2 de diciembre

Cultura

Mujer
Género

Ciclo Eshas: autoras rosarinas presentan sus libros en el CEC

En septiembre y octubre escritoras de la ciudad presentarán sus producciones publicadas entre 2020 y 2021. El ciclo busca dar mayor representación y visibilidad a las obras locales.

El ciclo está protagonizado por autoras locales que publicaron en 2020 y 2021, quienes presentarán sus libros acompañadas de diferentes propuestas artísticas: charlas, recitales, performance y ejercicios de escritura en vivo. El ciclo Eshas se realizará en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC) durante el mes de septiembre y octubre.

Eshas comenzará el miércoles 29 y continuará el jueves 30 de septiembre, viernes 1º de octubre, miércoles 13, jueves 14 y viernes 15 de octubre a las 19.30 horas. La propuesta es con entrada gratuita, por orden de llegada y capacidad limitada de 60 lugares por protocolo sanitario.

Proyectos colectivos

El miércoles 29 de septiembre se presenta La Caja Negra de Sonia Bossio, un oráculo creado de forma colaborativa entre sesenta y cinco personas. El libro comenzó con una primera invitación a imaginar una frase para un fotograma que Sonia compartió por mensaje a sus amigos y conocidos. A partir de este pequeño gesto inicial cada persona compartió un pequeño secreto que está guardado en esas cartas. El libro tiene un detalle especial, el tamaño es del juego de cartas españolas.

"De ese proceso colaborativo surge este proyecto llamado ‘La Caja Negra’. Después cuando comenzaron a flexibilizarse los protocolos, nos reunimos en el espacio que tenemos con mi compañera Virginia Mazza, ahí lo editamos en conjunto. Decimos oráculo como un lugar de refugio y para remarcar el trabajo colectivo", menciona la creadora.

Sobre qué significan los libros para ella, dice que son las puertas para conocer nuevos mundos, la puerta mágica para sumergirse en nuevas historias. "A este trabajo podríamos pensarlo como un libro de artista. Quienes nos dedicamos al arte muchas veces no tenemos la posibilidad de presentar nuestro trabajo en galerías y creo que la difusión de estos pequeños objetos tiene la posibilidad de trascender y llegar a más lugares, que el trabajo pueda circular. La Caja Negra crea una obra de arte dentro de este pequeño objeto y fue posible gracias a un trabajo colaborativo", detalla.

La presentación estará acompañada por una performance de poesía, dibujo y fotografía a cargo de la autora y la artista Martina Zorzón. Además, el recital de Lar y la misteriosa, grupo integrado por Lara Pellegrini en voz junto a Bruno Gastaldi en guitarra eléctrica, Guillermo Sotelo en bajo y Tomás Arancibia en batería.

Por otro lado, el jueves 30 de septiembre se presenta La fórmula mágica de Clara López Verrilli y Andrea Calamari. Este libro nace de la vida universitaria, es una puesta en común de la experiencia y una propuesta de trabajo con el lenguaje. A partir del Taller de Lectura y Escritura de la carrera de Comunicación Social, las profesoras comparten y compilan en este libro sus clases y los ejercicios trabajados con los estudiantes durante 2020.

Clara López Verrilli cuenta sobre el proceso de escritura: "El año pasado tuvimos que repensar cómo dictar la materia a través de la virtualidad. Empezamos a escribir las clases que se publican en el Campus Virtual de la Universidad, y después de un proceso de edición, se transformó en los capítulos de este libro junto a los ejercicios de los alumnos que cursaron en el 2020. A partir de un texto de Roland Barthes, en el que habla sobre la enseñanza y la literatura, tomamos algo que dijo el autor que es que cada estudiante debería pasar por la experiencia de escribir una pieza y ese fue siempre el objetivo de esta materia, el trabajo final en el que realizan un libro físico".

Fue así como decidieron hacer un libro colectivo con los y las estudiantes, como un lugar de refugio y de acompañamiento durante la pandemia. Además, el libro cuenta con la participación como invitados de Juan Mascardi y Lucía Rodríguez, ambos comunicadores, y un prólogo de Cecilia Reviglio, que también integra el proyecto de investigación. Al ser un libro virtual se puede descargar y fotocopiar de manera accesible, amable y cercana.

Por su parte, Andrea Calamari menciona que lo que más le gusta de poder hacer la presentación de manera presencial es el hecho de encontrarse con los y las estudiantes de la materia con quienes aún no han podido conocerse en persona.

