2 de diciembre

Cultura

Nuevo encuentro: Libros humanos cuentan sus historias de vida en la Biblioteca Argentina

La actividad, originaria de Dinamarca, pretende propiciar un momento de acercamiento y escucha con otras personas con diferentes experiencias, para promover el diálogo y derribar prejuicio.

Este viernes 22 de octubre por la tarde se desarrollará una nueva jornada de exposición de los libros humanos en la Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez ( Pasaje Dr. Juan Álvarez 1550). Tras el éxito de la convocatoria inaugural, el Municipio renueva la invitación a participar de Biblioteca Presente, un encuentro entre personas destinado a compartir historias personales narradas oralmente.

Biblioteca Presente es una iniciativa inspirada en Bibliotecas Humanas, en la que cada persona que se ofrece como libro humano lo hace de forma totalmente voluntaria y gratuita. Los libros humanos son personas con una historia. Al compartir sus vivencias, otras personas aprenden de ellos nuevas realidades y empatizan con su situación, rompiendo prejuicios y fomentando el diálogo, la tolerancia y la comprensión.

La primera Biblioteca Humana abrió sus puertas en Copenhague en el año 2000, dentro del Festival de Roskilde, uno de los mayores festivales de verano que se celebran en Europa. Su propósito era reducir la discriminación que existía entre los jóvenes, poniendo en entredicho los prejuicios y los estereotipos y promoviendo el diálogo, la tolerancia y la comprensión hacia personas de otras razas, culturas y religiones.

“La experiencia de Copenhague se resignifica, nosotros le cambiamos el nombre por el de Biblioteca Presente, porque no trabajamos sobre una problemática compleja, o no lo pensamos como una instancia de personas con historias meritocráticas, o de superación personal. Lo pensamos como un lugar plural, democrático y abierto donde se cuentan experiencias de vida pero como metáfora de que hay otros saberes que soy interesantes, aunque por ahí no están en los libros o en la biblioteca canónica. La posibilidad de enriquecerse con el conocimiento de un desconocido”, manifestó Federico Tinivella, subdirector de la Biblioteca Argentina, durante el desarrollo de la primera jornada.

En este sentido, Tinivella explicó que, si bien se sostiene la idea original de una persona como libro, “se resignifica en un espacio de encuentro, no solo por la pandemia, sino por la crisis social y económica que genera muchas veces que miremos al otro con desconfianza”.

De este modo, el funcionario municipal señaló que el objetivo de la propuesta para los y las participantes es “soltarse y romper los espacios de encierro, salirse al encuentro de un otro en un espacio público” y añadió: “Uno de los grandes valores del espacio público es el encuentro con desconocidos y la posibilidad de escuchar a otros, y la biblioteca es un espacio público, gratuito, en el que vos podés venir a conectarte con otro sin necesidad de comprar nada; es otra forma de crear ciudadanía y comunidad de una manera más amable”.

En esta primera etapa del proyecto, la convocatoria se fue dando de boca en boca, y en seguida se llenó el cupo, ya que para participar como oyente o lector/a del libro humano, es preciso inscribirse previamente en este link, en el que se podrá elegir entre distintas personas y sus correspondientes historias, que serán compartidas en dos turnos, a las 18 y a las 18.30. Además del encuentro de este viernes 22 de octubre, hay una última fecha prevista, el 26 de noviembre, con idéntica dinámica.

Testimonios de una escucha

Durante el encuentro inicial del ciclo en el mes de septiembre, de manera simultánea, nueve libros humanos ofrecieron sus narraciones orales en grupos reducidos de hasta dos oyentes por persona, respetando todos los protocolos sanitarios correspondientes. La primera actividad se desarrolló en la sala de lectura principal

Liliana Insaurralde participó en esa ocasión como oyente, y contó que se enteró de la propuesta porque su prima hermana es un libro humano. "A mí me tocó La vida en dos ruedas, una señora que desarrolló toda su vida en bicicleta y su amor por la bici. Ella nació con un problema de cadera, la tuvieron que operar de muy chiquita y estuvo seis meses internada. Lo notable es que después de eso, que fue tan traumático, se enganchó con la bicicleta", comentó con entusiasmo apenas terminado el turno con su libro humano.

"Me parece interesante, yo ya sabía un poco de qué se trataba pero, al principio, creí que podía escuchar a varios y no que era individual; lo bueno es que después pudimos conversar y pude hacerle preguntas", valoró la oyente sobre esta experiencia que causó asombro, curiosidad y entusiasmo entre las y los participantes.

Ana Stoffell es una docente jubilada y supo de esta actividad porque una vecina, que fue libro humano, le mandó la invitación. “Todo lo que tenga que ver con literatura, con libros y con lectura, me parece valioso, y esto de tener tiempo de poder asistir para mí es nuevo, estoy en época de jubileo, de modo que vine abierta a lo que sea, no pedí detalles", expresó, a la par que agregó: "Cuando me dijeron libro humano, me imaginé a una persona leyendo un libro o hablando de un libro, pero tan lejos no estuve: lo que me encantó es que es individual, me pareció innovador y original, lógico que quizás sea por protocolo, pero escuchar yo sola a una escritora que me habla de su libro, que es su historia, de su vida, fue muy fuerte".

Conmovida por el libro humano que escuchó, Ana contó: "Es una mujer que tuvo la terrible experiencia de que su hermana gemela, hace 30 años, desapareciera en época de la dictadura. Y a partir de esto, el miedo que se instala en la familia, el dolor del padre... y supe algo interesante: que las Madres de Plaza de Mayo, a través de la manifestación, pudieron sacar ese dolor afuera, en cambio a los hombres, que tomaron una actitud más pasiva, ese dolor a muchos los enfermó, como al papá de esta señora".

"La memoria de su hermana la vive y la narra desde el afecto, no desde el drama", reseñó la oyente, y añadió: "Porque admite que sigue habiendo dolor en el mundo, que sigue habiendo problemas muy grandes como el hambre, la miseria y la violencia, la delincuencia, entonces lo relata desde el afecto y eso me parece muy valioso porque desdramatizar, creo yo, es resiliencia".

Las historias, contadas por sus protagonistas, son:

-Originarios, saberes de raíz, con Ricardo López.

-Recetas con historia, con Ana Theiler.

-La memoria del afecto, con Graciela Diez.

-La vida en dos ruedas, con Marcela Jurado.

-Sobrevivir a la dictadura, con Martha Díaz.

-La música como puente, con Mariángeles Carmona (Loli).

-La vida de un deportista de alto rendimiento, con Julián Molina.

-La escritura y la vida, con Marcelo Ciani.

-Sospecha de maquillaje, con More García.