Empleo

25/07/2017

Nueva Oportunidad: joven de barrio Itatí logró su primer empleo formal tras capacitarse en peluquería

Carolina, de 18 años, se involucró en el programa de promoción laboral que desarrollan conjuntamente municipio y Provincia. Hoy trabaja en una peluquería céntrica y realiza trabajos a domicilio.

Integrante de una familia de barrio Itatí (distrito Sudoeste) compuesta por 8 hermanos, Carolina Díaz, de 18 años, ha concurrido asiduamente y desde pequeña a las diferentes propuestas que ofrece el Centro de Convivencia Barrial (CCB) cercano a su domicilio, generando un vínculo especial con el espacio y con las personas que trabajan en el lugar. 

Debido a este vínculo creado a lo largo de su vida, las coordinadoras del CCB Itatí siempre han estado presentes en la vida de Carolina y sus hermanas. Precisamente las personas a cargo del espacio fueron quienes le comentaron a la joven que se abría la inscripción al curso de peluquería del programa Nueva Oportunidad, porque sabían que a ella le iba a interesar. Es que la joven siente predilección por ese oficio desde que era chica. En ese sentido, recuerda que de pequeña, con una de sus hermanas, solían cortarse el pelo una a la otra, dando así sus primeros pasos en lo que hoy ya es su labor.

Luego tuvo otras experiencias que le permitieron, poco a poco, ir ingresando al mundo de la peluquería. Hace algunos años, también en el CCB Itatí, participó de un curso de spa, en el que aprendían a maquillar y a hacer manicuría, entre otras cosas. Por otro lado, junto a su hermana, realizaron un curso de peinado y maquillaje artístico en la Vecinal Pueyrredón. Duró 8 meses y aprendieron a realizar baños de crema o cómo hacer una buena limpieza capilar.

Esas experiencias le permitieron llegar al curso del Nueva Oportunidad con algunos conocimientos previos. Pero reconoce que en esa capacitación aprendió lo principal del oficio, como diferentes técnicas para cortar cabello, cómo realizar mechitas, tintura, retoque de raíces, brushing, planchita, entre otros.

Durante 2016, junto a otros cinco jóvenes del barrio, realizó un perfeccionamiento en una peluquería de Pellegrini entre Mitre y Sarmiento, financiado también por el municipio. Mientras terminaba de cursar la segunda capacitación, la dueña del local le propuso empezar a trabajar con ellos al finalizar el curso, ya que necesitaban sumar personal y ella había demostrado ser idónea y responsable.

“El curso duró 8 meses, y mientras lo hacía, Lucía, la dueña de la peluquería, me propuso venir todos los días para avanzar más así, a comienzos de 2017 y ya con todos los conocimientos incorporados, me podrían contratar como empleada de la peluquería”, comenta con satisfacción.

Desde 2016, Carolina ya tenía una participación comprometida en las actividades cotidianas de la peluquería, de forma que, por ejemplo, ayudaba a capacitar a otras personas que hacían cursos en el lugar, fueran chicas que cursaban la formación de Nueva Oportunidad o gente que iba de forma particular.

Asimismo, señala que, además de su labor en el local del centro de la ciudad, desde hace un tiempo realiza trabajos de peluquería en su casa o a domicilio, dado que cuenta con varios de los elementos necesarios para la práctica del oficio, como tijera, peines, secador de pelo y planchita. Y toma su caso como ejemplo positivo para aquellas personas que tengan la posibilidad de acercarse a las capacitaciones del Programa Nueva Oportunidad: "Si no tienen trabajo, lo que aprendan les puede servir, no sólo por darles la posibilidad de aprender cosas nuevas, sino también porque les puede abrir posibilidades laborales o para lograr un ingreso económico”.

Programa Nueva Oportunidad

Puesto en marcha en el año 2013, a través del trabajo articulado entre Provincia y municipio, posibilita la capacitación de jóvenes de entre 16 y 30 años, que hayan dejado la escuela, no tengan empleo ni formación en oficios. Los jóvenes reciben capacitación en diferentes rubros, a través de convenios con instituciones capacitadoras, y además, participan de espacios de intercambio y reflexión para adquirir herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social.

Durante 2013 se capacitaron 320 jóvenes y desde 2014 el programa pasó a brindarse en el marco del Plan Abre. En 2015 se capacitaron más de 1.500 jóvenes, mientras que en 2016 fueron 2.800 los jóvenes de diferentes distritos que cursaron las capacitaciones y participaron del espacio de intercambio, denominado “tercer tiempo”.

 

Empleo - Juventud - Capacitación - Sudoeste

 

Lugar

Centro de Convivencia Barrial "Itatí" | GARIBALDI JOSE 2598 | Ver en el mapa