5 de diciembre

Gobierno

Javkin: «Independencia y libertad es exigir un país en el que el federalismo no sea solo un anuncio»

Durante el acto por un nuevo aniversario de la independencia, el intendente pidió que "el proyecto nacional zarpe de una vez del puerto de Buenos Aires hacia el desarrollo de nuestro interior".

El intendente Pablo Javkin encabezó en la mañana de este jueves 9 de julio el acto oficial por el 206° aniversario de la Declaración de la Independencia. En su discurso, ponderó el acto de osadía de quienes firmaron “el acta fundacional de nuestra patria” y remarcó que si hoy tuviera la oportunidad de reunirse con esos próceres, ellos nos “llamarían a levantar sus mismas banderas para luchar por la vida de nuestros pibes y pibas, contra la amenaza de los mafiosos que se creen dueños de su futuro” y que también “nos exigirían levantar sus banderas para ampliar derechos, urbanizando barrios, dando dignidad y generando frente de casas con veredas para que la familia se encuentre y viva con dignidad”.

Al pie del Monumento al General Manuel Belgrano ubicado en el parque de la Independencia y acompañado por integrantes de su gabinete, la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck; miembros de la Mesa Interreligiosa, de las fuerzas armadas, el cuerpo consultar, colectividades y por ex combatientes de Malvinas, el titular del Ejecutivo local recalcó que ese acto de osadía realizado hace más de dos siglos hoy debe plasmarse en los hechos, y en todo el país, porque “Independencia y libertad es exigir un país en el que el federalismo no sea solo un anuncio, sino un proyecto nacional que zarpe de una vez del puerto de Buenos Aires hacia el desarrollo de nuestro interior”.

“La historia honra a quienes la escriben. Aquella mañana fría en San Miguel de Tucumán los próceres de nuestro país firmaron el acta fundacional de nuestra patria. Fue un acto de osadía el de los diputados de aquél Congreso histórico. En un eco eterno de libertad que aún retumba, alzaron sus voces contra la monarquía colonial y declararon la independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica”, comenzó diciendo Javkin.

“En el mármol de nuestro Monumento se lee «Seremos dignos hijos de la patria». Ese mandato cívico, junto al de los diputados, nos llama a hacer nuestra parte en la reconstrucción de un mundo herido y a levantar más que nunca las banderas izadas en 1816”, agregó.

“Siempre imagino qué nos dirían los hombres y mujeres de la independencia si nos reunieran como alguna vez lo hizo el General Manuel Belgrano, al pie de la barranca. Sé que nos llamarían a levantar sus mismas banderas para luchar por la vida de nuestros pibes y pibas, contra la amenaza de los mafiosos que se creen dueños de su futuro. Nos exigirían levantar sus banderas para ampliar derechos, urbanizando barrios, dando dignidad  y generando frente de casas con veredas para que la familia se encuentre y viva con dignidad”, continuó diciendo.

Destacando en varias oportunidades las palabras Independencia y libertad como sinónimo de ese acto heroico celebrado en la capital tucumana, Javkin mencionó que “el espíritu del 9 de julio revive cuando la ciudad se llena de gente buena en los parques y plazas que, junto a nuestro río marrón, inspiran sueños, amores y encienden pasiones bien rosarinas. Independencia y libertad es nuestro centro histórico, casa de toda la ciudad, lleno de vida, con música, con arte, con sus comercios y bares repletos y con los más grandes que le cuentan a los más chicos que así era la Rosario que brilló hace un tiempo atrás”.

Presente y pasado

También indicó que “Independencia y libertad es ver las banderas en el pecho de los pibes y pibas en la fiesta del deporte que reunió aquí a más de un millón de personas en este corazón de Rosario, nuestro Parque de la Independencia, ese que imaginó Thays, y que Lamas hizo realidad hace justo 120 años”.

“Independencia y libertad es darle fuerza a nuestro empresariado pujante, al campo fértil y la invencible industria santafesina, que llevan la potencia del litoral desde el puerto hasta la cumbre de los mercados del mundo”.

“Independencia y libertad es seguir la huella que marcaron quienes hicieron grande a Rosario y Santa Fe, con la visión y el ejemplo de gobernadores como López, nuestro primer federalista, y de Intendentes como Carrasco, Oroño y Binner que hicieron de Rosario la metrópolis que es conocida por su salud pública, por su urbanismo de vanguardia y por el talento descomunal de sus embajadores deportivos y culturales, que tanto aman la ciudad y tan bien la representan en el mundo”.

Pueblo solidario

“Independencia y libertad es enfrentarnos a las crisis, una más, porque los rosarinos y santafesinos somos hijos e hijas de generaciones de almas solidarias y valientes, que enfrentaron pestes y catástrofes como nadie pero que nunca renunciaron a nuestros sueños y a esperanzas”, agregó.

“Independencia y libertad es recordar Malvinas, que todavía late fuerte en el corazón de cada argentino y argentina. Son nuestros excombatientes, flamantes miembros de la Orden de Rosario, que levantan la bandera de la soberanía a la altura del cielo. 40 años después, las Malvinas son y serán Argentinas”, continuó diciendo.

Además, resaltó que “independencia y libertad es exigir un país en el que el federalismo no sea solo un anuncio, sino un proyecto nacional que zarpe de una vez del puerto de Buenos Aires hacia el desarrollo de nuestro interior. Independencia y libertad es luchar por la autonomía, porque además de que el país entero se una con Rosario para enfrentar la economía del delito, también necesitamos más competencias. Es querer hacernos cargo de cuidar mejor a nuestras familias”.

“Por eso hoy, aquella historia que puede parecer lejana, es en verdad nuestro deber cívico más urgente. Nuestros vecinos y vecinas merecen disfrutar de esta ciudad en paz. Nuestra región merece ser tratada en pie de igualdad al resto”, sostuvo.

“Aquellos diputados nos exigirían unirnos para cuidar a la patria. Cuidarla para hacerla fuerte y soberana. Unirse para proyectar juntos el desarrollo de la nación donde el federalismo sea la proa y sus principios, el faro que guía. Porque, como bien decía Borges, nadie es la patria, y todos lo somos, porque la patria es un acto perpetuo, que arde en el pecho, incesante, como un límpido fuego misterioso”, agregó.

“Que la llama de la patria nos encienda siempre, sobre todo en estos tiempos, que nos de sensatez y sabiduría, que nos ponga arriba como hicieron los gloriosos del 1816, no hay más que seguir el acto perpetuo de hacer patria y defender con la vida la libertad y la independencia. Arriba la Patria. Arriba la Independencia. Arriba Rosario”, terminó diciendo el intendente.