18 de diciembre

Obras

Distritos

El barrio Irigoyen se transforma

La obra impide inundaciones para un sector que resultaba afectado ante intensas lluvias. El año pasado se realizaron las cloacas.

Los vecinos del barrio Irigoyen siguen siendo testigos de la transformación del lugar. A fines del 2016 se inauguraron las cloacas y en marzo de 2017 culmina la obra de zanjeo integral, que incluye entubamientos de cemento, puentes y alcantarillas sobre las calles Frías, Pineda, 501, 503, Montero y Alzugaray.

Las tareas específicas incluyen la adecuación integral de todas las zanjas del barrio, la mejora del drenaje de las mismas con la colocación de 13 tubos de cemento con terminaciones de hormigón en los cabezales, para el paso de los vecinos. Sumado a ello, se colocaron 76 alcantarillas para evitar obstrucciones y permitir el drenaje de agua correcto. La inversión final alcanza los $350.000.

Peralta es vecino de calle 501 al 900, vive allí con su familia desde hace quince años. Sobre las mejoras dijo que “son muy importantes ya que era un problema de hace tiempo, las últimas lluvias anduvimos muy bien y eso da tranquilidad”. El director distrital, Marcelo Gamboni, recorrió el barrio días atrás para dar cuenta del avance de obra y expresó estar “satisfecho por la valoración de los vecinos, ya que estas obras hacen que no vuelvan a inundarse”.

En calle Frías al 900 se pudo ver a Lito y a Analía, dos vecinos históricos que contemplaron los trabajos en la puerta de sus domicilios. Para él la obra es “algo esperado y único, con las cloacas y estos puentes estamos bárbaro”. En tanto Analía dijo que “está bastante bien, falta poco para que terminen y lo más importante es no padecer más cuando llueve”.

La vecinal del barrio es un punto neurálgico de encuentro para los vecinos, ubicada en calle Alzugaray 936, contiene en sus instalaciones actividades sociales, culturales y deportivas. Recibe frecuentes jornadas de vacunación de los equipos municipales de Salud, y fue lugar de encuentro para acompañar el proceso de obra de cloacas para el barrio, que terminó beneficiando a 2000 vecinos del sector de San Martín, Circunvalación y calle Pineda con una inversión superior a los $10 millones.

Olga Pedemonti, presidenta de la vecinal del barrio contó con emoción: “El barrio está quedando hermoso, de toda la vida estamos acá y soñábamos con ver así nuestras calles. La perseverancia nuestra y el contacto permanente con el Distrito Sur hace que tengamos este presente”, concluyó.