16 de diciembre

Medio ambiente

Sustentabilidad

Locales gastronómicos se suman a una campaña local para evitar el desperdicio de alimentos

En el marco de una ordenanza pionera, el municipio sigue comprometiendo a bares y restoranes a promover y difundir entre sus clientes el hábito de llevarse la comida no consumida en el momento.

En un encuentro celebrado en la sede de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y afines de Rosario (Aehgar), autoridades locales, del Concejo y referentes del sector comercial formalizaron la adhesión de locales gastronómicos de la ciudad a la campaña municipal contra el desperdicio de alimentos, que apunta en esta instancia a visibilizar la importancia de que el cliente pueda llevarse aquella comida que no es consumida en el momento, según rige en la Ordenanza Nº 9558.

Cabe recordar que desde 2015 la ciudad trabaja en distintos ejes sobre la necesidad de reducir el desperdicio de alimentos –una problemática que preocupa a escala global– y fue seleccionada por el Banco Mundial para profundizar estrategias en la materia; desde entonces se lleva adelante la campaña Los alimentos no se tiran y este jueves 3 de agosto se dio un nuevo paso con el compromiso asumido por bares y restoranes.

El encuentro fue encabezado por la secretaria de Ambiente y Espacio Público Marina Borgatello, el presidente de Aehgar Rodrigo Pastor, y los concejales Enrique Estévez y Sebastián Chale, autores de la Ordenanza vigente.

Para profundizar la aplicación de la misma desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público se está visitando bares, pizzerías y restoranes y se informa acerca de la campaña, habiendo comenzado por los paseos comerciales Pellegrini y Pichincha, los de mayor cantidad de locales en este rubro.

Allí, se invita a los locales a que sugieran u ofrezcan a sus clientes la opción de llevar/retirar la comida que no fue consumida por ellos, a través de material gráfico para posavasos, stickers para las cartas, servilleteros e individuales de papel. Al momento, y con poco más de dos semanas de divulgación, más de 70 locales se sumaron con la mayor predisposición.

La Secretaria de Ambiente y Espacio Público manifestó su conformidad con la adhesión de los comerciantes. Además, Borgatello amplió: "Es una iniciativa que vinimos llevando adelante distintos sectores de la sociedad: el municipio, el Concejo y distintos actores del ámbito privado. Hoy damos un paso más junto a los hoteleros y gastronómicos, así que estamos muy contentos de seguir avanzando a pasos firmes en este sentido".

En los próximos días se visitarán otros sectores de la ciudad con alta concentración del rubro como la zona de bulevar Oroño, la Costa Central (entre Oroño, Pellegrini y el río), Centro Comercial San Martín y patios de comidas de los shoppings.

El desperdicio de alimentos es una problemática global, y para abordar acciones a nivel local se profundizan acciones que impliquen cambios en la ciudadanía en materia de usos y consumos. Así, se continúa trabajando no sólo con los locales gastronómicos y los consumidores, sino también desde la etapa productiva, por caso a través de convenios con el Mercado de Productores y el Banco de Alimentos de Rosario.

Pastor, presidente de Aehgar, consideró: "Nos parece interesante esta propuesta también porque concientiza a la gente de que puede llevarse lo que no consume, ya sea para consumo propio o para darle a alguien que lo necesite. Si bien aún no es común por parte del cliente y la gente no se anima a pedirlo, vemos sumamente positivo esto".

En ese sentido, Borgatello hizo hincapié en que "Rosario es la primera ciudad del país donde pedir lo que te sobra en el restorán es un derecho, y eso es posible gracias al compromiso y voluntad de Aehgar". Y concluyó: "Somos muy optimistas y confiamos en que a través de estas iniciativas podremos evitar el desperdicio en distintas etapas de la producción y el consumo, teniendo esto también un impacto en la generación de residuos de la ciudad".