"Un libro, dice Carrión, no es un contenedor de palabras, es un universo. Tiene una secuencia de espacios, de momentos, un recorrido y una posibilidad que se abre en cada lectura y que ninguna va a ser igual. Un libro es parte de la memoria y de la autobiografía de cada uno. Cada libro que he leído marca un momento que tiene que ver con la historia personal y de los encuentros, este es un libro que surgió en la pandemia pero que la trasciende porque tiene que ver con otros encuentros. Un libro es un encuentro, lo que quisimos hacer con La fórmula mágica es intentar estar más cerca en un tiempo de tanta dificultad para encontrarnos y para vernos, para estar en contacto", detalla López Verrilli. Y Calamari agrega: "Mi vida gira en torno a los libros y a leer. Creo que sólo puedo pensar a partir de lo que leo y me parece que leer cualquier tipo de cosa, no sólo libros, despierta preguntas, curiosidades, nunca pensamos solos. En el mismo taller intentamos desacralizar los libros y los autores para trabajar y poder jugar con lo que plantean".

Acompañará la presentación la lectura y comentarios de Pablo Colacrai y Javier Núñez, dos escritores y talleristas rosarinos que aceptaron leer y conversar sobre el libro. Además, se realizarán ejercicios de escritura con todos los presentes.

Danza y escritura

El viernes 1º de octubre se presenta Apuntes de clase de Natalia Pérez, un registro cotidiano del cuerpo en un sentido amplio. Un diario del cuerpo y sus movimientos más allá de lo físico, en el que la danza se configura como un espacio vital. En la presentación la autora charlará con Sonia Tessa, comunicadora y periodista. Además, contará con una intervención a cargo de Mariana Frare.

"Apuntes de clase surgió a partir de un movimiento, hace tres años, en un proceso de mudanza, atravesando un duelo, en algún punto los movimientos prácticos de la mudanza hicieron que me encontrara con muchos cuadernos y diarios que tenía de clases que había tomado y que había dado, de procesos creativos. Comencé escribiendo algunos borradores en Facebook para que quedaran registrados y así empezó una práctica de escritura que continúa hasta hoy. Al volver a esos registros de los primeros cuadernos, la escritura devenía de cada apunte en otro movimiento", narra la bailarina y escritora.

A fines de 2019 y principios de 2020 empezó un trabajo de edición con Julieta Yelín y con Fidel Maguna. "Ambos trabajos fueron muy buenos, hermosos y extranjeros, porque estoy acostumbrada a los procesos creativos con la danza, fue conocer un mundo nuevo. Esta oportunidad de presentarlo en el marco de un ciclo de escritoras locales es algo lindo porque participar en un ciclo que no sea de bailarinas me da alegría y expectativa para compartir con las personas que se acerquen al CEC", dice.

Para ella los libros son una gran compañía, una posibilidad de viajar hacia otros lugares, que generan sensaciones, emociones y también nuevos pensamientos. "Las palabras y el lenguaje tienen esa posibilidad tan hermosa", cierra Natalia.

Doble presentación

El miércoles 13 de octubre a las 19.30 será la oportunidad de una doble presentación. Por un lado, la de Un hechizo Pluripotente de Virginia Luco y Virginia Giacosa, un cuento que sigue las huellas de mujeres rosarinas que hicieron historia, trata de acercar a las infancias la vida de aquellas que se destacaron en distintas disciplinas. Está dirigido a lectoras y lectores de todas las edades y contiene un juego de seis cartas originales ilustradas. La jornada incluye una intervención de Pilar Sequeira con Tarot desde Neptuno.

Según Giacosa el libro surgió del deseo de traer al presente la historia de mujeres que pasaron por la ciudad y dejaron su huella pero de quienes se sabe poco. "Quisimos construir una narrativa para las infancias y adolescencias (aunque siempre decimos que esta historia no tiene límite de edad) sin un sentido moralizante, sino más bien abriendo preguntas sobre cómo habitamos las ciudades y dejando pistas que permitan imaginar otros modos posibles, más libres y afectivos y otras formas de vivir y vincularnos".

Luco agrega que ambas trabajan en temas relativos a infancias, juventudes y género y desde ahí venían investigando y reflexionando sobre las producciones culturales que se ofrecen.”La ropa, los juguetes, los cuentos, la música no están exentos de mensajes. Queríamos un cuento que pudiese generar preguntas, despertar curiosidad y también apelar a la diversión en su recorrido”.

Asimismo, Giacosa dice que es fundamental para una mujer escritora lograr visibilidad y sobre todo conseguir que la obra circule, que haya lecturas, reseñas y que sea considerada un par con lo producido por autores varones. "Ser parte del ciclo Eshas también es poner en juego los caminos creativos por los que cada una viene transitando, hacer espacio a esa voz propia que aunque es íntima muchas veces se convierte en colectiva".

