Prevención

15/02/2017

El municipio lanzó una campaña para reducir las infracciones de tránsito

Denominada #MultaCero, busca generar conductas responsables y reducir sanciones. La primera etapa apunta a concientizar sobre el peligro de conducir bajo el efecto del alcohol y otras sustancias.

La Municipalidad lanzó una campaña, denominada #MultaCero, destinada a reducir la cantidad de infracciones registradas en el tránsito diario. A partir del diálogo personalizadado, se persigue concientizar a quiénes están al frente del volante y persuadirlos sobre los beneficios de la conducción segura. La acción la llevan adelante los Promotores de Convivencia con la colaboración de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) y agentes de Fiscalización de Transporte que realizan controles de alcoholemia voluntarios.

La iniciativa consiste en promover, a través del diálogo directo con los ciudadanos, la necesidad de tomar conciencia y comprender que el tránsito es una construcción colectiva que requiere de la responsabilidad de todos sus actores, tanto de los peatones como de los conductores, en el cumplimiento de la norma que lo regula. Con #MultaCero, el municipio refuerza su intención de concretar un verdadero descenso en la comisión de infracciones, puesto que sus esfuerzos apuntan a prevenir accidentes y garantizar la seguridad vial y no a la sanción, contemplada por el Estado local como última alternativa en estos casos.

Estas acciones son ejecutadas por Promotores de Convivencia, mujeres y varones capacitados para compartir información y brindar un mensaje de concientización sobre temas determinados de la convivencia rosarina. En este caso, se trabaja en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas al volante, ambas conductas atentan contra una verdadera conducción segura, responsable y respetuosa del otro y de los demás.

Desde los primeros días del mes de febrero, los agentes municipales trabajan con sus pares de la APSV en horario nocturno en los corredores gastronómicos y la zona de mayor concentración de boliches bailables y, en turno diurno, en los principales espacios verdes y puntos de concentración de ciudadanos en tempotada estival. Se realizan test voluntarios en las mesas de los bares y los grupos que se reúnen en los espacios de esparcimiento y se llevan adelante algunos juegos para hacer más ameno el aprendizaje.

Estas intervenciones fueron complementadas luego por tareas preventivas y de control vehicular a partir de procedimientos en el tránsito, en los cuales se fiscalizan las condiciones de conducción, a través del requerimiento de documentación obligatoria, elementos de seguridad y la práctica de test de alcoholemia y narcolemia.

El secretario de Control y Covnivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, destacó que “trabajamos para que la norma se cumpla pero es esencial, en la construcción de un tránsito más seguro, contar con la responsabilidad de cada ciudadano que circule por la calle. Es vital que tomemos conciencia del poder que tenemos cada uno para modificar la forma en que nos trasladamos por la ciudad", y advirtió: “La multa no es más que el precio que decide pagar el que de manera voluntaria incumple la ley y, como tal, es evitable”.

 

Prevención - Tránsito - Control