15 de junio

Desarrollo Humano

Intendencia
Hábitat

Rosario contará con más de 25 millones de pesos destinados a 84 organizaciones sociales

Los fondos, provenientes del Programa Federal Argentina Construye Solidaria, serán afectados a la compra de insumos y materiales para refaccionar y mejorar las sedes de las entidades beneficiarias.

La Municipalidad y el Gobierno de Santa Fe sellaron este jueves 21 de enero el convenio que permitirá implementar el Programa Federal Argentina Construye Solidaria en Rosario. La iniciativa implica el desembarco de más de 25 millones de pesos en la ciudad, que serán destinados a 84 organizaciones que desarrollen tareas de asistencia barrial y comunitaria con el objetivo de comprar materiales e insumos para el mejoramiento o refacción de sus sedes.

El intendente Pablo Javkin, junto a la ministra provincial de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, y el secretario de Hábitat, Urbanismo y Vivienda, Amado Zorzón, encabezó la rúbrica del convenio que se concretó en la Asociación Vecinal Villa Urquiza (Ocampo 5773).

“Es importante lo que hemos aprendido durante este año, sobre todo cuando uno entiende la gravedad de lo que nos tocó. Pero aprendimos a trabajar juntos, municipio y provincia, y así como Belgrano nos legó el manto que nos une, en este momento tan difícil tenemos que aprender de eso", expresó Javkin al evocar al año Belgraniano que culminó en el día de la fecha.

"Aprendimos que el Estado solo no alcanza, que vivimos en una sociedad horizontal en la que necesitamos a los vecinos y vecinas, y a las organizaciones sociales  y asociaciones civiles que saben trabajar de manera integral con los vecinos", añadió tras la firma del convenio. 

"Estos recursos son para mejorar y fortalecer a estas organizaciones, porque la única manera de salir adelante, todos juntos y mejor, es la unión entre los gobiernos y las organizaciones", celebró el mandatario local.

Por su parte, la ministra Frana destacó que se trata de un programa nacional y que su alcance "intenta fortalecer a estas instituciones que acompañan de manera cotidiana al vecino y vecina de a pie, y que no siempre cuentan con los recursos necesarios para sostenerse".

En tal sentido, la funcionaria provincial valoró el trabajo coordinado entre Nación, Provincia y municipio. "Cada vez que uno asume su responsabilidad de gobierno, en los distintos niveles, trabaja en los acuerdos necesarios para estar más cerca de todos y todas las santafesinas", afirmó.

Respecto al trabajo coordinado junto a Provincia, el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, explicó que desde el municipio se trabajó "para que las organizaciones se presenten con sus propuestas, asesorándolas desde el punto de vista legal y técnico".

Además, el funcionario municipal manifestó: "Es muy importante para nosotros fortalecer lo que llamamos la red de cuidado que tiene la ciudad, que además de las instituciones estatales que están en el territorio, ayudan y acompañan de manera coordinada".

También estuvieron presentes en el acto de la firma del convenio, el coordinador de Gabinete Rogelio Biassi, la subsecretaria de Hábitat, Josefina del Río, que tendrá a cargo la supervisión del programa en la ciudad, y el subsecretario de Hábitat provincial, Ignacio Rico, entre otras autoridades.

Las destinatarias

Las 84 entidades beneficiaras del programa recibirán 300.000 pesos cada una y deben ser organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas o mutuales debidamente autorizadas por la autoridad competente, y entidades eclesiásticas reconocidas oficialmente, que realicen tareas de asistencia barrial y comunitaria relacionadas con la alimentación, la educación, la salud, el medioambiente, la cultura, la inclusión de las personas con discapacidad, el acceso a la tierra, vivienda y hábitat, la promoción y protección del género y la diversidad y preservación de las identidades culturales indígenas.

Uno de los principales objetivos del programa es financiar la compra de materiales para que las organizaciones comunitarias realicen mejoras del espacio físico donde realizan sus tareas habituales.

Asimismo, se busca fortalecer la actividad de la construcción y dinamizar las industrias vinculadas con ésta, insumos, materiales y equipamiento para la construcción, con el objetivo de generar empleo, concentrándose en un sector que no sólo se encuentra entre los más afectados por la actual crisis, sino que emplea mayoritariamente a trabajadores de los sectores populares.

Cabe destacar que el subsidio se efectuará en dos pagos: un primer desembolso con la aprobación del mismo y el segundo luego de que el municipio constate la finalización de la primera etapa de tareas, ya que será el Estado local el encargado de la evaluación y preselección de las entidades que resulten pre adjudicatarias de los financiamientos a otorgar, así como de realizar el seguimiento de las obras que se realicen por parte de las entidades con los fondos de la asistencia.

Además, el dinero debe ser destinado específicamente para la compra de materiales e insumos, pero no incluye la mano de obra, que deberá proveerla cada organización, siendo un programa que supone un esfuerzo compartido entre las organizaciones y el Estado.