18 de diciembre

Mujer

Desarrollo social

Violencia de género: Mónica Fein presidió reinauguración del Centro de Protección Integral Alicia Moreau

El inmueble, que forma parte de la vasta red de contención del Estado local, sumó significativas reformas con más plazas de alojamiento y mejores condiciones para los hijos de las víctimas.

La intendenta Mónica Fein y el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Álvarez, encabezaron este jueves 9 de febrero el acto de reinauguración del Centro de Protección Integral Alicia Moreau, destinado a albergar a mujeres víctimas de violencia de género junto a sus hijos. Con el objetivo de que dicho espacio de protección sea un lugar cálido y propicio para el desarrollo de recursos que les permitan recuperar sus proyectos de vida, desde enero de 2016 la Secretaría de Desarrollo Social municipal llevó adelante un conjunto de obras edilicias, parte de las cuales priorizaron condiciones específicas para las niñas y niños que se albergan con sus madres, con adecuadas condiciones de seguridad, murales y mobiliarios en habitaciones y patios.

El Alicia Moreau, junto al Centro de Protección Integral Casa Amiga, alberga en Rosario a un promedio de 50 mujeres en riesgo por violencia de género durante el tiempo necesario hasta restablecer condiciones de seguridad y autonomía en sus vidas. A partir de las reformas edilicias, y con una nueva modalidad de abordaje para cada etapa del proceso de atención, el Moreau estará destinado a casos de urgencia y emergencias. Allí se trabajará el acceso de las mujeres a la Justicia, tramitando las medidas judiciales correspondientes.

En la oportunidad, Mónica Fein detalló que la reforma “implicó una ampliación en 24 camas y mejoras en espacios comunes” y agradeció a las trabajadoras y los trabajadores “que todos los días alojan, en el sentido más profundo del lugar, el sufrimiento; alojan a las familias, alojan a la mujer y niños que están pasando por una situación de violencia de género”.

La jefa municipal destacó además el trabajo de las organizaciones de mujeres “que fueron pioneras, que han sido siempre las que marcaron el rumbo, que lo marcan hoy cuando se genera un debate sobre el cuerpo de la mujer, porque cuando banalizamos ese debate y lo convertimos en un tema casi del espectáculo público estamos perdiendo de vista lo que significa el cuerpo de la mujer que termina siendo víctima de violencia".

"Rescato el trabajo de las organizaciones que con distintas miradas y distintas acciones ponen en debate el modelo patriarcal que hay en nuestra sociedad, y porque también nos permitió en toda esta historia al frente del municipio aprender, intercambiar con ellas y seguir adelante”, valoró la mandataria. 

Por otro lado, Fein comentó que “aumentaron las llamadas al Teléfono Verde, el tema está en escena y hay más mujeres que se animan a pedir ayuda y más mujeres que se comunican", y agregó: "Tenemos que generar, ante esta situación, más esfuerzos del Estado junto a las redes de mujeres para poner en debate la situación y acompañar en el tema judicial a las víctimas; queremos profundizar este trabajo mancomunado”.

La intendenta recordó además que parte del mobiliario del que dispone la casa fue realizado por cooperativas “porque creemos en un trabajo social y solidario, que cada cosa que se haga genere un trabajo para otros". 

"En la medida en que sigamos en los medios de comunicación poniendo a la mujer en un lugar de cosa u objeto que puede ser usado, vendido, utilizado, vamos a seguir promoviendo una visión donde la violencia contra las mujeres seguirá, y hay que seguir dando la discusión social sobre este tema", reflexionó Fein y remarcó que "no queremos más refugios, queremos mujeres libres, autónomas y con absoluta igualdad en la sociedad”. 

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, afirmó que “es un gusto dar una vuelta más en la relación municipio-provincia" y señaló su reconocimiento "a quienes hace más de veinte años, fueron visionarios y pensaron en este tipo de espacios”.

Ámbitos pensados desde los ojos de los niños

Por su parte la secretaria de Desarrollo Social municipal, Laura Capilla, señaló: "Queremos que el alojamiento de mujeres sea de calidad, en cuanto al tránsito, así sea un día o el tiempo que tenga que ser, que las marque en su vida para generar un proyecto de vida distinto. Por eso los espacios están pensados desde ese lugar. Espacios pensados desde los ojos de los niños, donde se pueden ver muchos dibujos, muchos colores, porque cuando miramos los espacios de los niños los miramos en calidad para todos y por eso los pensamos desde allí”, señaló.

