18 de diciembre

Plan Abre

Avanzan las obras del Plan Abre en barrio Polledo

Provincia y municipio ejecutan apertura de calles y alumbrado, además de un sistema de autoconstrucción de viviendas para que los vecinos participen del proceso de transformación del barrio.

La Municipalidad de Rosario y el Gobierno de la provincia de Santa Fe decidieron profundizar las intervenciones en los barrios, a través del plan ABRE comenzaron a intensificar las acciones sociales, además de encarar obras que incluyen desde vivienda a mejoras generales de infraestructura.

Con el plan ABRE, se llevan adelante la urbanización de barrio Polledo, en la zona norte de la ciudad, que ya está produciendo una profunda transformación en la calidad de vida de los vecinos, su vinculación y arraigo con el barrio, y la seguridad. Se trata de un barrio que comenzó siendo un asentamiento irregular en el extremo norte de la ciudad, vecino a barrio Rucci, la denominada Zona Cero y el sector ahora conocido como Villa Olímpica, y donde viven alrededor de 300 familias. Desde 2014, municipio y Provincia intervienen en el asentamiento con apertura de calles, obras de alumbrado y soluciones habitacionales a través de la autoconstrucción de viviendas.

Desde el comienzo de la acción, se abrieron y pavimentaron 10 cuadras, lo que permitió la apertura de todo el barrio y la conectividad con barrio Rucci, Zona Cero, Ex Villa Olímpica y el loteo de Mi Tierra Mi Casa, que se encuentra al límite con Ibarlucea. A partir de estas obras, Polledo se incorporó al ejido urbano y, a través de la ejecución de calles, se despejó toda la zona, generando corredores iluminados que contribuyen a mejorar la seguridad, la convivencia entre vecinos y reducir los niveles de violencia. En ese sentido, los vecinos aseguraron que desde que comenzó la urbanización, mejoró la convivencia entre quienes viven en el asentamiento y en los barrios formales de la zona. Asimismo, se mejoró la accesibilidad al barrio y el paso de ambulancias, camiones de bomberos y servicios públicos.

Además, se realizaron trabajos de saneamiento de basurales, desmalezamiento, desratización y una importante intervención del Imusa con campañas de esterilización de perros y gatos, mejorando ostensiblemente la calidad de vida de los vecinos del lugar. También se encaró una importante obra hidráulica para evitar anegamientos, saneando el barrio y resguardando a los vecinos de posibles futuras inundaciones.

El secretario de Gobierno del municipio, Gustavo Leone aclara se trata de un proceso integral que comprende el trabajo con los vecinos y un acompañamiento continuo del Estado: “Comenzamos a trabajar hace más de dos años y nunca nos detuvimos, si bien el trabajo es complejo porque siempre quedan cosas pendientes y por mejorar, creemos que en el caso de Polledo la experiencia de autoconstrucción es un ejemplo a replicar en otros lugares de la ciudad”, comentó el funcionario.

En este sentido, con un presupuesto de $ 149.102.397,08, el gobierno provincial  otorgó a los vecinos 60 canastas de materiales para que puedan construir sus propias viviendas, mientras el Estado le provee los servicios e infraestructura básica como energía eléctrica, alumbrado, red de agua potable y desagües pluviales. Esta apuesta por la autoconstrucción de la casa propia, en la que el Estado brinda además de los materiales asistencia técnica, implica un fuerte proceso de compromiso y arraigo de los habitantes con su barrio. En un futuro próximo, se avanzará en la titularización de los lotes.

Para el Secretario del Hábitat de la provincia, el ingeniero Diego Leone, "intervenir integralmente asentamientos irregulares permite garantizar a las familias el acceso a un hábitat digno, brindar igualdad de oportunidades y generar inclusión social y urbana". "La  fuerte inversión a través del Plan Abre es la muestra clara de la presencia del estado provincial y municipal en los barrios de la ciudad", precisó, e hizo hincapié en el diálogo con los vecinos "en tanto eje fundamental para la recomposición del tejido social y herramienta clave para el fortalecimiento de los lazos de convivencia ciudadana".

Una acción para más de 3500 familias

La intervención en Polledo se ejecuta en el marco de las obras que pertenecen al Plan Habitacional Rosario Norte y suman en total 23 hectáreas: unas 260 viviendas se levantan en la zona situada en Cullen y Ugarte y Tres Sargentos y 370 en la ex Villa Olímpica, ubicada en Salvat y Circunvalación.

Las mejoras en este barrio benefician a un total de 630 familias pero la historia de esta intervención está conectada a otras inversiones en barrios vecinos como por ejemplo zona Cero donde con una apuesta del gobierno provincial se lograron levantar 1443 unidades habitacionales además de la construcción de los emisarios pluviales, los nexos de agua y cloacas, y la estación transformadora de energía que dotó al barrio de todos los servicios.

La zona abordada por el estado provincial y municipal incluye también el Parque Habitacional Ibarlucea donde se planificaron 1033 lotes en los cuales se construyeron las viviendas en el marco del programa “Mi Tierra, Mi Casa”.

El Estado puerta a puerta

En Polledo se trabaja a través del programa Abre Familia, un relevamiento casa por casa con el objetivo de “garantizar también a los vecinos el acceso a derechos fundamentales como la identidad, la protección social, educación, salud, cultura, deporte y convivencia, a través del contacto directo y la presencia permanente de los equipos en el territorio”, explicó la responable del Plan Abre Rosario, Cecilia Mijich. “Tener un contacto cercano con cada una de las familias nos permite poder llegar con todas las herramientas del Estado, tanto provincial como municipal, y dar respuestas a la medida de cada necesidad”, agregó.

“De ese relevamiento, sobre un total de 288 familias, se trabajó con operativos de documentación; la detección de niños y niñas que no estaban concurriendo al jardín o la escuela para incorporarlos este año al ciclo lectivo a partir de este año; la orientación, especialmente a mujeres embarazadas y discapacitados, para referenciarse con los centros de salud de la zona (Alicia Moreau y 1° de Mayo) y también en el acceso a diversas prestaciones de la seguridad social como la Tarjeta Unica de Ciudadanía; se integró a más de 130 chicos y adolescentes en propuestas del polideportivo Cristalería; además de trabajar junto a emprendedores del barrio para participar de encuentros y fortalecer sus iniciativas. Asimismo se trabajó junto a jóvenes que dejaron por distintos motivos la escuela a retomar sus estudios a través del Vuelvo a Estudiar, y también con el programa Nueva Oportunidad se desarrolló en la segunda parte del año pasado un curso de gastronomía”, detalló la funcionaria.