17 de julio

Salud Animal

Imusa: las vacaciones son un buen momento para adoptar una mascota

La Municipalidad invita a los rosarinos a visitar el Centro de Adopción durante el receso invernal y encontrar un nuevo integrante para la familia.

Para fomentar la adopción responsable de mascotas, durante las vacaciones de invierno el Centro de Adopción del Imusa amplió su horario de atención de lunes a lunes de 8 a 16.

Estrenado en marzo de este año, se trata de un predio ubicado en Juan Pablo II 2250 bis (Bosque de los Constituyentes) de 8380 m² en el que se pueden encontrar aproximadamente 100 perros en condiciones de ser adoptados, sumados a los perros y gatos que se encuentran en la sede de calle Francia 1940.

“Las vacaciones de invierno son un momento muy oportuno para conocer, recorrer y visitar el nuevo Centro de Adopción del Imusa. Un lugar único en el país por su espacio físico, su estructura y el cuidado de los animales alojados en un espacio común y recreativo, donde se puede visitar y conocer a los perros que están a la espera de alguna familia para su adopción. Esto fortalece un eje estratégico de las políticas del Imusa que es potenciar y jerarquizar la adopción de perros y gatos” destacó el secretario de Salud, Leonardo Caruana.

La adopción de animales de compañía se enmarca en una ordenanza municipal que prevé la visita a la sede del Imusa de Av. Francia o en el Centro de Adopción. El personal de dicho instituto acompañará al interesado/a a recorrer las instalaciones para ubicar al animal. Una vez encontrado el perro o gato se deberá llenar una solicitud de adopción. Es importante destacar que los interesados no retirarán el animal elegido durante la primera visita sino que miembros del Imusa se contactarán en una segunda oportunidad para continuar con los pasos de adopción. 

El nuevo Centro de Adopción

El predio cuenta con cinco bloques de caniles, cada uno tiene una capacidad para 24 animales por lo que se puede alojar un total de 120. Cada canil posee circulación interna y externa, espacio recreativo, ventilación adecuada y todos los elementos necesarios para asegurar la correcta limpieza de los mismos. Además, dos de los caniles están preparados para la atención de animales que requieran de cuidados especiales. 

Cada uno de los caniles tiene una superficie de 150 m², completando un total de 750 m², la superficie cubierta es de 900 m² y el área recreativa abierta para animales es de 1400 m².

Para una mejor calidad de tránsito y esparcimiento de los perros antes de ser adoptados la dirección de Parques y Paseos plantó un total de 58 arboles de distintas especies y estratégicamente ubicados. Fueron plantados 25 Fraxinus angustifolia, 7 Quercus robra (roble americano), 5 liriodendron tulipifera (tulipanero), 6 Quercus Palustris (roble de los pantanos), 5 Quercus robur (roble europeo) y 10 liquidambar 

Rosario fue pionera en el país en reconocer a los animales como sujeto de derecho y en contar con una infraestructura, como es el Imusa, que da respuesta a la salud de los animales con el siguiente equipamiento: 

  • 3 móviles quirúrgicos que rotan por los distintos barrios de cada distrito para esterilizar, vacunar y desparasitar a perros y gatos.
  • 5 puestos fijos, descentralizados de esterilización, vacunación y desparasitación en Barrio 7 de Septiembre (Ayala Gauna 7950), Vecinal Parque Sur (Pje Bolonia 2350), en barrio La Cerámica (calfucura 1790), en la sede de Av. Francia 1940, y en el CMD Oeste. 
  • Sede Central con atención clínica y quirúrgica en calle Francia 1940
  • Centro de Adopción
  • Infraestructura con capacidad para alojar de manera transitoria a 200 animales entre las sedes de calle Francia y el Anexo del IMuSA. 
  • Asistencia médica veterinaria para animales alojados 

Además uenta con un Consejo Asesor (integrado por el municipio, el Colegio de Veterinarios, la Facultad de Ciencias Veterinarias y las ONGs proteccionistas de animales) el cual se reúne mensualmente para evaluar las estrategias sobre las políticas de salud animal. 

Rosario fue el primer municipio del país declarado por ordenanza municipal como Municipio No Eutanásico en el año 1992 , adoptando oficialmente la esterilización como método de control de las poblaciones de caninos y felinos.