21 de octubre

Prevención

Ambiente
Salud

Con la llegada de la primavera el municipio recuerda medidas para prevenir el dengue

El descacharrado y la limpieza de reservorios de agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores es una de las formas más efectivas para eliminar las larvas del mosquito transmisor.

Con la llegada de la primavera, las lluvias estacionales y a medida que la temperatura se empieza a elevar, es necesario comenzar las tareas preventivas para evitar la reproducción del mosquito transmisor del dengue: el aedes aegypti.

El mosquito suele aparecer en esta época del año, cuando el frío desaparece, por lo que resulta fundamental el inicio temprano de las acciones para combatirlo y evitar su proliferación.

Cabe remarcar que la transmisión del dengue sólo se produce por la picadura de mosquitos infectados, no se transmite de persona a persona, a través de los animales, ni de objetos. Así, sin mosquito no hay enfermedad.

En ese sentido, desde la Municipalidad de Rosario se recuerdan una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar la aparición del mosquito vector.

¿Cómo prevenir la aparición del mosquito?

Lo principal es no dejarle lugar donde pueda poner sus huevos y reproducirse. Para esto es importante eliminar todos los reservorios de agua y mantener limpios y cubiertos los lugares donde pueda acumularse. Se trata de prácticas que hay que sostener durante todo el año y reforzar e incrementar luego de las lluvias.

Baldes, regaderas, botellas vacías, latas y cualquier otro recipiente donde podría acumularse agua deben ser vaciados, limpiados (en especial cepillar bordes) y puestos boca abajo.

Piletas, tanques de agua, bachas al aire libre, neumáticos en desuso y otros posibles contenedores tienen que permanecer tapados para evitar que se junte agua.

Los bebederos de animales y otros contenedores de agua limpia tienen que cepillarse diariamente y renovar el agua. Cualquier espacio, por más pequeño e inusual que sea, donde se acumule agua se convierte en un criadero para el mosquito Aedes Aegyptis.

También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar de repelente corporal y espirales así como también el uso de vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.

¿Por qué es importante el descacharrado?

Los huevos del mosquito transmisor no se destruyen por fumigación, ni cloración, ni disecación. Cuando las temperaturas son bajas y la humedad no es la adecuada, el huevo puede sobrevivir por más de 7 meses en estado latente. Además, si la hembra está infectada, puede transmitir la carga viral al huevo, naciendo, de una temporada a otra, mosquitos infectados.

En este sentido, el descacharrado y limpieza de recipientes, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores, es una de las formas más efectivas para eliminar larvas y prevenir la reproducción del vector porque permite la eliminación de los posibles criaderos para que no haya mosquitos adultos.

Uso de repelente

Fumigación

La Secretaría de Ambiente y Espacio Público, a través de la Dirección de Control de Vectores y Plagas, avanza con tareas de fumigación con termoniebla en espacios verdes, parques y plazas. 

Durante el fin de semana próximo, los trabajos se extenderán a diferentes zonas de la ciudad y el cronograma incluye:

  • Viernes 1 de octubre: Parque Regional Sur, parque Irigoyen, parque de la Independencia, parque Oeste Dr. Balbin.
  • Sábado 2 de octubre: Parque de la Arenera, parque Norte, parque Súnchales, parque de la Colectividades, parque de España, parque Nacional a la Bandera, parque Urquiza, Paseo 20 de Junio.
  • Domingo 3 de octubre: Puente Rosario-Victoria, parque de la Cabecera, parque Alem, parque Scalabrini Ortiz.

En caso de lluvia, las tareas se reprogramarán. Esta estrategia es complementaria a las acciones de tratamiento larvario en drenajes a cielo abierto (zanjas).

Es importante remarcar que la fumigación sirve para contener los picos poblacionales del mosquito. Por ende, desde el Área recomiendan reforzar las medidas de autocuidado y prevención en el hogar: descacharrado (eliminar todo tipo de recipientes que acumulen agua), fumigación domiciliaria, mantenimiento del jardín (césped cortado y plantas podadas), uso de repelente corporal y espirales así como también el uso de vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.