2 de diciembre

Desarrollo Humano

Obras
Distritos
Recreación

Barrio Municipal cuenta con un renovado espacio público recuperado

La plazoleta de la Paz es un lugar ganado para el esparcimiento y fortalecimiento comunitario gracias a la labor conjunta del Municipio y vecinas y vecinos de Grandoli y Lamadrid.

En la mañana del pasado lunes quedó inaugurada la plazoleta de la Paz, ubicada en el complejo de viviendas de Lamadrid y Grandoli, tras haber sido remodelada completamente a partir del trabajo conjunto de la Municipalidad y habitantes del barrio.

Esta intervención tuvo origen en una serie de encuentros entre los equipos del programa Rosario cuida a sus barrios en el marco del «Plan Cuidar», vecinas, vecinos y organizaciones comunitarias de la zona, a partir de los cuales se decidió revitalizar este espacio dotándolo de juegos infantiles y una rayuela triple construida por el grupo Parada Oeste, que se formó en fabricación de baldosas como parte de su capacitación en oficios del programa Nueva Oportunidad.

Con la instalación de nuevas luminarias, bancos y juegos se resignifica un espacio de vital importancia para la comunidad que se consolida como un punto de encuentro y socialización, apuntando al fortalecimiento de redes de cuidado.

“El programa Rosario cuida a sus barrios tiene la intención de intervenir integralmente en los barrios con mayor vulneración de derechos. Aquí lo hacemos en el Barrio Municipal, en la zona sur de Rosario, donde hemos hecho el mejoramiento de un espacio público para el barrio, que es la plazoleta de la Paz. Lo hicimos conjuntamente con los vecinos y vecinas, para que los niños puedan jugar y las familias puedan disfrutar de este espacio. Este es un barrio que necesita mucho cuidado”, expresó el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni.

Por su parte, Vanina Leone, coordinadora del programa Rosario cuida a sus barrios, contó cómo surgió la idea de la intervención en este espacio público: “Junto a las vecinas y vecinos estuvimos haciendo una serie de jornadas participativas para que nos contaran qué es lo que querían de esta reforma que íbamos a hacer y tuvimos en cuenta sus demandas e intereses. La idea es que los vecinos y vecinas puedan disfrutar de esta plaza como lugar de encuentro, con nuevos juegos y espacios compartidos”.

Durante la jornada hubo talleres de teatro y dibujo para niñas y niños llevados a cabo en el Punto Cuidar de la zona, junto a un puesto de serigrafía y un stand del centro de salud del barrio donde se vacunó a vecinas y vecinos. También hubo entrega de plantines para la huerta que tiene este nuevo espacio.

En primera persona

Elsa vive hace cuarenta años en el barrio y dice: “Estoy muy agradecida con lo que han hecho con la plaza, porque estaba en total abandono”. Esta vecina que se preocupa por el bienestar de su comunidad asegura: “Esto representa un cambio muy importante para nuestro barrio, y me reconforta mucho. Por eso he venido hoy”.

Elsa recuerda sus tiempos de juventud, cuando en Gaboto y Esmeralda las vecinas y vecinos compartían fiestas en la calle, haciendo uso comunitario del espacio público, y se ilusiona con que esta nueva plazoleta pueda cumplir funciones similares. “Para convocar a los vecinos a que seamos más unidos, más solidarios, que nos llevemos mejor”, se esperanza, al tiempo que felicita a las autoridades por este tipo de intervenciones sin dejar de “pedirles que se ocupen de la juventud, que es la que necesita trabajo en este momento para salir adelante y poder llevar el pan a su mesa honradamente”.

Respecto a este tipo de acciones de cuidado comunitario del espacio público, expresa enfática: “Yo los felicito, porque esta es una tarea loable, muy buena para la sociedad. Esto te da más ganas de seguir adelante, todos bajo una sola bandera: la argentina”.

Rosario cuida a sus barrios

Es un plan específicamente dirigido a intensificar las acciones del municipio en el territorio, readecuando las propuestas socioeducativas y consolidando el trabajo con las organizaciones sociales, fortaleciendo una red local de trabajo. El objetivo es atender las necesidades de las poblaciones de los barrios de Rosario en el actual contexto.

A través de los puntos de cuidado, con sus promotores de cuidado, el municipio fortalece la red institucional que trabaja en la ciudad con la población más vulnerable que son los adultos mayores y los niños y niñas.

Plan Cuidar

El Plan Integral de Cuidados, Plan Cuidar, involucra al Estado municipal en la organización política y social del cuidado como actividad esencial para el bienestar de la población, en un marco de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, en comunidad y al interior de las familias.

El cuidado abarca el conjunto de actividades tanto remuneradas como no remuneradas que garantizan el bienestar de las personas, e implica un apoyo multidimensional: material, económico, moral y emocional.

El Plan Cuidar implica, por un lado, la unificación de todos los equipos, recursos y acciones del estado municipal para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas que más lo necesitan en cada uno de los barrios de la ciudad, y por otro lado la convocatoria a todas las organizaciones de la ciudad a sumarse a esta red de cuidados y trabajar en las líneas de intervención del plan.

Una ciudad que aspira a la sensibilidad, la empatía, el respeto, la convivencia y la cultura de paz como objetivos, debe generar proyectos y acciones que habiliten y faciliten el compromiso colectivo de la sociedad en este sentido. Este eje del plan se plantea aportar al fortalecimiento de ambientes de convivencia saludable que permitan ser y hacer junto a otras y otros -interactuando, compartiendo, cooperando e integrando, reconociendo, validando y valorando las diferencias- lo cual es clave para mejorar la calidad de vida de todas las personas, superando la sola mirada -aunque también necesaria- de la prevención y la reducción de las violencias.