15 de junio

Desarrollo Humano

Prevención
Educación
Salud

Celiaquía: el municipio promueve políticas alimentarias inclusivas

Se desarrolló un conversatorio virtual para concientizar sobre la enfermedad y los trastornos producidos por el gluten que se encuentra en los alimentos con trigo-avena-cebada-centeno (TACC)

En el marco del Mes de la Celiaquía (cuyo día internacional se conmemora cada 5 de mayo), el municipio llevó adelante un conversatorio virtual organizado por la Dirección de Políticas Alimentarias de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat junto a Acela Rosario (Asistencia al Celíaco de Argentina), con el fin de concientizar e informar sobre esta enfermedad y los trastornos producidos por el gluten, y promover soluciones para las personas que los padecen.

El encuentro contó con la participación del secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni; la presidenta de Acela Rosario, Silvia Losada; la directora de Políticas Alimentarias, María Eugenia Hulten, y profesionales de la salud especialistas en el tema: la gastroenteróloga Marisa Parrota, el bioquímico Fabián Pelusa y la nutricionista Jésica Nusan.

“Queremos destacar la importancia de visibilizar el trabajo de organizaciones como Acela; desde el Estado reforzamos el compromiso de trabajar en políticas alimentarias inclusivas y en todo lo que podamos aportar", refirió Gianelloni. 

Y desde Acela, Silvia Losada expresó: “En el contexto actual hay mucha gente recién diagnosticada que necesita ser escuchada; nos parece muy importante la voz autorizada de los profesionales y eso nos convoca en esta jornada virtual”.

Enfermedad, no un "trastorno raro"

Por su parte la gastroenteróloga Perrotta ponderó el valor de la iniciativa: “Son muy importantes estas charlas para la comunidad, para los pacientes recién diagnosticados, para los médicos, todos aprendemos, aprendemos a escuchar sus signos y síntomas y a conocer a nuestros pacientes, estar alertas y poder diagnosticarlos. Para que la gente no esté deambulando de médico en médico", refirió.

La especialista amplió que "hoy en día la enfermedad celíaca dejó de ser un trastorno raro, para pasar a ser algo común y frecuente en la población. Antes se hablaba de que era un trastorno digestivo, hoy se sabe que es una enfermedad sistémica, porque puede tener síntomas en distintos órganos de la persona. Puede aparecer a cualquier edad, no es una intolerancia, es una enfermedad autoinmune con una condición genética".

"Los pacientes en quienes sospechamos ese diagnóstico requieren de una prueba de laboratorio, con análisis de anticuerpos específicos. Y además se debe buscar el déficit alimentario, es decir la falta de vitaminas, ácido fólico, magnesio, porque es muy importante la analítica nutricional. Por último, el paciente que cumple con una dieta estricta de por vida es un paciente sano", completó Parrotta. 

Claves para el diagnóstico

Fabián Pelusa, investigador de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la UNR y director del Laboratorio Mixto en Enfermedad Celíaca,  explicó que el diagnóstico se basa en cuatro pilares: la clínica, la genética, la histopatología y el laboratorio. Y aportó: “Los trastornos inducidos por gluten no son sólo por la enfermedad celíaca, generan reacciones de hipersensibilidad, la alergia al trigo es la más común, y reacciones autoinmunitarias donde está la enfermedad celíaca".

"La celiaquía es una enfermedad sistémica, crónica y no tiene cura pero tiene un tratamiento eficaz que es la dieta libre de gluten, es de carácter autoinmune, es decir que las defensas del organismo se vuelven en contra de lo propio y el disparador es el gluten contenido en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC), pero se da en individuos genéticamente predispuestos", concluyó Pelusa. 

El gluten, no sólo en alimentos

La nutricionista Jésica Nusan coincidió con sus colegas en cuanto a que lo más difícil es el diagnóstico y subrayó: "El tratamiento consiste en la exclusión total del gluten de la dieta, es decir de los cereales que contengan TACC y todos sus derivados, porque el gluten es veneno para el intestino de la persona celíaca. Pero también se puede encontrar en champús, cremas e infusiones".

"En la industria alimentaria, la mayoría de los productos de panificación y de consumo masivo están elaborados con harina de trigo. Y la harina de trigo es una de las más dañinas para el organismo porque mejor gluten forma. Por eso, la importancia de elaborar productos libres de gluten”, amplió.

La nutricionista resaltó además la importancia de la educación alimentaria y nutricional, y destacó que para evitar la contaminación cruzada se sugiere cocinar por separado para las personas celíacas, separar sus utensilios, lavar con esponja aparte y dividir los alimentos en la heladera.

Y precisó que la dieta libre de gluten requiere "un tratamiento integral que incluye terapia psicológica, alimentación, actividad física, trabajo en equipo, aceptación y empoderamiento para gestionar la enfermedad”.

Sobre Acela

Acela Rosario es una asociación civil sin fines de lucro que brinda a las personas con celiaquía y a la comunidad información sobre la enfermedad, contando con asesoramiento médico. Dicta clases y talleres de cocina en donde se destacan los cuidados requeridos en la manipulación de los alimentos. El objetivo de la institución es ayudar a las personas afectadas por la enfermedad celíaca, la cual es causada por el gluten, que se encuentra en cuatro cereales: trigo, avena, centeno y cebada (TACC). 

Para más información quienes deseen pueden contactarse a través de la página de Facebook ACELA Rosario - @acelarosario y de la cyebta de Instagram Acela Rosario (@acelarosario_oficial).

Alimentos Libres de Gluten

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, se calcula que una de cada 100 personas en Argentina es celíaca. A partir de 2009, la ley 26.588 declara a la enfermedad celíaca de interés nacional para la atención médica, investigación clínica y epidemiológica, capacitación para la detección temprana, diagnóstico y tratamiento.

Además, la norma determina que los productos alimenticios Libres de Gluten que se comercialicen en el país deben llevar obligatoriamente impreso en sus envases o envoltorios, de modo claramente visible, el símbolo identificatorio. Son aquellos que no tienen en su composición, ni estuvieron en contacto, con gluten derivado de trigo, avena, cebada o centeno. Se recomienda leer atentamente las etiquetas de los productos con el símbolo: sin TACC. Ante dudas sobre alimentos libres de gluten, consultar en la página del ANMAT .