14 de noviembre

Cultura

Rosario es arte: el 92,8% de los asistentes a museos valoró su visita positivamente

El dato se desprende de un estudio sobre públicos realizado por la Municipalidad de Rosario en los cinco espacios culturales. El 80 % de los rosarinos los visitó más de una vez en el año.

Entre abril y junio de 2019, la Municipalidad de Rosario a través de la Secretaría de Cultura y Educación, realizó un estudio exhaustivo y sistemático sobre los públicos de museos. La muestra fue conformada por 3.245 encuestas y tuvo lugar en las dos sedes del Museo Castagnino+macro (Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino y Museo de Arte Contemporáneo de Rosario), Museo de la Ciudad Wladimir Mikielievich, Museo de Arte Decorativo Firma y Odilo Estevez y Museo de la Memoria.

Rosario tiene una gran tradición de museos. En este marco, se realizó un abordaje investigativo centrado en darle voz a las y los principales destinatarios de las políticas municipales vinculadas a la cultura. El estudio representa un importante precedente en la región, ya que no sólo es el primero de esta amplitud que se lleva adelante en el interior del país sino que se destaca por la extensión temporal en la que se realizó, el tamaño de la muestra tomada y la amplia cantidad de encuestas completadas en las cinco instituciones museales de manera simultánea.

La Secretaría de Cultura y Educación busca a través de este proyecto, instalar la discusión, la elaboración y el seguimiento de estudios de público con información cuantitativa y cualitativa confiable, que sean eficaces a la hora de formular la planificación institucional.

Sobre este análisis, la subsecretaria de Industrias Culturales y Creativas Clarisa Appendino, expresó: “El estudio sobre los públicos en los museos representa un importante avance en términos estratégicos. El Estado se predispone a repensar sus políticas públicas a través de la producción de un conocimiento certero sobre quienes visitan los museos municipales. Conocer a quienes hacen uso de los espacios y los programas municipales es también una forma de darle voz, de considerar sus inquietudes, expectativas y deseos”.

Y continuó: “La motivación conceptual y política del estudio fue pensar la vinculación de las y los visitantes con el patrimonio. Entendiendo que los museos son instituciones que exceden la conservación del patrimonio, sino que su objetivo es abrirlo a la comunidad. Para esto se conformó un importante equipo interdisciplinario integrado por profesionales de la comunicación, antropología, historia, informática, ciencia política y arte. Esto también implicó varias etapas de verificación del instrumental metodológico para que los datos obtenidos tengan la mayor confiabilidad posible. Es un proyecto pensado a partir de considerar a la cultura pública como un universo de sentido amplio y polisémico al cual sólo podemos acceder en un constante proceso de aprendizaje y autoreflexión”.

Los estudios de públicos, entre otras cosas, permiten instrumentar políticas culturales participativas y democráticas que tomen en cuenta las necesidades de todos los sectores sociales; reformular políticas culturales y educativas y diseñar cursos de acción para concretarlas; reflexionar sobre la identidad institucional; diseñar un plan de comunicación estratégica; intercambiar información con otras instituciones locales, regionales e internacionales; adecuar el planeamiento de la gestión museal a los procesos de cambios socio-culturales que se produzcan.

Uno de los datos más significativos que arrojó la muestra fue que el 92.8% de los encuestados valoró su visita de manera positiva. En tanto, el 61% se sintió a gusto y cómodo en la visita y el 30% se sintió entretenido, por lo que el museo se perfila no sólo como un espacio de aprendizaje y conocimiento, sino también de distracción y entretenimiento. Esto también se observa en el dato de que casi el 30% respondió que el motivo de la visita era ocupar su tiempo libre.

Encuenta de públicos

Otro de los puntos que se destaca es el interés de los visitantes por el patrimonio, ya que un 18,7% manifestó que conocer los bienes del museo era uno de los motivos principales de la visita. Por otro lado sobresale el dato de que el 85.6% de los encuestados enunció que la visita colmó sus expectativas.

Por otro lado, el estudio demostró que los visitantes rosarinos tienden a volver a los museos visitados, ya que el 46.6% de los encuestados dijo haber visitado el museo hace más de un año y el 37.1% manifestó haberlo visitado en los últimos 6 meses.

Nuevos visitantes se suman a la experiencia museo

Un dato a destacar es que el 60.5% del total de la muestra dijo acudir por primera vez al museo donde fueron encuestados, razón por la cual podríamos decir que los museos municipales se caracterizan por atraer una importante cantidad de público nuevo, proveniente sobre todo del turismo.

De los encuestados rosarinos, un 44% manifestó concurrir por primera vez al museo en el cual respondió el cuestionario.

Respecto a los museos más visitados por este tipo de públicos y analizando el porcentaje que representan en relación al total de encuestados de cada museo, podemos decir que se destaca el Museo de la Memoria, ya que el 75% de su público es nuevo.

¿Qué eligen los jóvenes?

El macro se destaca por su público joven, concentrando su mayor afluencia en las personas entre 18 y 34 años. El público del Museo Castagnino, por su parte, se concentra en los menores de 44 años, alcanzando su punto más alto en el rango de 18 a 24 años.

En cuanto al Museo de la Memoria, el rango etario en el que mayormente se concentra su público es en los rangos de 11 a 24 años. Por último, el Museo de la Ciudad no presenta una tendencia a recibir mayor cantidad de público de una determinada edad sino que está atravesado por públicos diversos.

¿Qué visitan los más grandes?

En base a la evidencia muestral y analizando a la afluencia de públicos de diferentes edades en cada museo podemos concluir que el Museo Estévez se destaca respecto al resto de los museos por la afluencia de públicos de mayor edad.

Regalos para los participantes

Cabe destacar que la encuesta se materializó a través de cuestionarios presenciales realizados al momento en que los visitantes se retiraron del museo. La investigación contó con una gran predisposición de los encuestados y como reconocimiento se les obsequió unas láminas que reproducían obras pertenecientes a la muestra exhibida al momento del cuestionario.