3 de marzo

Ambiente

Sustentabilidad

El municipio recibió más de nueve toneladas de residuos reciclables a través de los canjes saludables

En las nueve jornadas que se realizaron durante 2014 más de 2.500 rosarinos dejaron, en promedio, 3.5 kilos por persona.

Más de 2.500 rosarinos participaron en la campaña Separar Nos Une que se llevó a cabo durante todo 2014. En total, acercaron unas nueve toneladas y media de residuos reciclables, que serán destinados a emprendimientos sociales. Se estima que cada rosarino dejó, en promedio, 3,5 kilos de residuos reciclables por los dos kilos de verduras agroecológicas.

“El objetivo de la actividad es involucrar activamente a los ciudadanos fomentando la separación de residuos en el hogar para cuidar el medio ambiente y contribuyendo al desarrollo de la economía solidaria. Todo esto, se encuentra enmarcado en los procesos de planificación estratégica que se desarrollan desde el Ejecutivo hace más de 15 años”, detalló la subsecretaria de Medio Ambiente, Cecilia Mijich.

“Nuestro plan apunta a mejorar el servicio de higiene, disminuir la cantidad de residuos enviados a disposición final a través de la prevención, minimización y valorización de los residuos. A través de esta iniciativa sumamos una nueva modalidad para la recolección de reciclables y las personas pudieron llevarse una bolsa de verduras, que garantiza una alimentación más saludable”, señaló la funcionaria.

A lo largo de 2014 se desarrollaron nueve jornadas de ecocanje, la última de las cuales tuvo lugar el viernes 19 de diciembre en la explanada del Centro Municipal Distrito Oeste Felipe Moré.

Cabe destacar que las verduras agroecológicas que se entregan provienen del programa Agricultura Urbana, dependiente de la secretaría de Promoción Social.

Políticas orientadas a la sustentabilidad

La Municipalidad de Rosario puso a disposición de los vecinos el servicio Puerta por puerta, que consiste en el paso de un camión especial en un día determinado a partir de las 8.30, de acuerdo a la zona de la ciudad que corresponda. En el caso de la zona sur, el camión pasa a partir de las 13.30. Se deben disponer papel, cartón, tela, vidrio, metal y plástico por separado en bolsas o cajas, cerca de la puerta o en el cantero de la casa, para que no sean confundidos con los residuos comunes. Esta modalidad alcanza a más de 10 sectores de Rosario con una población estimada en 120.000 vecinos.

Por otra parte, el último viernes y sábado de cada mes, se reciben en los centros municipales de Distrito y en Montevideo 2852 aparatos informáticos en desuso conocidos como chatarra electrónica. Los vecinos pueden acercar computadoras, notebooks, teclados, monitores, mouses, parlantes, impresoras, cables, routers. Desde su lanzamiento en 2010 se reciben dos toneladas por mes de estos residuos. Es más, en lo que va del año cerca de 1.000 personas entregaron más de 5.000 componentes informáticos en desuso. Todos los desechos informáticos recolectados se destinan en una primera etapa a un emprendimiento llamado Pajarito Remendado, de barrio Las Flores.

Además, en todos los distritales se realiza el acopio de pilas con carga agotada de lunes a viernes de 8 a 13.30. Estos residuos son enviados al denominado Relleno de Seguridad.

Actualmente, Rosario cuenta con más de 350 islas de separación de residuos ubicadas cada dos cuadras en el área de macro y microcentro de la ciudad, para que los vecinos no caminen más de una cuadra para arrojar sus residuos diferenciados. En los contenedores metálicos de color naranja se pueden depositar papeles, cartones, envases y botellas plásticas, envases y botellas metálicas, envases de telgopor; en los contenedores metálicos de color verde se pueden depositar aquellos residuos que no se pueden recuperar.

En el último año se llevaron a relleno sanitario alrededor de 3.000 toneladas menos de residuos que en el año anterior gracias a las acciones que desarrolla el municipio en el marco de la ordenanza nº8335/2008 que propone Basura Cero.

Los materiales separados por los vecinos son recolectados y clasificados por cooperativas de trabajo que funcionan en la ciudad bajo los principios de la cooperación y la economía solidaria.

Todo Empieza un Día

Este año la Municipalidad de Rosario lanzó la campaña Todo Empieza un Día, que promueve la participación ciudadana y el compromiso de los rosarinos para mejorar la convivencia urbana y el cuidado del medio ambiente. Pensada como una propuesta a largo plazo donde se involucren todos los actores de la sociedad, tanto del sector público como privado, está destinada a generar que los hábitos y prácticas relacionados con el uso del transporte público y la bici, la higiene y la separación de los residuos se manifiesten en pequeños actos cotidianos.