17 de noviembre

Historias de vida

Inclusión

Nueva Oportunidad: municipio y Provincia siguen sumando jóvenes al trabajo y el estudio

Tras haber participado de varias capacitaciones en artes y oficios, Maxi, de barrio 23 de Febrero, cursa ahora el Profesorado en Educación Física, mientras mantiene su pasión por el breakdance.

Maximiliano Benítez es un joven de 19 años que vive en barrio 23 de Febrero (distrito Oeste) y desde hace años participa en las diferentes actividades que propone el Centro de Convivencia Barrial zonal para los jóvenes que viven allí. A partir de su participación en estas propuestas, Maxi se capacitó en diferentes oficios a través del Programa Nueva Oportunidad, y encontró el apoyo y la contención necesaria para, después de terminar la escuela secundaria, arrancar el cursado del Profesorado de Educación Física.

Es un mediodía de primavera y Maxi llega al centro de convivencia en bicicleta desde el parque de la Independencia, donde cursa sus clases de Educación Física en el ISEF Nº 11, y es recibido afectuosamente por profesores y compañeros. “Soy de este barrio y desde chiquito venía a las actividades que había para niños en El Obrador, acá enfrente. Más de grande, hace dos años, me acerqué al CCB porque vi que estaban haciendo circo y me llamó mucho la atención; conocí a los profesores y me hice amigo de los otros chicos. Venía dos veces por semana y estaba terminando la secundaria”, contó Maxi bajo los fresnos del CCB de Maradona 5710.

"Después surgieron proyectos para hacer capacitaciones, y como yo tenía tiempo libre, me vine a capacitar en los cursos del Nueva Oportunidad. Hice cursos de albañilería, de fotografía, de comunicación, de circo; me sumé en casi todos porque me gustaba participar. Además me hice de amigos y los cursos me servían como herramienta de trabajo. A partir de hacer circo acá, arranqué el Profesorado de Educación Física con una base de entrenamiento importante en resistencia y gimnasia”, expresó.

Una de las actividades favoritas de Maxi es bailar breakdance, la típica danza relacionada al hip hop, que tiene mucho de acrobacia y de gimnasia deportiva, por lo que puede integrar su pasión por el baile con su vocación por la Educación Física: “Hice la secundaria en la escuela Lola Mora. El primer año del profesorado me costó un montón, porque yo terminé la secundaria y durante un año no agarré un libro, y al empezar en un nivel más avanzado fue como un golpe, pero acá en el CCB me ayudaron muchísimo. Si no fuera por ellos, yo no estaría estudiando Educación Física: me ayudaron con la inscripción y con un montón de trámites”, sostuvo el muchacho.

Ahora, Maxi se muestra entusiasmado con su formación académica: “A mí siempre me interesó la Educación Física, porque yo hago breakdance, siempre con actividad física y al aire libre, socializando con otros y enseñando lo que sé. Siempre estuve con mi cuerpo en movimiento y la Educacón Física es lo que yo quiero hacer. Estoy contento porque, aunque me ha costado, aprendí muchas cosas este año. En el futuro pienso trabajar de profe, en las ramas específicas de la gimnasia o de la danza. Yo hago break dance desde hace años, y el conocimiento del cuerpo ayuda a perfeccionar las técnicas”, relató.

La experiencia de Maxi es similar a la de muchas chicas y chicos que, como él, estudian, trabajan e intentan formarse haciéndole caso a su deseo, con el apoyo de los equipos de los centros de Convivencia Barrial o la Dirección de Juventudes.

“A todos los chicos les digo que todo se puede. Yo vengo de un barrio marginado, he tenido malas experiencias y me han pasado cosas que me han puesto a reflexionar que si seguía así, mi vida no tenía sentido, era una vida muy aburrida. Ahora se amplió más mi vista, se me abrió la mente y puedo decir que la vida es muy linda; conozco nuevas personas, socializo con nuevos amigos, viajamos, salimos, conocemos. Esto te abre muchos caminos, te da nuevas posibilidades”, reflexionó el joven.

Nueva Oportunidad

El programa Nueva Oportunidad, que capacita a jóvenes de entre 16 y 30 años que abandonaron sus estudios, cuenta con unos 4.500 jóvenes participando de algunos de los 234 espacios de capacitación y aprendizaje de oficios que se desarrollan en todos los distritos de la ciudad.

Los espacios de capacitación se desarrollan en unas 100 instituciones de la sociedad civil con las que se acordaron convenios, y en organismos del propio Estado, y se reparten en todos los rincones de la ciudad: 56 de ellos en el distrito Oeste, 45 en el Sur, 33 en el Centro, 31 en el Noroeste, 30 en el Norte, 29 en el Sudeste y 10 en el marco de la Dirección de Justicia Penal Juvenil.

Es una experiencia de intervención integral y territorial que aborda la problemática de estos jóvenes, promoviendo acciones de reinserción e inclusión social y laboral en el marco de una política de empleo digno, convivencia ciudadana e igualdad de oportunidades.

Las capacitaciones que brinda Nueva Oportunidad están relacionadas con agrocosmética, audiovisual y comunicación, diseño y costura, estética, gastronómicos, huerta y jardinería, informática y reparador de PC, mecánica, operario de fibra de vidrio, refrigeración, reparación de bicicletas, reparación de embarcaciones, vareador de caballos, arte (diferentes cursos relacionados) y construcción.

El rubro que más espacios de aprendizaje reúne está vinculado a la construcción y el mantenimiento, seguido por el gastronómico, capacitaciones vinculadas a lo artístico, la estética y el sector audiovisual y de comunicación.

Centro de Convivencia Barrial "23 de Febrero"

MARADONA DR. ESTEBAN 5710

Tel. 4805461