15 de agosto

Temas del día

Deportes

Godoy, el club que se reinventó en barrio Bella Vista

Ubicado en Constitución 2430, fue recuperado por un grupo de personas que tiene raíces en la zona. Es el único de la ciudad que ofrece bádminton, en un claro legado de los Juegos Suramericanos.

En el Club Atlético Francisco de Godoy todos hablan el mismo idioma. Defienden el mismo escudo. Conjugan la pasión por el sentido de pertenencia. La institución fundada el 1° de mayo de 1929 sigue latiendo y conteniendo a la enorme barriada de Bella Vista merced a la intervención y dedicación que le inyecta un grupo de dirigentes, quienes en 2015 lograron recuperar el espacio y desde entonces les abrieron las puertas a todos y todas. Mientras busca seguir creciendo y recibiendo a la comunidad en general, decidió implementar de manera revolucionaria la práctica de bádminton, lo que representa un claro legado de los recientes III Juegos Suramericanos de la Juventud Rosario 2022.

La historia marca que Godoy nació en un terreno de la calle homónima (avenida Godoy, hoy avenida Presidente Perón) luego de que un grupo de amigos decidió tener un lugar definido para jugar al fútbol tras salir de sus respectivos trabajos. Fue así que poco a poco fue recibiendo a más vecinos, quienes desde entonces empezaron a engrandecer el recinto y ampliar las disciplinas deportivas.

Se terminó armando un punto de encuentro de excelencia en barrio Bella Vista, que con el paso de los años experimentó diversas vivencias. Cuenta con una rica historia. Tal es así que incluso un emblemático vecino de 91 años decidió escribir un libro del club, que es orgullo de la barriada.

El bádminton, un legado de los Suramericanos

El reciente paso de los III Juegos Suramericanos de la Juventud 2022 marcó a fuego a la ciudad. No sólo en materia recreativa, deportiva, cultural y social. También sembró un hito en materia de organización. Y en el club Godoy dejó un legado, ya que se erigió en el único lugar en la ciudad donde se practica bádminton.

“Terminaron los Juegos y un grupo de personas nos pidió un espacio para traer la actividad. Se hicieron socios y empezaron a practicar”, contó la secretaria de la institución, Pamela Aguirre. “Se reformó el lugar donde antes funcionaban las canchas de bochas y ahora hacen bádminton ahí”, acotó.

Tanto Aguirre como el presidente Sergio Sisti aseguraron que “la idea es potenciar la disciplina. Estamos reacondicionando las instalaciones a medida que generamos recursos. Vamos a pintar el piso y además colocaremos toda luminaria led, que nos facilitó un amigo e integrante de comisión como es Matias Rampello, cuya familia tiene negocio y también nos genera todos los elementos que necesitamos”.

Presidente de la casa

Sergio Sisti tiene 43 años, es panadero de profesión y preside el club Godoy desde 2015. “El club estuvo prácticamente parado más de 20 años. Las puertas estaban abiertas, pero no aceptaban socios. Todo es diferente ahora”, explicó.

“Unos compañeros del barrio comenzaron a venir a jugar al futsal y vieron que no dejaban hacer socios a nadie. Era un club acéfalo en realidad. Fue entonces que decidieron intervenir mediante la Dirección de Clubes, que depende de la Secretaría de Deporte de la Municipalidad. Se armaron dos listas para las elecciones. Una encabezada por el ahora ex presidente y la otra por todos chicos del barrio. Ganamos y desde entonces acá estoy”, deslizó.

Sisti además confesó que “soy del barrio. De hecho, con el colegio N° 119 General Ortiz de Ocampo venía a realizar gimnasia al club. También practicaba karate. Esta es mi segunda casa”.

Como dato relevante hay que destacar que con la flamante comisión directiva, el club comenzó a ponerse de pie nuevamente. “Cuando asumimos arrancamos de cero, pero nunca bajamos los brazos. La pandemia nos frenó como a todos, pero seguimos proyectando y conteniendo a los chicos”, puntualizó el presidente.

Secretaria firme

“Tenemos 380 socios activos de los cuales muchos, por la realidad social, no pueden pagar la cuota. Sin embargo, los recibimos a todos”, afirmó Pamela Aguirre, quien es la secretaria del club desde el año 2019.

La dirigente explicó que “este ya es un grupo de socios y amigos que tratamos de que el Godoy siga creciendo y conteniendo a todos. Antes vivía en Godoy y Lavalle y me mudé a (la ciudad de) Funes, pero esto no se deja por nada del mundo”.

Puertas hacia adentro

Godoy tiene muchos puntos que nutren a la enorme barriada de Bella Vista y alrededores. Uno de los datos que sobresalen es que todos los profes de fútbol no solo colaboran gratis sino que además pertenecen a la comisión directiva en una clara muestra de sentido de pertenencia.

Con respecto al fútbol de salón, lo concreto es que es la actividad más concurrida que tiene la institución puertas hacia adentro, ya que intervienen 120 chicos y chicas de diversas categorías generando además un clima inclusivo.

El club también ofrece patín artístico, bádminton y karate, entre otros. A eso hay que sumarle que funciona la escuela de baile Romanza, que a través de la profesora Eliana Noriega, nuclea a 70 chicas de diferentes edades. Dentro del recinto además funciona un gimnasio. “A eso hay que sumarle que tenemos un convenio con el colegio N° 119, que realiza todas las actividades deportivas desde las 8 hasta las 16”, narró Aguirre.

Por otra parte, el presidente Sisti afirmó que “uno de los proyectos que tenemos en mente es ampliar la cancha de usos múltiples. Como no cumple con las dimensiones reglamentarias, cuando debemos jugar las fases finales del fútbol de salón tenemos que alquilar otros escenarios. Ojalá pronto lo podamos materializar”.

“Otra propuesta es restaurar y abrir el bufet, que está cerrado desde hace años. Nuestra idea es que esté abierto a todos los socios y vecinos del barrio. Apuntamos a que sea un punto de encuentro gastronómico y social”, dijo el máximo directivo institucional.

Y agregó: “Los subsidios de los diferentes programas fueron destinados a obras. En realidad, cada peso que se recauda va todo para mejorar las instalaciones. El deseo y objetivo es que Godoy esté bien en todos los aspectos”.

“Este es un lugar de contención para los chicos. No solo del barrio sino de todos los lugares que deseen venir. Las puertas están abiertas. Nuestro propósito es que se apropien del Godoy, que tengan sentido de pertenencia como nosotros”, cerró Sisti.