17 de diciembre

Medio ambiente

Servicios

Rosario continúa profundizando la apuesta por las energías renovables

El municipio avanza en la colocación de paneles fotovoltaicos para dotar de energía solar a los seis centros municipales de Distrito.

Rosario es el primer municipio del país en generar e inyectar a la red energía renovable desde sus dependencias públicas: por estas semanas se están terminando de colocar paneles solares en cada uno de los seis centros municipales de Distrito, que se suman a los dispositivos instalados en 2015 en el Palacio de los Leones. El objetivo es transformar la luz natural en corriente eléctrica, alimentando así la red de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

El Ejecutivo refuerza con estas acciones su fuerte compromiso con el ambiente, el cual se ha profundizado a lo largo de estos últimos años. De hecho, la sustentabilidad fue uno de los ejes que la intendenta Mónica Fein trazó al inicio de su actual mandato. "Es un gusto, como municipio, ser pioneros en generar energía y volcarla a la red. Eso habla del compromiso que tenemos junto al gobierno provincial y de un camino a recorrer juntos”, destacó al respecto la mandataria.

Los paneles fotovoltaicos están siendo instalados en los seis centros distritales y se espera que para marzo los trabajos hayan concluido. La obra en su conjunto implica una inversión de casi 1,7 millón de pesos, con aportes por igual del municipio y la provincia. La energía generada por los paneles fotovoltaicos será inyectada a la red de baja tensión de la EPE y abastecerá parcialmente a los CMD.

Trabajo conjunto

La Municipalidad de Rosario y el gobierno provincial firmaron un convenio mediante el cual cada uno aportó un millón de pesos, con los que también se adquirieron nueve calefones solares, que fueron instalados en polideportivos municipales, centros de Convivencia Barrial y en oficinas de Promoción Social.

Ciudad pionera

El año 2015 marcó un hito en esta política, cuando se colocaron los primeros paneles solares en la Planta de Compostaje y Tratamiento de Residuos, en el marco de un proyecto consensuado con la Universidad Nacional de San Martín, la Comisión Nacional de Energía Atómica, y la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Mincyt.

En el lugar se instalaron 8 dispositivos fotovoltaicos sobre una estructura liviana de aluminio formando una superficie de exposición solar de 12,80 metros cuadrados. A su vez, dentro de las oficinas administrativas de la planta, se colocó un inversor, que cuenta con la capacidad de transformar la corriente continua generada por los paneles a corriente alterna acoplándose de esta manera a la red eléctrica. La potencia máxima de generación es de 1,84 kilowatt que se transfiere a la red de distribución administrada por la EPE, siendo la energía anual generada de 3.500 kilowatts por año.

Sumar conciencia

Esta apuesta del municipio por las energías renovables persigue varios objetivos, según explicó en su momento la subsecretaria de Medio Ambiente, Cecilia Mijich. Por un lado, “impulsar la introducción de tecnologías de energías limpias de manera distribuida en áreas urbanas y periurbanas, junto a la generación de recursos humanos para la aplicación de dicha tecnología”.

Asimismo, Mijich indicó que “se busca concientizar, sensibilizar y educar sobre otra forma de uso de la energía, lograr una disminución de la contaminación ambiental y contribuir a una matriz energética soberana y distribuida”.

Santa Fe a la vanguardia

Santa Fe fue la primera provincia del país que permitió la interconexión de generación de energía de fuentes renovables a la red de distribución. A través de la resolución 442, la Empresa Provincial de la Energía estableció los parámetros para que los clientes de baja tensión puedan abastecerse en paralelo a la red.