24 de octubre

Tránsito

Control

Noche bajo control: 47 vehículos al corralón por alcoholemia y narcolemia

Los controles se realizaron entre la noche del jueves y la madrugada del domingo en diferentes puntos de la ciudad. El nivel de alcohol más alto registrado fue de 1.95 gramos.

Un total de 72 vehículos fueron remitidos al corralón municipal durante este fin de semana, 47 de ellos porque sus conductores dieron positivo en los test de alcoholemia y narcolemia, durante controles nocturnos encabezados por la Municipalidad de Rosario. Entre el jueves 6 a la noche y este domingo 8 a la madrugada, se llevaron adelante casi 500 intervenciones en el tránsito urbano con el objetivo de promover seguridad para quienes se trasladan y hacen uso de los espacios públicos.

De los 72 autos y motos trasladados al corralón, 44 fueron por alcoholemia y 3 más por narcolemia. El jueves a la noche hubo 21 remisiones, 9 de ellas por causa de consumo de alcohol. El porcentaje máximo medido fue de 1.68. El viernes a la noche, en tanto, se trasladaron 40 autos y motos siendo 29 los casos de alcoholemia y 3 de narcolemia –uno por consumo de cocaína y dos de cannabis-. El nivel de alcohol más alto fue de 1.95 gramos.
En la madrugada del domingo, por último, se remitieron 11 unidades, de las cuales 6 fueron por causa de alcoholemia positiva, con un nivel máximo de alcohol en sangre registrado de 1.93 gramos.

Los procedimientos vehiculares fueron llevados adelante por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. El titular del área municipal, Gustavo Zignago, confirmó que los controles, que se concretan diariamente de manera diurna y nocturna, apuntan a garantizar el cumplimiento de la norma vinculada a las condiciones de conducción, de la documentación y también, de los elementos de seguridad requeridos para circular.

“Mantenemos una presencia fuerte como Estado en las calles para ser garantes del cumplimiento de la norma y con esto, la promoción de condiciones seguras para todos”, sostuvo Zignago, quien a la vez remarcó la necesidad de cumplir con las normas que regulan la circulación vehicular, ya sea acatando la prohibición de beber alcohol y consumir drogas al volante, como también las de contar con la documentación al día y los dispositivos que permiten un viaje seguro. “Como Estado estamos en la calle para prevenir y controlar, esperando que entre todos podamos mejorar nuestro tránsito”, señaló.