20 de enero

Ambiente

Transporte
Movilidad

Miles de rosarinos ya cambiaron residuos reciclables por carga de saldo en la MOVI

El viernes 20 se cumplió un año de la incorporación de las recargas de las tarjetas sin contacto en los canjes saludables. En total, 4.400 vecinos optaron por hacer uso de esta alternativa.

El viernes 20 de mayo, en el marco de una nueva jornada de Canjeamos por Naturaleza en las Cuatro Plazas (Mendoza y Provincias Unidas), se cumplió el primer aniversario de la incorporación de la carga de saldo en la tarjeta sin contacto al programa de canje de residuos reciclables. En este período se realizaron más de 4.400 recargas en tarjetas MOVI, lo que da cuenta del alto compromiso de la ciudadanía con las prácticas de separación de residuos.

Con la incorporación de la recarga a la tarjeta MOVI, el municipio apunta a incentivar los hábitos de movilidad sustentable y a que el ciudadano tenga la oportunidad de elegir la forma de moverse conforme la necesidad del viaje que realice. Al ser una tarjeta multimodal, puede ser utilizada para viajar en transporte urbano de pasajeros y en el sistema de bicicletas públicas, también para pagar estacionamiento medido o viajar en taxi, modalidad que actualmente se encuentra en prueba piloto en 50 taxis de la ciudad.

Durante este año, los ecocanjes se realizan con periodicidad mensual. Los materiales reciclables son papeles, cartones, telgopor, envases plásticos, de vidrio y metálicos. La próxima fecha está estipulada para el viernes 17 de junio, de 10 a 12, en el Centro Comercial Godoy (avenida Presidente Perón y San Nicolás), en el distrito Oeste. 

Canjeamos por Naturaleza

Canjeamos por Naturaleza es organizado por la Secretaría de Ambiente y Espacio Público y su objetivo consiste en involucrar activamente a la ciudadanía, así como promover prácticas de separación de los residuos, concientizando a la población acerca de la importancia de la reutilización de residuos reciclables y la necesidad de reducir los desechos que se generan en el hogar. Asimismo, las acciones contribuyen al desarrollo de la economía solidaria, ya que los residuos que entregan los vecinos son destinados a emprendimientos sociales.

Entre 2014 y 2015, más de 16.500 vecinos participaron en las 42 ediciones de la innovadora propuesta. Se recolectaron 54 toneladas de residuos y se entregaron 25.320 kilos de verdura. Los residuos son repartidos a recuperadores urbanos y emprendimientos sociales que se encargan de reciclarlos o reutilizarlos.