4 de diciembre

Salud

Prevención
Intendencia
Coronavirus

El municipio volvió a poner en funcionamiento el centro de aislamiento del Hipódromo

El predio, que durante 2020 alojó a 338 pacientes que cursaron la enfermedad con síntomas leves, está disponible nuevamente frente al aumento de casos positivos.

Este lunes 18 de enero el intendente Pablo Javkin visitó las instalaciones del Hipódromo donde está montado el Centro de Aislamiento Rosario para pacientes leves de coronavirus, que fue puesto en funcionamiento nuevamente por el municipio ante la necesidad de volver a tener activos los espacios de cuidado para la población. 

Acompañado por los secretarios de Salud Pública, Leonardo Caruana, y de Gobierno, Gustavo Zignago, y por el director de Deporte Federado, Diego Sebben, el intendente recorrió los distintos sectores del centro de aislamiento, que ya se encuentra en funciones para recibir a pacientes que cursan la enfermedad con síntomas leves. "Todo diciembre fue un mes de mayor encuentro y todavía tenemos que esperar para ver cómo repercute en una semana más", adelantó Javkin en rueda de prensa, al mismo tiempo que se refirió a las restricciones nocturnas: "Tienen que ver, por un lado, con el menor impacto negativo en la actividad económica, y por el otro, con la mayor cantidad de encuentros clandestinos se realizan durante la noche".

En este sentido, el mandatario advirtió: "Ahora tenemos a toda la gente que vuelve de la costa, y ese es otro pedido especial que hacemos: esperen unos días para volver a encontrarse con su entorno, sobre todo las personas que vuelven de vacacionar en lugares con alto nivel de positividad. El pedido es que eviten inmediatamente ir a trabajar, o encontrarse con el resto de la familia, y que no vayan a saludar a los abuelos al otro día de llegar".

Por su parte, el secretario de Salud Pública sostuvo que "considerando lo que fue el brote anterior, fue muy importante contar con el funcionamiento del centro, porque acelera el giro de camas, sobre todo en instituciones de sala, clínica médica  y hospitales, para pacientes que no necesitan terapia pero que no pueden hacer el aislamiento en sus casas".

Sobre los motivos de la reactivación del espacio, Caruana argumentó: "Si bien nosotros no tenemos un crecimiento exagerado de positividad como se ha dado en Buenos Aires, en el conurbano y especialmente en Ciudad Autónoma, o en países limítrofes, nuestro amesetamiento sigue siendo alto y eso es lo que nos pone de nuevo en alerta, en términos de cuidado a la población, en todos los ejes sanitarios".

En tanto, Gustavo Zignago remarcó que el centro ya está disponible para utilizarlo "con todos los recursos y la infraestructura necesaria". Al respecto, el funcionario subrayó: "Se readecuó en función de la experiencia de los 10 meses que estuvo en funcionamiento y de la capacidad que ocupación que tuvimos, por eso reformulamos un espacio único, donde instalamos el comedor en la planta baja, y las habitaciones en la planta alta, con pabellones para hombres y mujeres en distintos pisos".

Además, el titular de Gobierno recordó que desde el 1 de septiembre de 2020 "pasaron por el centro de aislamiento 338 personas que cursaron la enfermedad con síntomas leves y por distintas circunstancias no podían realizar el aislamiento en sus casas, y en total se registró una ocupación de 2.484 noches".

Centro de Aislamiento Rosario

La función del Centro de Aislamiento Rosario es alojar a pacientes positivos de Covid-19 en buenas condiciones de salud que no puedan realizar el aislamiento en sus hogares. Ubicado estratégicamente en el centro de la ciudad, el predio comprende el Hipódromo Rosario y La Rural, cuenta con amplia accesibilidad, estacionamiento interno y dársenas de ascenso y descenso.

El lugar cuenta con instalaciones sanitarias y un amplio espacio recreativo, en tanto tiene la posibilidad de alojar 600 personas y de incrementar la capacidad de forma inmediata en caso de que fuera necesario. 

Su ubicación privilegiada permite acceder a servicios médicos de manera rápida y ágil (desde el Helipuerto Base SIES y HECA). El predio cuenta con los servicios de seguridad necesarios, ya que posee rejas en todo el perímetro y cámaras de videovigilancia. A su vez, se encuentra cercano a una base de Gendarmería y de una subcomisaría.

El espacio está diagramado en pabellones separados en 4 grupos de población: mujeres de 0 a 60 años con hijos menores de 14 años; mujeres de más de 60 años; varones de 15 a 60 años, y varones mayores de 60 años. Cada área cuenta con bloques sanitarios y vestuarios, office de enfermería y cierres parciales y totales de seguridad, además de comedor.

También funcionan áreas operativas y de soporte como lavandería, depósito de insumos médicos, infraestructura y logística.

En total el predio abarca unas 100 hectáreas con una amplia accesibilidad, ubicado lejos de viviendas y de tránsito de vecinas y vecinos, con posibilidad de cercar y cerrar la zona para un aislamiento total y resguardo de la ciudadanía. Cuenta con tendido de fibra óptica en condiciones para comunicación; espacios libres para la recreación y el esparcimiento, y la capacidad de ampliar espacios por etapas de acuerdo a la demanda.