3 de diciembre

Infancias

Educación
Inclusión
Desarrollo Humano

Se realizó un Encuentro de Fortalecimiento Familiar en un jardín de infantes del distrito Sudoeste

La actividad tuvo como eje poner de manifiesto entre las familias la importancia de una crianza respetuosa y la primordial necesidad de atender en todo momento a los derechos de las infancias.

El viernes 3 de junio, en el Jardín de Infantes Dulces Corazones, ubicado en el distrito Sudoeste, se llevó a cabo un Encuentro de Fortalecimiento Familiar, propuesta motorizada por la Dirección de General de Infancias y Familias, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat municipal.

Sentados en ronda en el patio cubierto del Jardín (ubicado en Esteban de Lucas 2651) dependiente de la Vecinal Barrio Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu, niñas y niños, acompañados de familiares y docentes, participaron de una tarde de juegos con la intención de poner de manifiesto entre las familias la necesidad de una crianza respetuosa y la primordial necesidad de atender en todo momento a los derechos de las infancias.

Durante el encuentro y a través de dispositivos lúdicos, se trabajaron cuestiones referidas a la crianza respetuosa, desde una mirada centrada en el respeto a los derechos de niñas y niños. Este tipo de actividades está destinada principalmente a las y los adultos referentes de los niños y niñas asistentes a los jardines, y se realiza en el marco de una serie de acciones tendientes a fortalecer la relación entre diversas instituciones del distrito Sudoeste y el estado municipal.

“La propuesta es desarrollar una actividad en la que adultos referentes y niños del jardín participen de una instancia de juegos, de vínculos cercanos, apuntando siempre a pensar en crianzas libres, respetadas, en infancias que crezcan con derechos. Es el aporte de la Dirección de Infancias y Familias pensar en estas infancias y acompañarlas en este proceso”, puntualizó Andrea Fortunio, subdirectora de Infancias y Familias municipal.

Este tipo de actividades apuntan a fortalecer la relación del municipio con las vecinas y vecinos de los diferentes barrios y sus instituciones de referencia, trabajando en los derechos de distintos sectores de la población, en este caso puntualmente las infancias y su crianza respetuosa.

“Esta instancia se enmarca en un proceso más grande que nosotros venimos desarrollando desde el año pasado, en el que la propuesta empezó a tomar forma en los Centros Cuidar, dirigida a las poblaciones que allí acuden, a los adultos referentes de niñas y niños de 0 a 5 años de los barrios populares de la ciudad. Nos pareció una buena oportunidad hacer crecer un poco más la propuesta y acompañar a familias de distintas instituciones territoriales vinculadas a la Municipalidad para pensar estos espacios de crianza”, abundó la funcionaria.

Plan Cuidar

El Plan Integral de Cuidados, involucra al Estado municipal en la organización política y social del cuidado como actividad esencial para el bienestar de la población, en un marco de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, en comunidad y al interior de las familias.

El Plan Cuidar implica, por un lado, la unificación de todos los equipos, recursos y acciones del municipio para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas que más lo necesitan, y, por otro lado, la convocatoria a todas las organizaciones de la ciudad a sumarse a esta red de cuidados y trabajar en las líneas de intervención del plan.

Una ciudad que aspira a la sensibilidad, la empatía, el respeto, la convivencia y la cultura de paz como objetivos, debe generar proyectos y acciones que habiliten y faciliten el compromiso colectivo de la sociedad. Este eje del plan se plantea aportar al fortalecimiento de ambientes de convivencia saludable que permitan ser y hacer junto a otras y otros.