18 de octubre

Feria del Libro

Cultura

#FILRosario Día 10: sábado de asistencia multitudinaria y homenaje al Negro Fontanarrosa

En su décima jornada, la Feria volvió a mostrar su mejor cara de fin de semana: miles de rosarinos y rosarinas la visitaron y disfrutaron de presencias estelares.

Arrancó el segundo y último fin de semana de la Feria Internacional del Libro Rosario, que anuncia su jornada final para el próximo lunes. Sabiendo que quedan pocos días para disfrutarla, los rosarinos y rosarinas aprovecharon la tarde de sábado y desde temprano asistieron en masa al Centro Cultura Fontanarrosa, que esta vez llevaría su nombre con más orgullo que nunca.Es que esta décima jornada anunciaba con anticipación uno de los eventos más esperados de todos: el homenaje al Negro Fontanarrosa por parte de un plantel estelar. Pero para eso faltarían varias horas y mucha Feria. 

Con el frío que hizo el favor de amainar y el sol que hizo el aguante, los asistentes volvieron a ocupar multitudinariamente la explanada de ingreso. Los payasos Tertulia y Oblicuo se ocuparon de amenizar el principio de la tarde, acaparando a cientos de grandes y chicos con un show que divirtió a todos por igual. Mientras la tanda de primeros visitantes ya descansaba afuera tomando mates y paseando por la feria de economía social, otros hacían cola para ingresar al Fontanarrosa, que agotó su capacidad.

La Municipalidad de Rosario nuevamente tuvo presencia fuerte, mostrando algunas de sus experiencias. Los integrantes de diversos talleres literarios que se llevan a cabo de los distritos Norte y Oeste contaron sus experiencias de escritura, narración y lectura y de historia barrial. Más tarde, el Quinteto de Cuerdas municipal, uno de los cuatro Organismos Estables dependientes de la Secretaría de Cultura y Educación, mostró canciones de su reciente disco Zumba.

A mitad de la tarde, las actividades programadas empezaron a pisar fuerte: Gonzalo Unamuno presentaba su más reciente novela Lila, mientras que aquellos eventos aptos para toda la familia fueron los favoritos de los visitantes. Así es que decenas de grandes y chicos se agolparon en el espacio de lectura del segundo piso para ver a la artista Mónica Colomer, que contó cuentos con títeres.

Mientras tanto, los ilustradores de literatura infantil Cucho Cuño (creador de Gato Pato y la saga del perro López) y Juan Chavetta cruzaron sus desarrollos en la profesión, desde aquel primer garabato en la primaria hasta la más reciente publicación. La dupla generó un clima descontracturado y amigable ante una repleta Sala B, que ostentaba varios seguidores de Puro Pelo, el personaje estrella de Chavetta. Los dibujantes se sacaron fotos mutuamente, compartieron mates con el público y hasta invitaron a los presentes a dibujar en vivo, compartiendo tips de creación. Al final de la charla, Chavetta se quedó un largo rato dedicando con ilustraciones ejemplares de Puro Pelo.

El Centro Cultural no tuvo respiro. Rosarinos y rosarinas no dejaron de recorrer sus tres pisos de libros durante todo el día, incluso aprovechando el horario de cierre extendido hasta las 22. “Realmente esto es maravilloso. Yo recuerdo las Ferias del Libro de hace diez o quince años y no había este entusiasmo por ingresar, por poder mirar libros, hojearlos, comprarlos”, observó Amalia con una sonrisa mientras subía las escaleras.

La charla de la novelista cordobesa Viviana Rivero empezó a generar revuelo desde rato antes de su pautado inicio. Es que ávidos lectores y lectoras de sus cautivantes historias de amor se acercaron de a decenas, empezando a llenar la capacidad de la amplia Sala G casi una hora antes. Allí la autora de La dama de noche y La magia de la felicidad, ahondó sobre su más reciente novela , dialogó con los presentes y dedicó una gran cantidad de libros a las interesadas. 

Más mujeres escritoras convocaron en el primer piso, aunque en este caso dueñas de un estilo decididamente distinto. La mesa integrada por Gabriela Cabezón Cámara, Gabriela Larralde y la uruguaya Marisa Silva Schultze, coordinada por el Instituto Municipal de la Mujer, problematizó la idea de una “literatura feminista” y redireccionó el foco de la charla hacia las riquezas del lenguaje. Sobre las etiquetas usualmente a la literatura hecha por mujeres, Schultze aportó: “Esto hace que corramos el riesgo de estancarnos y no darle al tema la naturalidad que tiene”.

“Sabemos que el lenguaje tiene una dimensión, una materialidad que se escucha. Una de las cosas flasheras de cuando estás escribiendo es sentir como que te atraviesa un río, y si le prestás atención al sonido y te dejas llevar, empezás a escribir cosas que no se te hubieran ocurrido, porque el sonido de una palabra te lleva a la que sigue y ahí empezás a jugar con cosas de lo más interesantes de la lengua: la musicalidad y la polisemia”, elaboró Cabezón Cámara, refiriéndose a su propio proceso de creación, pero también a una característica que observó común a todas las integrantes del panel: la relación estrecha con la poesía del lenguaje.

El día se coronó con uno de los eventos más anticipados de toda la Feria: la mesa homenaje al Negro Fontanarrosa integrada por los mismísimos Rep, Juan Sasturain, Alejandro Apo, Horacio Vargas y Rafael Ielpi. El auditorio colmado con más de 400 personas, en el cual se destacó la presencia de la intendenta Mónica Fein, ovacionó a los invitados.

Pero antes de darle la palabra al panel, la ciudad presentó a su nuevo barrio Roberto Fontanarrosa. La ex Zona Cero (ubicada en el distrito Norte) fue bautizada por sus propios habitantes a partir de un proceso participativo: específicamente, más de 1.000 niños y niñas votaron entre distintas figuras destacadas de la cultura de la ciudad y eligieron el nombre del Negro para referenciar su lugar geográfico en la ciudad.

“Vengo a hablar como lo que realmente me siento de Roberto, que es como lector. Después tuve la suerte de compartir su amistad y tener el privilegio de hacer algunos trabajos juntos. Roberto es uno de los grandes narradores de la literatura argentina, pero cometió el pecado de hacer reír y de tener muchos lectores. Y en ese sentido, parafraseando al Negro, debo decir que entonces la crítica ha vivido equivocada”, afirmó Juan Sasturain. 

El sábado empezó a pintar el tramo final de la renovada Feria Internacional del Libro Rosario con la impronta de lo que fue el evento en toda su extensión: convocante, familiar, diversa y con marca rosarina. Los últimos dos días, sin embargo, no tienen pensado aflojar.

El domingo espera a la misma cantidad de visitantes, con una cargada agenda que todavía se guarda platos fuertes. La programación completa de la Ferial del Libro Rosario puede consultarse en rosario.gob.ar y seguirse por las redes sociales en facebook.com/ferialibrorosario, en Twitter a través de @FeriaLibroRos y en Instagram como @ferialibroros.

Centro Cultural Roberto Fontanarrosa

SAN MARTIN GRAL. JOSE 1080
Lunes a domingo de 08:00 a 21:00

info-ccrf@rosario.gov.ar \ http://www.ccrf.gob.ar/ \ 4802401