20 de octubre

Tránsito

Control

Agentes municipales desbarataron una picada y remitieron nueve vehículos al corralón

El operativo se dio en la madrugada de este sábado en Oroño y Lamadrid, luego de denuncias de vecinos. Uno de los participantes de la actividad ilegal dio positivo de alcoholemia.

La Municipalidad de Rosario desbarató una picada ilegal en Oroño y Lamadrid. Tras las denuncias de vecinos, una rápida y precisa intervención de agentes municipales dio con un grupo de jóvenes que se disponía a correr carreras en plena vía pública y, al comprobar que no poseían documentación ni elementos de seguridad necesarios, remitió los vehículos al corralón. Incluso, uno de los conductores dio positivo en el control de narcolemia.

Todo sucedió en la madrugada del sábado 6 de mayo, alrededor de las 3, cuando vecinos de la zona de Oroño y Lamadrid advirtieron sobre un grupo de motociclistas que manifestaban una conducción peligrosa y generaban ruidos molestos. Agentes de Tránsito y de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana llegaron al lugar y pudieron controlar la situación.

La mayoría de los jóvenes que participaban de la actividad irregular no pudo presentar la documentación y los elementos de seguridad necesarios para circular y, además, el conductor de un automóvil dio positivo en el control de alcoholemia, con un registro de 0,75 gr/l. Producto del operativo, se remitieron ocho motos y un automóvil al corralón municipal.

“Establecemos una relación de cercanía con el vecino y bregamos por la tranquilidad de la ciudadanía, ejerciendo acciones de control para establecer el orden en el espacio público”, destacó el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago.

Accidente

En la noche del viernes 5 de mayo, personal de Tránsito realizó una colaboración con fuerzas policiales en un accidente producido en Iriondo y Montevideo, trasladando uno de los vehículos y realizando test de alcoholemia a uno de los conductores. El mismo dió positivo, con un grado de 2,23 gr/l de alcohol en sangre. Fue la máxima graduación registrada en la noche. Afortunadamente, no hubo que lamentar lesionados.