17 de noviembre

Medio ambiente

Patrimonio
Urbanismo

El Rosedal del Parque de la Independencia comienza una transformación histórica

En el icónico espacio, que tiene más de cien años de historia, comenzó la plantación de 7300 rosas de 37 especies distintas. Además se realizarán mejoras en el entorno.

El ambicioso proyecto para revitalizar y poner en valor el Rosedal, patrimonio cultural y simbólico del parque de la Independencia, continúa su curso. En la mañana del miércoles comenzó la plantación de más de 7 mil ejemplares de rosas de 37 variedades distintas a cargo de personal de la Dirección de Parques y Paseos, en el sector comprendido por las calles Ovidio Lagos, Av. Francisco Solano López y Av. Dante Alighieri.

"Esto que comienza hoy transformará el paisaje de uno de los espacios verdes más significativos de la ciudad, marcando un antes y un después en este lugar emblemático para los rosarinos", manifestó la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello. Y continuó: "Seguimos trabajando fuertemente en la recualificación de todos los parques y plazas de la ciudad, mediante distintas iniciativas, y este proyecto permite que el Rosedal vuelva a tener su magia tan propia y cercana, tanto para aquellos que viven en la ciudad como para quienes la visitan".

El sector, que terminó de construirse en 1915, fue acondicionado para el proceso y hasta ahora se reubicaron 260 rosales históricos, se trasplantaron arbustos para liberar zonas de plantación, se niveló el terreno, se abrieron canteros e implantaron panes de césped, entre otras tareas. Para todo esto se necesitó un proceso de planificación intensa, reconstruyéndose su historia y fisionomía original mediante fotos y trabajo de campo. 

Además, se instalaron 126 luminarias LED en la zona, permitiendo una mejor visibilidad en el espacio público para generar entornos más seguros. Esta tecnología supera a otras convencionales por su mayor eficiencia y vida útil, menor consumo, bajo costo de mantenimiento y un mayor poder lumínico.

Para el momento de la plantación se prepararon 80 canteros, comenzando por el sector central del Rosedal, para lo cual se utilizarán 800 metros cuadrados de compost (abono orgánico) y se agregarán 400 metros cuadrados de chips. Para el mantenimiento de los rosales se construyó un sistema de riego por goteo.

Los trabajos de plantación llevarán aproximadamente un mes, a la par de la continuidad del resto de los mismos. "Son cerca de 30 días de trabajo para completar la plantación de la totalidad de las rosas. El invierno es la época apropiada para hacerlo, para garantizar un crecimiento indicado, obteniendo la primera floración para la primavera de este año", apuntó Nina, una de las paisajistas de Parques y Paseos que llevó adelante el proyecto.

Además, resaltó que para su mantenimiento "se deben mantener con cierta humedad durante todo el año y especialmente en verano", y ahondó: "Para ello, el sistema de riego será de mucha utilidad. El agua tiene que hidratar bien las raíces y los tallos. Si hay falta de turgidez el agua no sube a los tallos y tampoco los nutrientes llegan bien a las raíces. Si este doble sistema se rompe, los rosales lucen marchitos y puede llevar varios días su recuperación".

"Estas intervenciones son históricas y dejarán un Rosedal totalmente renovado de aquí a las próximas décadas", concluyó Borgatello.

Orígenes de uno de los íconos verdes de la ciudad

Los orígenes del parque de la Independencia deben buscarse durante la intendencia de Luis Lamas (1898/1904), quien retoma un proyecto de su predecesor Alberto J. Paz para la creación de un gran espacio verde en la ciudad. El parque se formó a continuación de la plaza Independencia, integrada a su vez por cuatro plazas situadas en la intersección de los bulevares Santafesino y Argentino, entre las calles Balcarce, Alvear, Montevideo y Cochabamba. Dicha plaza albergaba al primer Jardín Zoológico de la ciudad, mientras que los bulevares ya habían sido abiertos y parquizados como paseos públicos en 1887.

Las obras comenzaron en 1901 con la construcción del lago. Dichos trabajos fueron llevados a cabo por reclusos de la cárcel local, al igual que la elevación de la montañita con la tierra excavada del mismo y la apertura de las avenidas de acceso. En el transcurso de ese mismo año se celebraron dos “fiestas del árbol”, que consistieron en la plantación de miles de árboles por parte de alumnos de escuelas provinciales.

Rosedal

Su construcción se terminó en el año 1915, conformado por plantaciones de diferentes especies de magníficos rosales. Incluye pérgolas, esculturas y en el extremo sur, la Fuente de los Españoles, donada por la colectividad española en 1925.

Parque de la Independencia

OROÑO NICASIO 1901 0