Se buscó “un espacio muy vital”

El arquitecto Sergio Montivero, titular de la Dirección de Arquitectura de la Secretaría de Desarrollo Social, tuvo a su cargo el proyecto: “Comenzó con una reforma de lo existente, que tenía una capacidad limitada de alojamiento, tratamos de ampliarla y darle una mayor capacidad de recreación y además darle sustentabilidad, que es uno de los puntos que estábamos buscando en este edificio”, mencionó y citó la generación de espacios de terraza verde en la planta alta, que reduce el desagüe del agua pluvial a la calle, y un calefón solar para abastecer la caldera que a su vez le da calefacción a todos los ambientes del edificio.

Con los dibujos tratamos de jugar un poco, esto tiene que ser un espacio muy vital, y como vienen muchos chicos a ellos también apuntamos con estas reformas”, dijo Montivero.

"No hay palabras, después de 22 años se pudo lograr esto"

Carmen Fernández es una de las históricas trabajadoras del Hogar, lleva 22 años en el lugar y recordó que “esto se inauguró en el año 94, era más chico, con las reformas se construyó la planta alta y después de tantos años volvemos a tener esto que es un sueño para nosotros”, expresó y sumó: “Nos permitirá trabajar mejor y habrá otra dinámica con los chicos. Ahora hay mucho color, que nos faltaba, también tenemos un Salón de Usos Múltiples donde habrá talleres de cultura y otros”.

"Eternamente agradecida por todo lo que hicieron y hacen por la mujer"

Graciela fue residente del Alicia Moreau y contó sus sensaciones: “Apenas llegué me puse a llorar, vi las chicas que me atendían acá, que me recibieron con tanto amor y contención cuando llegué en un estado deplorable, anímica y físicamente. Estaba sola, y todo fue más difícil, no tenía a nadie”.

Relató que por la golpiza que recibió “estuve internada una semana en el Hospital Provincial y allí hay un grupo que atiende y contiene a la mujer, dan apoyo psicológico y ahí me derivaron acá y de acá me fui entera. Salí a la vida y pude enfrentar todo lo que venía después, de otra manera no lo hubiera podido lograr, fue fundamental”.

Graciela agradeció a las empleadas: “Ellas me sacaron adelante, me alentaban todos los días, yo no quería levantarme de la cama, no quería vivir, estaba muy mal. Y bueno, ellas me ayudaron todos los días con una palabra, un aliento, un apoyo, un incentivo, el dale, dale, vamos que vos podés, y así fue que salí adelante, estuve siete meses y medio acá y para mí fue muy importante, una parte muy importante de mi vida, para mi recuperación. Yo siempre les escribo, me comunico y las tengo en el corazón, no las voy a olvidar nunca”.

Por eso le decía a Mónica (Fein) que estoy eternamente agradecida por todo lo que hicieron y hacen por la mujer. A mí me habían salvado la vida, me salvaron la vida. Yo no tenía dónde ir, a pesar de que tengo mi hijo, estaba en una situación en que estaba acorralada”, recordó Graciela.

Hoy me encuentro con un lugar amplio, con colores, un lugar agradable y cuando venís destruída esto tiene que ser un lugar ameno, que te sirva y te ayude, un lugar donde te sentís bien te ayuda en lo anímico, en todo. Hermoso todo lo que han hecho”, finalizó.

Las reformas

Las reformas generales del centro Alicia Moreau implicaron la reformulación de los espacios existentes, generando amplitud y luminosidad, mediante la apertura de un patio interno y el rediseño de aberturas visuales amplias.

El cambio más significativo en la estructura es la habilitación de una planta alta, en la cual se encuentra un salón de usos múltiples, depósito y una galería que vincula los espacios con una terraza accesible de césped sintético y una novedosa terraza verde que permite la reducción de transmitancia térmica y el retardo del agua de lluvia, lo que implica un aporte a la sustentabilidad.

Por otra parte, se acondicionaron los dormitorios, incorporando nuevos mobiliarios de habitación. Además, se sumaron refacciones en las instalaciones de la cocina con nuevos muebles y la colocación de termotanques solares, que proveen calefacción y agua caliente mediante un sistema de caldera y radiadores de alta eficiencia energética.

En ambos casos, se buscó generar espacios cálidos y cómodos, donde las mujeres, puedan apropiarse del lugar, y aprovechar las instancias de encuentro.

Su historia

El Centro de Protección Integral Alicia Moreau (hasta 2016 llamado Alicia Moreau de Justo, hasta que ese año se retiró de la denominación el apellido de su marido) se inauguró en 1994 como hogar para mujeres en estado de vulnerabilidad social y a partir de noviembre de 1996 pasó a ser un dispositivo específico para situaciones de violencia intrafamiliar.

Dónde pedir ayuda

Si se es víctima o se conoce a alguien que sufra violencia de género se debe llamar al Teléfono Verde: 0800 4440420, línea gratuita, durante las 24 horas para recibir asesoramiento, contención y acompañamiento. La denuncia es anónima.