalía y la Municipalidad de Rosario.

Asimismo, Pullaro sostuvo que "es muy importante la presencia de la policía, es un pedido que la gente nos hace a diario, sobre todo en la noche en estos sectores de la ciudad".