Obras

17/02/2017

Municipio y Provincia avanzarán en la urbanización de barrio Cullen

Tras sancionarse la ley de expropiación de los terrenos, se hará un trabajo conjunto que permitirá mejorar la calidad de vida de las 365 familias que habitan el lugar.

Autoridades municipales y provinciales participaron este viernes 17 de febrero de un encuentro con vecinos de barrio Cullen, tras la sanción en la Legislatura provincial, en la jornada de ayer, de la ley de expropiación del predio de 12 hectáreas comprendido entre las calles Sorrento, Cullen, Campbell y la barranca del Arroyo Ludueña, que permitirá que municipio y Provincia avancen en conjunto en un proyecto de urbanización en esa extensa porción de tierra de la zona noroeste de Rosario.

Son en total 365 familias las que habitan las tierras sometidas durante los últimos años a una disputa judicial. Ahora, los vecinos podrán adquirir los lotes y la zona se verá beneficiada con un conjunto de obras que mejorará notablemente la calidad de vida de quienes habitan el lugar.

En ese sentido, es importante destacar que desde la Municipalidad se realizaron diversas tareas en los últimos meses, que comprendieron la mejora de calles y trabajos de mejoramiento hidráulico, principalmente. Además, desde el Servicio Público de la Vivienda y Hábitat se realizó un relevamiento que permitió precisar la cantidad de familias asentadas allí, entre otras intervenciones que se llevaron a cabo. 

El encuentro fue encabezado por el gobernador Miguel Lifschitz, quien destacó que "este asentamiento lo vi nacer, lo vi crecer a lo largo de los años y siempre nos faltaba algo para encontrar una salida, una solución" y sostuvo que los vecinos "dieron un ejemplo de solidaridad al organizarse, trabajaron para buscar siempre una solución y nosotros tratamos de acompañar".

El mandatario provincial remarcó que ahora se trabajará en un "proyecto de urbanización que los contenga a todos, que permita organizar los lotes y podamos mejorar toda la infraestructura de servicios y ayudarlos a que también puedan mejorar sus viviendas, trabajando entre todos. Esa es la tarea que tenemos por delante".

Cabe remarcar que los trabajos en el barrio, mediante el Plan Abre Familia, comenzarán en 15 días, cuando se realice un nuevo censo definitivo y, posteriormente, se termine de definir el plan de urbanización final, que deberá contemplar, entre otras cosas, la demarcación de todos los terrenos, la apertura de calles, obras de luz y agua y trabajos hidraúlicos.

Junto al gobernador estuvieron presentes el secretario de Estado del Hábitat de la provincia, Diego Leone; las secretarias de Obras Públicas, Susana Nader, y de Desarrollo Social, Laura Capilla; el presidente del Servicio Público de la Vivienda y Hábitat, Raúl Álvarez; el director del Centro Municipal Disitrito Noroeste, Fernando Leva; y el senador Miguel Cappiello, entre otras autoridades.  

Un plan integral para transformar el barrio

Una vez que se conoció la decisión de los diputados de transformar en ley el proyecto de expropiación que impulsó el propio gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta Mónica Fein, quien no pudo estar presente en el encuentro realizado este viernes por cuestiones particulares, expresó su satisfacción a través de su cuenta en la red social Twitter y agradeció a los legisladores que acompañaron la medida.

La mandataria sostuvo que ahora se podrá avanzar definitivamente un plan integral de transformación de "un barrio que luchó contra la especulación y el desalojo".

Por su parte, Analía Carrió, una de las representantes legales a lo largo de todos estos años de lucha de los vecinos del barrio, aseguró que "nunca tuve dudas, ni de nuestra intendenta ni del gobernador, porque durante todos estos años hemos hablado en forma personal el tema, no sólo institucionalmente".

"Sabía que esto iba a llegar, tarde o temprano iba a llegar", dijo la abogada en relación a la expropiación y señaló que "llegó por el esfuerzo de los vecinos". Asimismo, señaló que "es cierto que viene una etapa difícil, que es la de organización, pero no vamos a decir más que somos ciudadanos de segunda, vamos a demostrar que no sólo tenemos las escrituras y queremos organizarnos, para ser considerados como lo que somos: ciudadanos de primera".

 

Obras - Plan Abre