18 de febrero

Salud

La Municipalidad invierte 50 millones en un nuevo resonador para el HECA

El nuevo aparato tendrá mayor potencia y una calidad superior en la resolución, lo que permitirá efectuar mejores estudios y más rápidamente. Además servirá para diagnósticos pediátricos.

Con una inversión total de 50 millones de pesos, la Municipalidad puso en marcha la instalación de un nuevo resonador en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez. Ya se está trabajando en la obra de ampliación del lugar y la puesta en funcionamiento que llevará aproximadamente 4 meses. Durante este tiempo, se derivarán los turnos para resonancias a los hospitales Eva Perón y Centenario a fin de garantizar la continuidad de los diagnósticos por imagen a los pacientes.

Con el objetivo de seguir sumando calidad en los servicios de salud para rosarinos y rosarinas, el municipio compró un nuevo resonador magnético de última tecnología que reemplazará al actual que funciona en el HECA. "Continuar invirtiendo en Salud Pública es una de nuestras prioridades, porque queremos que todos los rosarinos tengan garantizada una atención de calidad, cercana, independientemente de su condición económica. Somos un ejemplo de salud en todo el continente, y eso es gracias a partir de una inversión constante", destacó la intendenta Mónica Fein.   

Por su parte, el secretario de la cartera sanitaria local, Leonardo Caruana, señaló que "actualizar y mejorar el equipamiento de nuestros efectores es un esfuerzo presupuestario importante", y agregó: "La adquisición de este resonador eleva el nivel en diagnóstico por imágenes digitalizadas de la red y para el HECA en particular, que es una referencia en emergencia y trauma".

Se trata de un resonador con una potencia de 1,5 Tesla, cuatro veces más potente que el actual, que cuenta con el software necesario para poder desarrollar con alta definición las resonancias de todo tipo como las mamarias, obstétricas, ginecológicas, musculares, fetales, cerebrales y cardíacas, entre otros estudios. Para dimensionar el cambio, el resonador que se retira tiene una potencia de 0,35 Tesla y será reemplazado ya que quedó desactualizado después de funcionar durante 10 años.

Entre las grandes ventajas que brinda el nuevo equipamiento se encuentra la posibilidad de realizar estudios pediátricos (práctica que hasta el momento se realizaba en el Hospital Centenario). Además, este nuevo aparato por su resolución tendrá una calidad superior, lo que permitirá realizar mejores estudios y más rápidamente.

Es importante destacar que en un trabajo conjunto entre provincia y municipio, a partir del 28 de enero y durante el tiempo de obra, el hospital derivará los turnos para resonancias (tanto de pacientes ambulatorios como los internados) a los hospitales Centenario y Eva Perón de Granadero Baigorria. Durante esta transición, los pacientes ambulatorios recibirán los turnos y los informes del estudio en el HECA, tal como se viene realizando, y será el personal de diagnóstico por imágenes el encargado de informar el lugar y horario de turnos.

Los trabajos involucran el desmontaje del antiguo aparato y la instalación y puesta a punto del nuevo resonador, por lo que se deberá realizar una adecuación edilicia. Entre otras tareas se deberá modificar el sistema de aislación del mismo equipamiento, denominado jaula.

Con la incorporación del nuevo resonador, sumado al nuevo tomógrafo que también funciona en el HECA y la Red de diagnóstico por imágenes, la salud pública municipal jerarquiza la atención en cuanto al diagnóstico por imagen.

Actualmente el resonador del Clemente Álvarez realiza unas 500 resonancias mensuales y, entre provincia y municipio, la salud pública cuenta con un total de 3 resonadores, en los hospitales Eva Perón, Centenario y HECA.