19 de noviembre

Adultos mayores

Adultos mayores: una serie de recomendaciones para cuidarse de las bajas temperaturas

Ante la ola polar que se instaló en la ciudad, la Municipalidad de Rosario aconseja extremar las precauciones para evitar afecciones respiratorias e inconvenientes con artefactos para calefaccionar.

La ola polar que se instaló en los últimos días en la ciudad, con temperaturas muy bajas durante gran parte de la jornada, obligan a extremar las precauciones para evitar inconvenientes de salud. En especial, se debe poner el foco en los adultos mayores, quienes se vuelven más vulnerables a padecer enfermedades respiratorias.

En ese sentido, desde la Dirección de Adultos Mayores de la Municipalidad de Rosario lanzaron una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar exponerse a las bajas temperaturas o a situaciones de riesgo vinculadas a los recursos para calefaccionarse.

Recomendaciones:

  • No salir al exterior si no es necesario. Se aconseja tener una provisión de alimentos para evitar dejar el hogar todos los días o los más fríos.
  • Vacunarse contra la gripe.
  • Ventilar los ambientes en días soleados.
  • No bañarse a la noche ni muy temprano por la mañana, aprovechar las horas más cálidas.
  • Si usan bolsa de agua caliente envolverla en una toalla o colocarse medias para evitar posibles quemaduras.
  • En lo posible no usar hornallas para calentar los ambientes o prestar atención y apagarlas antes de ir a dormir.
  • Las almohadillas eléctricas deben estar en buenas condiciones prestando especial atención a los cables y al dispositivo de encendido-apagado.
  • Estar atentos a los cambios de estado de salud en general. Los síntomas no siempre se presentan con estados febriles.
  • Por precaución (ante diversas y eventuales situaciones), dejar copias de las llaves de la casa con algún familiar cercano o vecino a quien recurrir.
Intoxicaciones por monóxido de carbono

Para prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono se recomienda controlar el buen funcionamiento de los artefactos para calefaccionar y ventilar adecuadamente los ambientes, ya que el gas emanado por una mala combustión puede provocar accidentes domésticos.

El monóxido de carbono es un gas altamente venenoso que no tiene color, olor ni sabor y es casi imposible detectarlo por los sentidos. El mismo ocasiona daños en el sistema nervioso central, provocando asfixia y consecuencias irreversibles, incluso la muerte en caso de concentraciones muy altas. Los síntomas de una intoxicación aguda son confusión, mareos, dolores de cabeza, zumbido de oídos, nauseas, vómitos, palpitaciones, parálisis y convulsiones, entre otros.

Este gas es provocado por la combustión incompleta de gas natural, el gas licuado, el kerosene, el carbón, la leña, la nafta -motores de combustión-, madera, papel y aceite, entre otros.

Acompañados

Desde la Dirección de Adultos Mayores lanzaron en estos días una campaña que apunta a generar conciencia respecto a la necesidad de acompañar y mantener un contacto cotidiano con los familiares mayores, especialmente en la época invernal.

Al respecto, entre otras recomendaciones se plantea visitarlos a menudo, generar estrategias de comunicación diaria o frecuente con ellos y acompañarlos a los controles médicos, entre otros consejos.