19 de octubre

Transporte

Movilidad

Revitalización del Área Histórica: tres líneas de colectivos reordenan sus recorridos

A partir del domingo 7 de mayo, las 125, 128 y 143, en todas sus banderas, modificaron sus trayectos en el área central, específicamente sobre calle Santa Fe.

Con el objetivo de fortalecer la transitabilidad sobre los carriles exclusivos, la Municipalidad de Rosario avanza con el reordenamiento de las distintas formas de movilidad en el Área Histórica. En este marco, a partir del domingo 7 de mayo, las líneas 125, 128 y 143 modificaron sus recorridos en el área central para aliviar la circulación en esquinas con giros conflictivos como Santa Fe y Mitre, y Entre Ríos y Santa Fe.

De este modo, de su recorrido por Montevideo, la línea 125 ya no utilizara calle Mitre, sino que dobla en Corrientes, hasta llegar a Santa Fe y de allí a su circulación habitual.

En el caso de la línea 128 continúa su trayecto por calle Mitre, girando por San Lorenzo, tomando Laprida, hasta San Juan y de allí a su recorrido, por lo que deja de circular por calle Santa Fe.

La línea 143 extiende su recorrido por San Juan hasta Corrientes para luego tomar Santa Fe y retomar su ruta cotidiana.

En tanto que las paradas del transporte urbano de pasajeros se reorganizan en función de estas modificaciones:

  • Línea 125 en calle Corrientes las paradas que se habilitan en Zeballos, 9 de Julio, Mendoza, San Luis y Córdoba.
  • Línea 128 por calle Mitre, en San Juan, Córdoba y en San Lorenzo; San Lorenzo y San Martín; Laprida y Córdoba; Laprida y San Juan; San Juan y B. Mauá (San Martín); y San Juan y Mitre.
  • Línea 143 por calle Corrientes las paradas son en San Luis y Córdoba.

De esta manera se generarnmejores condiciones de transitabilidad en esta zona donde se mueven miles de rosarinos.

Área Histórica

Rosario, al igual que muchas grandes ciudades del mundo, consolidó a la persona, por sobre el vehículo, como unidad de medida de movilidad, en donde las modificaciones implementadas permiten la puesta en marcha de un ordenamiento de las distintas formas de movilidad, optimizando las condiciones para la circulación de los peatones y los modos masivos.

Este cambio de visión ha generado un mayor privilegio para el uso peatonal ya que actúa como factor común a todos los modos. La nivelación de calzada, forestación, ampliación y renovación de veredas generaron zonas calmas que jerarquizan la convivencia, fortaleciendo el comercio, poniendo en valor el patrimonio histórico, generando nuevos desarrollos culturales y cualificando el espacio público.

Algo está más que claro: las construcciones no pueden alterarse, por lo que el área central se trata de un espacio escaso y limitado en donde el Transporte Urbano de Pasajeros, ciclistas, peatones y automóviles privados deben aprender a convivir. En pocas palabras, es reforzar la dimensión democrática que se tiene por el espacio público.

Más allá de que las características y dimensiones que hacen a las calles de la ciudad no han sufrido modificaciones con el transcurso de los años, sí debe destacarse que ha crecido de forma considerable el parque automotor. Tal es así que en los últimos 5 años la cantidad de vehículos motorizados se incrementó en más del 24%, y si se extiende la valoración a la última década se concluye un crecimiento del 66%.

Es importante aclarar que aún se está desarrollando el plan de obras para la revitalización del Área Histórica por lo que, en ocasiones, se ve afectada las transitabilidad en distintas arterias. A ello se deben sumar los trabajos de empresas privadas sobre la calzada o zona de influencias que interfieren sobre este aspecto.