14 de noviembre

Mujer

Mónica Fein recibió a los padres de Micaela García, víctima de femicidio

“La Ley Micaela viene a proponer mayor institucionalidad y desde el gobierno municipal asumimos el compromiso de trabajar para erradicar la violencia contra la mujer”, dijo Fein en el encuentro.

En el marco de la adhesión del municipio a la Ley Micaela, este jueves 24 de octubre la intendenta Mónica Fein recibió al padre y a la madre de Micaela García -la joven víctima de femicidio en abril de 2017-, Néstor “Yuyo” García y Andrea Lescano. El encuentro se desarrolló en el salón Belgrano y contó además con la presencia del concejal Eduardo Toniolli, la diputada nacional Lucila de Ponti y la directora del Instituto Municipal de la Mujer, Carolina Mozzi.

El pasado 17 de octubre el Concejo Municipal aprobó la adhesión del municipio a la Ley Nacional N° 27.499 que lleva el nombre Micaela García y establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles, tanto de la administración pública, organismos descentralizados, entes autárquicos, empresas o sociedades del Estado Municipal, sociedades de economía mixta o con participación estatal mayoritaria, el Concejo, así como toda otra entidad y organismo dependiente de la Municipalidad.

El Instituto Municipal de la Mujer será la autoridad de aplicación. La Ley Nacional fue aprobada en diciembre de 2018 por el Congreso y en septiembre de este año se votó una ley provincial.

Durante el encuentro en el salón Belgrano, Néstor García manifestó que desean que esta ley sea una herramienta para lograr un cambio cultural en la sociedad, y destacó la importancia de su implementación en los municipios ya que es el lugar donde las personas recurren habitualmente.

Por su parte, la intendenta destacó el convenio que el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, firmó junto con la presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, María Angélica Gastaldi, para llevar acciones conjuntas de colaboración en el abordaje de la problemática de violencia contra las mujeres.

En este sentido, Fein señaló: "Tuvimos una gran oportunidad con la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe con la que hicimos un acuerdo público y luego una serie de acciones. Esta adhesión a la Ley Micaela es muy importante para el gobierno local, para repensar prácticas y continuar discutiendo sobre los procesos de atención a las víctimas de violencia de género pensando de manera conjunta entre los diversos poderes".

Y agregó: "Del dolor se puede luchar para crear una sociedad más justa y ustedes, el papá y la mamá de Micaela, son muestra de eso". 

Por su parte, Mozzi contó: "Particularmente este año que empezamos con este proceso, hemos trabajado en la sensibilización que es el espíritu que tiene la Ley Micaela, con el desafío de poder trabajar entre los dos poderes, el Ejecutivo municipal y el Poder Judicial, en la necesidad de trabajar de manera articulada. Ha sido un desafío y al día de hoy han pasado 400 agentes, tanto mujeres y varones de los dos poderes transformándose en una experiencia muy positiva. Pero es la Ley Micaela la que viene a traer la obligatoriedad, lo que nos da la posibilidad de trabajo para llegar a todos los trabajadores y a todas las trabajadoras".

En el marco de dicho convenio, los equipos de monitoreo y capacitación comenzaron a trabajar en el desarrollo de las capacitaciones que se llevan adelante hasta fin de año. Los equipos están formados por trabajadoras y trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Social, el Instituto Municipal de la Mujer, Secretaría de Salud y de la Corte de Justicia de Santa Fe.

De esta manera, en la reunión se hizo hincapié en la importancia de reconocer que la sensibilización y la formación en materia de derechos humanos con perspectiva de género constituyen la base para la deconstrucción de las conductas discriminatorias y violentas, en cumplimiento de la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.