17 de junio

Deportes

Echesortu, un club de barrio que despierta pasión

La institución, ubicada en San Nicolás 1350, fue fundada en 1933. Es un espacio pujante y de contención para la vecindad. “Para muchos, este es nuestro segundo hogar", dijo su presidenta.

Oficialmente se llama Echesortu Fútbol Club, pero se lo conoce como 'Echesortu' y es más que un club y espacio deportivo; es un punto de encuentro por excelencia, no sólo para quienes viven en el barrio que lleva su nombre sino también para vecinas y vecinos de los alrededores. Su corazón deportivo y social late con pasión y fuerza desde el 31 de julio de 1933 en San Nicolás 1350.

La historia de vida de 'Echesortu' comenzó hace 90 años por iniciativa de un grupo de amigos y empresarios que se congregaron en el bar de la familia Oleaga, situado en Castellanos y 9 de Julio, para darle forma a lo que sería un nuevo espacio.

“Este lugar nació un 31 de julio, de 1933: oficialmente se llama Echesortu Fútbol Club porque en aquella época se jugaba más al fútbol que a otra cosa acá”, comentó la actual presidenta de la institución, María Estela Montironi. Y agregó: “Para muchos de nosotros, este es nuestro segundo hogar. Nos sentimos identificados con este espacio. Hay un marcado sentido de pertenencia que intentamos en todo momento transmitirselos a las nuevas generaciones”.

“Había muchos lotes en esta zona y las autoridades de ese momento compraron el primer espacio por calle 9 de Julio. Luego, con lo recaudado con los bailes que se hacían en los años '50 y '60, donde pasaron artistas de la talla de Sandro y Palito Ortega, entre otros, se compraron más terrenos. Poco a poco se fue expandiendo el club”, describió Montironi.

Con el paso del tiempo se fueron agregando más disciplinas y se realizaron diversas obras, tanto para ampliar como para remodelar. La institución sufrió coletazos que lo dejaron al borde del nocaut por diversas circunstancias, pero jamás claudicó. Siempre se caracterizó por ser un lugar de encuentro y de recreación para las familias del barrio y alrededores.

Primera dama y algo más

La presidenta de la institución es María Estela Montironi. Tiene 78 años y vive a dos cuadras del club. Su relación con 'Echesortu' nació de manera casual. Sin embargo, aprendió a quererlo tanto que forma parte de su vida.

“Soy de Buenos Aires. Pero cuando vine a vivir a Rosario, lo primero que hice fue hacer socios del club a mis hijos. Después comencé a trabajar acá y la relación fue creciendo”, sostuvo María Estela.

Y agregó: “Puedo decir que trabajé casi toda mi vida en el club. De hecho, me terminé jubilando acá. Y como ahí me quedaba tiempo, se dio que arranqué en la política del club hasta llegar a la presidencia”.

El club Echesortu cuenta con un buffet que está concesionado. También ofrece una amplia variedad de disciplinas deportivas para todas las edades, entre las que se encuentran: karate, patín artístico, telas, parkour, taekwondo, vóley, yoga, natación, aikido, ajedrez, ritmo y localizada, básquet, futsal, gimnasia deportiva, gimnasio y judo.

“Hay mucha gente asociada, por suerte. Aunque lo más lindo es ver a todas las generaciones acá dentro. También tenemos muchos socios vitalicios, y eso es para resaltar porque son parte de la historia de Echesortu”, dijo.

Otro punto a destacar es el gran espejo de agua, que funciona durante todo el año. “En 1968 se inauguró la pileta. No fue fácil construirla porque en el espacio que se hizo funcionaba la cancha de básquet”, recordó la presidenta.,“Así que debió trasladarse la cancha a la parte superior. Pero para lograr eso hubo que hacer reformas. Se construyó la planta alta, que vino bien porque el club se amplió”, graficó María Estela.

“Con el tiempo se climatizó el natatorio, lo que potenció a Echesortu porque fue uno de los primeros clubes en tener un espejo de agua habilitado durante todo el año”, resaltó su actual presidenta. Y añadió: “En nuestra pileta entrenaba tanto Fernando Pipo Carlomagno, que es un referente de la ciudad (es nadador paralímpico) como su padre”. Cabe destacar que Carlomagno ganó el domingo 19 de noviembre, en los Juegos Parapanamericanos 2023 que se están disputando en Santiago de Chile, la medalla dorada en la final masculina de los 100 metros espalda categoría S8, con un 1m10s35c.

Montironi destacó además que “tenemos una colonia de vacaciones que funciona durante el verano a gran escala. Tal es así que cerca de 200 chicas y chicos vienen cada temporada”.

Proyectos y sueños a cumplir

Uno de los proyectos que tiene en mente la actual gestión es plasmar en un futuro cercano la ampliación de las instalaciones. Montironi explicó que “la intención es comprar el terreno que está lindero al club, aunque por el momento es imposible debido a los altos valores del mercado”.

“El club es un lugar muy importante para todos. Necesitamos más espacio físico para poder darle más servicios y comodidad a la masa societaria”, remarcó la directiva, quien además resaltó que “todos los integrantes de la comisión tienen un fuerte vínculo con el club”.

A la hora de describir lo que representa Echesortu para María Estela, confesó: “Es parte de mi vida y espero que siga siendo así por muchos años más”.