20 de julio

Temas del día

Emprendimientos

Jóvenes

Impulsarte: Dos emprendedoras se capacitaron en un programa municipal y continúan creciendo

Son Noelia con su proyecto Katze Joyas y Marianela con sus kits artísticos, dos jóvenes rosarinas que se formaron y apuestan a fortalecer sus negocios.

Impulsarte es un curso de formación virtual para jóvenes de 18 a 35 años, destinado a fortalecer proyectos productivos para quienes tienen una primera idea o ya cuentan con un emprendimiento inicial en marcha. La propuesta busca generar y fortalecer emprendimientos juveniles de triple impacto: sociales, económicos y ambientales/sustentables, a través de capacitaciones virtuales.

En la sexta edición, se seleccionaron treinta proyectos que obtuvieron un incentivo en concepto de capital semilla. En ese marco, dos emprendedoras cuentan sobre sus negocios y sus ganas de continuar creciendo.

Noelia Andrada tiene 34 años y su emprendimiento, Katze Joyas, se especializa en bijou y orfebrería. Todo empezó como un hobby: "Trabajaba en una fábrica y me lesioné. Viendo que la situación se ponía complicada y como siempre me gustó trabajar con las manos, empecé a armar el taller de a poquito. Finalmente, este año comencé a trabajar únicamente con mi emprendimiento", cuenta.

Como siempre le gustó la joyería, empezó a mirar videos en redes sociales hasta que se decidió y comenzó a estudiar orfebrería formalmente. "En el instituto estudié joyería contemporánea y este año arranqué con joyería profesional en el nivel uno. Además, ahora estoy haciendo un curso de joyería contemporánea en la Biblioteca Vigil", explica con entusiasmo.

Katze significa gato en alemán, eso demuestra el amor que tiene por los animales, especialmente por los felinos, y que se refleja en su emprendimiento. Sus joyas tienen mucho que ver con los animales. "Me dedico a hacer medallas personalizadas de las mascotas de las personas. La idea surgió a partir de un regalo, le hice una medallita con la cara de su perra, busqué una foto, hice el diseño digital y después lo trasladé a la pieza", dice la emprendedora.

Luego de mostrar este trabajo, una chica de Buenos Aires le preguntó si podía hacerle uno similar personalizado. "Lo que más destaco de la joyería que hago es el vínculo afectivo que tiene la persona con el animal e intento poder transmitir ese amor en algo tangible. Muchas de las personas que me piden trabajos quieren hacerse una medalla porque son animales que ya fallecieron o se les perdieron, y quieren una pieza para recordarlos. Es una linda manera para que los lleven siempre con ellos", menciona.

Marianela Zilli tiene 33 años, está terminando la carrera de Bellas Artes y su emprendimiento es Kits Artísticos: sets de arte individuales para las infancias y souvenirs para cumpleaños. Los kits se orientan a las primeras infancias, pero también a niños y niñas más grandes hasta los doce años aproximadamente. Marianela ofrece siete kits artísticos y más de seis versiones de souvenirs.

"Mi emprendimiento arranca en plena pandemia, en el encierro total, con la idea de llevar a las casas algo artístico y creativo para los más chicos. Las cajas están orientadas a que cada niño o niña que las reciban pueda explorar, encontrar productos para hacer manualidades, para dibujar y pintar", cuenta. Además, Marianela ofrece souvenirs para cumpleaños: "Son las versiones reducidas de los kits más grandes, en las que se incluyen maderas, ceritas artesanales, van variando según la edad y también el gusto de cada peque y de cada mamá", explica.

Sobre cómo le surgió la idea de armar estos kits artísticos, Marianela cuenta que venía trabajando en talleres de arte en festejos de cumpleaños, donde iba trasladando objetos para hacer manualidades para que sea una alternativa distinta. "Cuando llegó la pandemia, me encontró con mi niña, con un espacio disponible para poder crear. Al principio revendía algunas cosas de arte y después empecé a elegir mis diseños y empezar a sumar cosas que me interpelan y me gustan", menciona.

La propuesta es divertirse a través del arte. Marianela explica que llama la atención el emprendimiento porque es una propuesta diferente, sobre todo, los kits de souvenirs. "No son golosinas y no son cosas tradicionales, entonces están muy contentos, porque eso que le entregan a un peque como souvenir, tal vez cuando llegue a su casa pueda despertarle un interés, conectarlo al plano real y lo saca un poco de la virtualidad, es como mi granito de arena para despertar esa curiosidad, que fue la que llevó también a hacer los kits", señala la emprendedora.

Sobre la capacitación de Impulsarte, Noelia dice que fue una muy buena experiencia. "Me gustó mucho el material con el que trabajamos. Hice otras capacitaciones de emprendedurismo y comparando el material, Impulsarte tiene una propuesta más original en cuanto a diseño de marca, de registro de la marca, además de temas de los costos. Me gustó mucho y también creo que una tiene una idea del emprendimiento y esta capacitación te trae nuevas formas de verlo. Por ejemplo, en el triple impacto de la economía circular: el ambiente, lo social y lo económico. Eso te hace sentarte para replantear algunas cosas de lo que venís haciendo. Me gustó conocer otras personas que emprenden porque además de compartir ideas entre nosotros, también es gente con la que podés entablar una amistad", señala.

Noelia quedó seleccionada y obtuvo el estímulo capital semilla, con el que pudo adquirir más herramientas para mejorar su emprendimiento. Acerca de lo que significa su proyecto dice que es todo en este momento. "Mi emprendimiento es todo, es mi trabajo, es en lo que gira mi vida, me gusta mucho saber que trabajo con las mascotas y que trabajo representando animales en una joya, la verdad me parece fantástico. Escuchar las historias de las personas me gusta mucho, conectar con los clientes, y que sea algo transparente. Siempre me gustó el proceso creativo y poder plasmar distintas ideas. Es algo que me llena", finalizó.

"Emprender es un trabajo arduo. Hay que estar en todos los detalles, que la comunicación con los clientes sea fluida, dar la respuesta que se espera, resolver un inconveniente, es estar atrás de los detalles", dice Marianela. Llegó a Impulsarte a través de las redes sociales y cuenta que su experiencia en la capacitación le sirvió para ser un poco más consciente de su rol de emprendedora. "Tener un seguimiento real de cómo es emprender, del tiempo que hay que estar trabajando en las redes, también el tema de los costos, que tal vez es algo que a veces se nos olvida. Me ayudó mucho para pensar en el registro de la marca, que es tan importante", detalla.

Marianela también destaca la importancia de compartir espacios con otras personas emprendedoras: "Las experiencias de los demás también ayudan para saber que no estamos solos, que somos muchos en este camino y que está bueno participar de esta economía que se arma en Rosario. Saber que hay otras personas que te acompañan y que también emprenden está bueno", dice.

Para Marianela emprender es su vida. "Hacer los kits artísticos es un proyecto que quiero seguir adelante, al que todos los días le pongo voluntad, corazón, esfuerzo y que trato de encontrar siempre la forma de agregar cosas nuevas y de innovar. Soy muy curiosa, investigo mucho, me gusta todo el tiempo cambiar, es parte de mi vida", finaliza la emprendedora.