Discapacidad

17/02/2017

Verano inclusivo: 400 chicos participaron esta temporada del programa Yo También

El dispositivo orientado a niños y jóvenes con discapacidad va por su quinto año. Las historias de Noel, que asiste al Polideportivo 9 de Julio desde el año pasado, y de Yamila.

Mientras disfruta del agua en la pileta del Polideportivo 9 de Julio, Noel sonríe. Tres veces por semana llega hasta allí para dejar atrás (al menos por un rato) los problemas que lo aquejan en su casa. Se escapa. Se olvida. Se tranquiliza. Como él, otros 400 chicos de toda la ciudad participaron este verano del programa Yo también, destinado a niños y jóvenes con discapacidad, que por estos días va llegando a su fin de temporada. Desde hace 5 años la Municipalidad de Rosario desarrolla este programa que tiene por objetivo contribuir al desarrollo autónomo y la integración social y cultural de los participantes y sus familias.

Noel comenzó a asistir al polideportivo de barrio Matheu durante el año pasado. Al principio quedó integrado en los circuitos de juegos, pero de a poco fue sumándose a otras iniciativas. Diciembre le trajo una grata sorpresa: comenzó a participar de las clases de natación como ayudante de los profes, que habían detectado en Noel la necesidad de un mayor y más profundo contacto social.

"La pasé muy bien, con mis compañeros, con los profesores", cuenta él, mientras hace un alto en la jornada de cierre de temporada que se desarrolló este viernes. Con sus 22 años ya puede sumar en su historial esta exitosa experiencia, que seguramente se repetirá cuando las clases retomen en el otoño (el del 9 de Julio es el único natatorio estatal climatizado inclusivo del país).

Junto a él se encuentra Yamila, que con 21 años estudia para ser maestra jardinera. Ella padece una parálisis motriz que, aunque le impone algunas limitaciones, no la detiene en sus ganas de aprender. "Lo disfruto mucho, no me pesa. Es muy lindo esto, donde estamos todos integrados y no se hacen diferencias", opina.

Las clases de natación se repitieron todo el verano, tres veces por semana (lunes, miércoles y viernes, de 9 a 12). En el complejo de zona sur participaron 60 personas, todos de entre 5 y 24 años de edad. Cada uno de ellos es asistido en forma particular, según la situación personal.

"Siempre se realiza una entrevista previa. Los equipos analizan la discapacidad y realizan una propuesta acorde, que se relacione no sólo con ello sino también con su lugar de residencia", explica Marcelo, uno de los profes a cargo de las clases.

"La pileta es una excusa -continúa-, porque lo importante pasa por otro lado. Lo esencial es fortalecer los lazos sociales y favorecer la integración social y cultural de los niños, adolescentes y adultos que participan del programa".

Yo También es un espacio de articulación entre las instituciones que trabajan con la problemática de la discapacidad y las propuestas recreativas y deportivas que brinda la Municipalidad de Rosario. Aquellos que deseen solicitar una entrevista, pueden concurrir a las oficinas que la Subsecretaría de Recreación y Deportes tiene en el Estadio Municipal (Ovidio Lagos 2501), de lunes a viernes de 8 a 14.

 

Discapacidad - Desarrollo social - Verano - Sur