18 de noviembre

Control

Casi 100 vehículos al corralón tras operativos nocturnos del fin de semana

Fue el saldo de los controles realizados por la Municipalidad entre jueves y domingo. Por narcolemia hubo 4 casos positivos, y 60 por alcoholemia

En el marco de los operativos coordinados por la Municipalidad de Rosario durante el fin de semana, se remitieron al corralón 95 vehículos. La cifra fue el resultado de los más de 750 controles en donde intervinieron además el Ministerio de Seguridad provincial y la Unidad Regional 2.

Según información oficial, se detectaron niveles no permitidos de alcohol en sangre en 60 conductores, lo que representa un 7,89 por ciento del total de inspecciones. Los operativos fueron realizados en los lugares más concurridos por los ciudadanos a la hora de la recreación y entretenimiento en horarios nocturnos.

“Reforzamos nuestra presencia en las calles, en los momentos de mayor concentración de personas y vehículos, a fin de garantizar que el desplazamiento se efectúe de manera ordenada y ajustado a las normativas vigentes”, sostuvo el secretario de Control y Convivencia Ciudadana Gustavo Zignago.

Del total de remisiones (95), 60 se vincularon con alcoholemia positiva y los 35 restantes vehículos como consecuencia de no contar con la documentación o elementos de seguridad exigibles.


A lo largo del jueves a la noche y la madrugada del viernes, se concretaron 219 controles, con 9 casos de alcoholemia positiva.

Por su parte, el viernes se ejecutaron 33 remisiones de vehículos al depósito municipal, producto de 303 controles. En 27 de ellos, sus conductores superaron el nivel de alcohol en sangre permitido para manejar.

Finalmente en la noche del sábado se realizaron 238 test, que detectaron 24 casos positivos de alcohol que se encuentran dentro de las 37 remisiones finales de esta madrugada.

En el fin de semana también se realizaron controles de narcolemia que determinaron la remisión de 4 positivos por el consumo de cannabis o cocaína.

Zignago concluyó: “Seguimos creciendo en los controles para generar entornos seguros. El consumo de alcohol o de narcóticos no va de la mano con la conducción segura que perseguimos”.