23 de octubre

Medio ambiente

En el primer trimestre del año se recuperaron 16 espacios públicos que se usaban como minibasurales

Se eliminaron más de 180 toneladas de residuos en distintos puntos de la ciudad con el objetivo de cuidar el ambiente, recuperar y permitir el uso y disfrute de dichos sitios por los vecinos.

"No te imaginás lo que era esto, ahora es otra cosa", dice Mabel desde el barrio Lomas de Alberdi. "Este lugar era un eslabón perdido", aporta Lalo, que vive hace 50 años en el barrio Mercedes de San Martín. "Ahora los chicos tienen juegos para disfrutar", agrega César desde una esquina de barrio Industrial. Los testimonios de vecinos reflejan el positivo impacto que viene teniendo el plan de recuperación de espacios públicos que lleva adelante la Municipalidad de Rosario en distintos sectores que antes se consideraban minibasurales.

Durante el primer trimestre del año se trabajó en 16 puntos específicos y se eliminaron un total de 180 toneladas de residuos, recuperando así más de 1.500 metros cuadrados de espacios públicos. Los operativos -del cual forman parte diversas cuadrillas municipales- contemplan en primer término el retiro de escombros y restos de poda, entre otros elementos. Según afirman desde el Ejecutivo, todos estos residuos impiden la libre circulación, generando problemas de higiene ambiental, convivencia y seguridad.

En este sentido, se busca mejorar la calidad de estos espacios degradados, revitalizando cada barrio y regenerándolo. “Con estos trabajos estamos sumando valor a los espacios públicos. Además, se mejora su calidad ambiental para que la ciudad sea un lugar más habitable”, sostuvo la secretaria de Ambiente y Espacio Público Marina Borgatello.

Los lugares intervenidos durante este año

Según las características de cada lugar en particular, se construyen senderos, se instalan luminarias, mobiliario urbano y juegos de plaza para que los vecinos puedan convivir en entornos limpios y seguros.

En cada una de las cuadrillas que trabaja para despejar estos sitios se desempeñan aproximadamente diez personas. Cuando el trabajo en el lugar está libre de residuos, los grupos son enviados a la Planta de Transferencia donde se clasifican y se decide qué tratamiento tendrá cada material según su tipo.

En su mayoría, se trata de cacharros, verdes y voluminosos, aunque también se encuentran algunos residuos orgánicos que son derivados a la Planta de Compostaje de Bella Vista, en cuyas instalaciones se procede a su tratamiento y recuperación.

Impacto positivo

Desde barrio Mercedes de San Martín, Lalo celebra la limpieza del minibasural de Regimiento 11 y Bolonia. El lugar ahora luce renovado, con cartelería y pequeñas intervenciones que impiden la acumulación de basura.

"Era un eslabón perdido este lugar. Se hizo un relevamiento y luego vinieron y realizaron distintas tareas. Parques y Paseos sigue pasando cada 10 días y hace un mantenimiento", cuenta, al tiempo que planifica un futuro mejor para la ochava, como por ejemplo la posibilidad de colocar juegos. "Necesitamos la autorización del dueño", advierte.

En otro sector de la ciudad, Mabel se muestra entusiasmada por el cambio que atravesó la calle Mina Clavero al 2900, que hacía tiempo se encontraba tapado de residuos. "A partir de una comunicación que tuvimos con el responsable de Higiene Urbana coordinamos un operativo que se efectivizó en febrero", aseveró.

"Nada que ver con lo que había antes", sostiene la vecina de barrio Lomas de Alberdi, quien no deja de recalcar que la arteria es muy transitada por oficiar de paso para muchas personas que van a misa o a la escuela.

Los testimonios se replican en diversos puntos de la ciudad, que gracias a estas intervenciones van renovando y cambiando la cara, generando un impacto positivo para la ciudadanía toda.

Sostenida política ambiental

La erradicación de basurales y minibasurales es uno de los ejes de acción de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público: Durante 2016 se lograron recuperar 7.500 metros cuadrados de espacio público. En total, fueron 39 los puntos que se lograron limpiar para poner a disposición de los vecinos, de los que se retiraron 1.762 metros cúbicos de basura.

En ese sentido, el municipio, junto a entidades barriles, encaró durante el año pasado la recuperación de un terreno de España y Piedras, donde ahora practica la comparsa Rosario Do Samba.