16 de octubre

Control

Convivencia

Intervención del municipio posibilitó hallar a una persona que se encontraba desaparecida

Agentes de la Guardia Urbana lograron dar con el paradero de un hombre que era buscado intensamente por su familia. Había recibido albergue en el refugio de Grandoli al 3400.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal que se logró dar con el paradero de un hombre que era buscado intensamente por familiares. El secretario del área, Gustavo Zignago, precisó que este lunes 3 de julio por la noche, personal de la Guardia Urbana (GUM) ubicó a un hombre identificado como Alejandro G. en el refugio municipal ubicado en Grandoli al 3400. Esta persona era buscada por sus familiares, quienes habían difundido sus datos través de las redes sociales con el objetivo de encontrarlo.

Una empleada municipal tomó conocimiento a través de internet sobre la búsqueda, y creyó reconocer a dicha persona como la misma que el sábado anterior había ingresado al refugio. Ese día un llamado telefónico al 0800 GUM había advertido sobre la presencia de un hombre en situación de calle. A partir de ello, se procedió a buscarlo y trasladarlo al albergue de zona sur para su protección.

A partir de la intervención de la empleada, se pudo constatar que, efectivamente, se trataba de la misma persona. Seguidamente se estableció un contacto con integrantes de la familia de la persona, quienes se dirigieron de inmediato al refugio y pudieron reencontrarse con él, en medio de un profundo alivio y agradecimiento a los agentes municipales.

"Afortunadamente, la acción estatal logró preservar a este hombre de permanecer en la calle y luego, también a partir de un trabajo mancomunado, se pudo establecer su paradero y se concretó su reencuentro con la familia", señaló Zignago, quien recordó la importancia de dar aviso a la GUM sobre personas que se encuentran desprotegidas en vía pública.