Obras

08/05/2017

El Imusa se renueva sumando servicios e infraestructura

Además de las obras en su sede de Av. Francia, el Instituto Municipal de Salud Animal sumará su nuevo anexo, cuyas obras se iniciaron en el Bosque de los Constituyentes.

El Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) avanza con un notable crecimiento en materia de infraestructura y servicios, sumando espacios a través de una gestión de puertas abiertas. A las obras de ampliación y remodelación de su sede de calle Francia 1940 se suma el inicio de los trabajos para el nuevo anexo que se levantará en el Bosque de los Constituyentes, en un predio delimitado por las Vías del Ferrocarril Belgrano, Juan Pablo II (Colectora de Avda. de  Circunvalación 25 de Mayo) y la calle lindera a las fábricas emplazadas en el lugar. Con estas obras, se apunta a profundizar las políticas que la Municipalidad de Rosario viene llevando adelante en materia de salud de perros y gatos.

Atendiendo a una ordenanza aprobada por el Concejo, el municipio comenzó en estos días las obras del nuevo anexo del Imusa, en la zona norte de la ciudad. Allí funcionará la Guardería Municipal Transitoria de Animales, un lugar con servicios especializados para el cuidado y atención de animales de compañía. La pretensión en el proyecto es que el albergue sea temporal, por lo que se facilitarán los mecanismos para la adopción voluntaria responsable. Asimismo, se ofrecerá un servicio de atención médica pública para animales con dueño.

Un nuevo espacio

El proyecto consiste en la construcción de un edificio principal que alojará la recepción, administración, áreas de atención médica, sanitarios público y para el personal, office y depósito, y pabellones para alojar alrededor de 120 caniles que apuntan a dotar de un entorno seguro que satisfaga las necesidades fisiológicas, ambientales y sociales de los perros que allí se alojen, y cuya disposición permitirá separar a los animales enfermos de los sanos, y ubicarlos de acuerdo a su temperamento, edad, sexo, entre otros factores. En un futuro, se pretenden ampliar a 250 la cantidad de caniles. Al mismo tiempo, se proyectan estacionamientos y un área verde recreativa abierta.

Además, se contempla la creación de una red de senderos que permitirá al visitante recorrer las distintas áreas y tener un contacto directo con los perros y gatos en adopción. A la vez de dotar al predio de la infraestructura de servicios, se prevé la forestación y plantación de nuevos árboles que evitarán el asoleamiento directo, la contaminación visual y auditiva urbana y los gases de vehículos y transporte pesado de la zona, resguardando la salud de los animales.

Los trabajos están a cargo de la Secretaría de Obras Públicas en una acción integral junto con la cartera de Salud Pública. “El eje es la construcción de un lugar destinado a acoger a los animales sin hogar, perdidos, abandonados o maltratados, para que sean atendidos de acuerdo  a las necesidades específicas de cada uno en cuanto a cuidados de salud, su alimentación, aseo y seguridad”, enfatizó la secretaria de Obras Públicas, Susana Nader.

La sede, a nueva

Paralelamente, en la sede que el Imusa posee en Av. Francia 1940 continúan los trabajos de remodelación y ampliación. Las obras contemplan la construcción de una nueva sala de espera, admisión, administración, internación para animales, sala de reuniones y vestuarios, dos nuevos consultorios, uno para atenciones de menor complejidad, una reformulación del quirófano para eficientizarlo, una sala de diagnóstico por imágenes y un generador eléctrico.

De puertas abiertas

Rosario fue pionera en el país en reconocer a los animales como sujeto de derecho y en contar con una infraestructura, como es el Imusa, que da respuesta a la salud de los animales con un importante equipamiento que consiste en dos móviles quirúrgicos que rotan por los distintos barrios de cada distrito, tres puestos fijos, descentralizados de esterilización (en el barrio 7 de Septiembre y en Polideportivo el Saladillo), un proyecto educativo con escuelas y organizaciones sobre tenencia responsable a través de la Subsecretaría de Educación y Promoción de la Salud, y una infraestructura con capacidad para alojar de manera transitoria a 200 animales entre la sede y el anexo.

Desde fines de noviembre de 2016, el médico veterinario Daniel César Rinaldi dirige la institución, luego de haber obtenido el primer lugar en el orden de mérito del concurso interno. A la hora de definir la impronta de su dirección, la definió como “de puertas abiertas”. “Mi proyecto de gestión se centró en continuar con el cuerpo colegiado de gestión”, integrado por profesionales del Imusa que habían tomado las riendas del Instituto a principios del 2016. Pero, además, el profesional apuntó a “empoderar e incluir la opinión del trabajador de Salud” y “acercar también la opinión y participación del usuario, fundamentalmente a través de las múltiples ONGs y vecinales que históricamente han trabajado y colaborado”.

Rinaldi hizo hincapié en “un dispositivo de escucha desde la gestión, donde las puertas están abiertas para todos para escuchar las sugerencias, aceptar la colaboración, dentro de los marcos institucionales para que rinda sus frutos para todos”.

Esterilizar y adoptar

Para Rinaldi, las claves del plan de acción del Imusa están ligadas a las esterilizaciones y a las adopciones de los perros y gatos que son alojados temporalmente en la institución. Las cirugías de esterilización se convirtieron en la práctica más preponderante y de mayor gravitación sobre los problemas de salud de la población y más reclamado por el colectivo proteccionista.

En ese sentido, en los últimos años se dio un notorio incremento en la cantidad de cirugías. En 2015 fueron esterilizados 19.428 perros y gatos, mientras que en 2016 la cifra fue 24.271. “No es un número menor, estamos hablando de un 20% más en un año”, apuntó Rinaldi, quien destacó también que “se incrementaron las esterilizaciones en los efectores descentralizados, fundamentalmente por haber reformulado el sistema de turnos”.

En materia de adopciones, el director del Imusa aseguró: “Crecimos mucho, fundamentalmente a través de haber dado participación al voluntariado”. “Tenemos un grupo de voluntarios que saca a pasear a los animales y ha ido difundiendo a aquellos en adopción, lo que nos ayudó mucho a que aumenten”, cerró.

 

Obras - Salud - Mascotas

 

Lugar

Instituto Municipal de Salud Animal (IMuSA) | FRANCIA 1940 0 | Ver en el mapa