Obras

04/04/2017

Convenio entre la Municipalidad y Assa para reducir los tiempos de permanencia de corralitos

A partir del acuerdo, el municipio se encargará de la repavimentación de los sectores intervenidos por Aguas Santafesinas, quien costeará los trabajos. Se apunta a mejorar la transitabilidad.

La Municipalidad de Rosario se hará cargo de la repavimentación de aquellos sectores de calles donde la empresa Aguas Santafesinas S.A. haya intervenido con arreglos, luego de un convenio firmado este martes 4 de abril por la intendenta Mónica Fein y el presidente de Assa, Sebastián Bonet, en la sede de la empresa de calle Salta 1471. A partir de este acuerdo, se acortarán los tiempos de permanencia de los vallados, conocidos popularmente como “corralitos”, en las calles y avenidas de la ciudad.

El convenio establece que el municipio se hará cargo de la provisión y colocación de la carpeta asfáltica en los puntos donde intervino Assa, y la empresa se hará cargo de los costos de estos trabajos. Así, la Municipalidad intervendrá de manera directa en agilizar los tiempos de permanencia de los corralitos, mejorando la transitabilidad en las calles.

En diferentes puntos de la ciudad, hay de manera permanente alrededor de 120 corralitos, producto de las permanentes intervenciones que la empresa Assa debe realizar por obras de infraestructura o reparación de los servicios que tiene a su cargo. A partir de este convenio, desde la empresa confían en reducir un 30% los tiempos de permanencia de los vallados, lo cual será una mejora significativa para la circulación de la ciudad.

“La transitabilidad en la ciudad de Rosario se ha vuelto cada vez más compleja, y la existentencia de una intervención en distintos punto de la ciudad genera dificultades para la movilidad de la ciudad”, señaló Fein, al tiempo que advirtió que “venimos trabajando en cómo reducir los tiempos y este convenio nos va a permitir comprometernos a hacer más corto el proceso de reparación final de los corralitos”. La intendenta agradeció también a Assa y remarcó que “nos sentimos profundamente identificados con este trabajo conjunto que estamos haciendo”, en el que mencionó principalmente las obras de cloacas en diferentes barrios de la ciudad.

Por su parte, Bonnet remarcó que “reducir los tiempos de intervención de nuestra empresa en la vía pública es un tema de alta preocupación”, y en ese sentido celebró el acuerdo con la Municipalidad “que tiene una capacidad operativa mucho más grande al estar permanentemente trabajando en el mantenimiento de las calles de la ciudad”.

Trabajos constantes

Para mantener en funcionamiento sus redes de agua potable y cloacas, que suman más de 4.000 kilómetros de cañerías bajo calles y veredas de la ciudad, Aguas Santafesinas debe efectuar cerca de 2.500 intervenciones en calzadas a lo largo del año. Así, cada mes se efectúan unas 80 aperturas de calzadas; cien renovaciones de cañerías de agua potable y cloacas y 23 conexiones nuevas de agua o cloacas, entre otras tareas de mantenimiento y prestación del servicio. Esto implica la renovación de cerca de 8.000 metros cuadrados de asfalto cada año, con un promedio mensual de 657 metros cuadrados.

 

Obras