1 de febrero

Temas del día

Deportes

Recreación

Colonias de verano municipales, donde se conjugan recreación, educación e inclusión

Más de 10 mil personas integran los diferentes espacios en los barrios de la ciudad, donde aprender a nadar es uno de los pilares fundamentales

Como todos los años, las colonias de verano municipales colmaron su capacidad y se afirman como la propuesta recreativa y educativa - para infancias, juventudes, y adultos y adultas mayores - por excelencia de la temporada estival.

Con 10 mil participantes, las colonias ofrecen programas diarios con actividades, deportes, entretenimientos y vida al aire libre que desarrollan bajo dos ejes: actividades pedagógicas incluidas en la educación no formal y aprendizaje de natación.

En ese sentido, el coordinador de la colonia que funciona en el club Asturiano que está ubicado en Fisherton, Rodrigo Cotarello, manifestó que “las colonias tienen una parte recreativa en la que se hace hincapié en cuestiones educativas a través de varias propuestas. Los chicos y las chicas aprenden jugando”.

Y en cuanto a los espacios para juventudes y el aprendizaje de natación, señaló: “Primero logramos que se puedan defender en el agua, que aprendan a flotar y luego avanzamos hasta llegar a que naden distintos estilos”.

Además, Cotarello destacó la inclusión que se genera en este espacio, ya que acuden jóvenes de distintas edades y barrios. “Acá todos juegan juntos. Todos cumplen con ciertas normas y hábitos como el cuidado y orden de los materiales de trabajo. Y también se trabajan conceptos como la importancia de cuidar el ambiente”.

La colonia municipal es un espacio consolidado que hace más de 20 años se ofrece en polideportivos y clubes con convenio. “Creo que la explicación del éxito que tiene la oferta municipal está en lo que encuentran en este espacio. Para muchos este lugar es el patio de su casa. Acá encuentran amigos, juegos, deportes y profesores que los contienen”, asegura Danila Ikkert, coordinadora en el polideportivo Parque del Mercado.

También hace hincapié en cómo se trabaja con las y los asistentes: “Tenemos tres profesores para cada grupo de colonia, y eso nos permite abordar el trabajo con cada chico de forma particular. Son muchos, pero para nosotros no son un número, sino que cada uno viene con su historia y es un aspecto que tenemos en cuenta a la hora de trabajar”.

Las actividades de las colonias se complementan con otros dispositivos. El caso más vinculante es el programa de natación, ya que año a año se entregan becas para que chicos puedan continuar practicando el deporte en clubes.