Sobre qué significan los libros, Giacosa menciona que lo que más le gusta es su capacidad transformadora. "Nada es igual después de haberte sumergido en ciertas lecturas, nunca se puede ser la misma después de haber sido tocada por ciertas historias. Ese universo nuevo que es capaz de abrirse con la literatura y que me hace volver a la vida de otra manera me apasiona y me sorprende cada vez". A Luco le gusta pensar a los libros como un refugio y compañía. "Para mí leer remite a encuentros y un encuentro siempre te cambia. Incluso con aquellos libros que no me atrapan. Encuentro de una misma con ese libro y hacer una parte tuya, del diálogo imaginario con esa autora o autor, sus personajes, del encuentro que supone recomendarlo".

Esa misma noche se presentará Una vida casi redonda de Agostina Iuorno con ilustraciones de Claudio Bonarrigo. Es un cuento ilustrado para infancias de todas las edades, una historia geométrica sobre los deseos, la valentía de ir a buscarlos y las sorpresas que puede deparar el camino.

La escritora cuenta que surgió casi de un tirón una tarde cuando su hija estaba haciendo, sin muchas ganas, una tarea de geometría. “Como a las dos nos gusta inventar historias, empezamos a imaginar una para divertirnos un poco y de ese modo poder aprender los nombres de los cuerpos geométricos que nos parecían imposibles. Así fue como apareció la protagonista María Luisa Esfera Redondo. Después de un rato me di cuenta de que ella traía una historia que yo quería escribir. Luego le mostré el texto a Caco, que es un dibujante que me gusta mucho como ilustrador y accedió a hacer los dibujos para la historia. La editora Caro Musa lo transformó en libro. Un libro es un trabajo en equipo".

Para Agostina, los libros son muchas cosas: viajes por el universo, una expedición por la mente humana, personas de papel, un abrazo y un café calentito, un salvoconducto, una máquina de volar, un transporte en el tiempo, una esperanza que renace. "Un libro es de todos los colores del mundo", finalizó.

Poesía

El jueves 14 de octubre es el turno de Fiesta de Anabel Martin y la presentación incluye proyecciones, lectura y recitado en vivo. A través de la poesía, la autora presenta un mundo íntimo relacionado con la familia, la infancia, la inocencia, el erotismo, los duelos de amor y la amistad.

Fiesta surgió de la recopilación de poemas que la escritora produjo entre el 2007 y el 2020. "La edición con Ana Julia Manaker venía sucediendo de manera espontánea y como junto a Natalia Leggio y María Victoria Noya habíamos trabajado en el libro de poemas de Sebastián Sanchez, hicimos un grupo editorial con el que trabajamos en la edición de Fiesta durante dos años. Paralelamente, por ser asidua alumna durante una década de Agustín Gonzalez, algunas cuestiones se definieron también en ese espacio. Lis Mondaini trabajó en el diseño y fue quien también aportó presencia y escucha para vestir el libro", cuenta.

"La pandemia hizo que el libro no sólo se distribuya y venda en unas trece librerías de la ciudad, sino que quienes lo fueron comprando se conviertan en activos representantes de lecturas que se confeccionaron a modo de video-poemas. Hay unos 70 videos de los cuales seleccionaremos algunos para mostrar en la presentación, alternadamente jugaremos con la lectura en vivo y el audiovisual, para que estas mismas personas que se encargaron de hacer la presentación virtual, lean en vivo y formen parte de la presentación en el Vinilo Café CEC. Planificar la presentación presencial nos entusiasma y nos da esperanza de vender los últimos ejemplares", agrega.

Para ella, los libros son una aventura, una posibilidad de comunicación. Un lenguaje analógico y sensible.

Un libro de cuentos

Finalmente, el viernes 15 de octubre Nadia Isasa presenta Boab. Cinco cuentos donde las mujeres toman el centro de la escena en cada una de las historias que se despliegan como las ramas de un árbol que guarda en su tronco las historias ancestrales de la tribu y las hace florecer: "Boab", nombre de las flores del baobab, cuyo fruto "no cae lejos del árbol, pero cae". La presentación contará con una mesa de escritoras y música en vivo a cargo de La Pifiá, ensamble folclórico conformado por guitarra, piano, flauta traversa y bombo.

"Boab como nombre del libro surgió hace mucho en una sesión de terapia. La psicóloga de ese momento trabajaba con Flores de Bach y en cada preparado que me daba repetía la flor, que está asociada al linaje. Mucho tiempo después, cuando tuve escritos los cuentos y me puse a armar el libro con Laura Rossi, volvió a mi cabeza aquella palabra con su significado. No cabía dudas de que era el nombre de ese conjunto de cuentos. Respecto del libro, fue bastante inconsciente el proceso, bastante ‘sin querer’. Yo venía haciendo clínica con Laura y estaban los relatos por separado. En algún momento, incluso, hasta pensamos que sería una novela. Después llegó la convocatoria de Baltasara, fue una buena excusa para terminarlo, si es que alguna vez un libro está terminado", explica.

Sobre poder presentarlo de manera presencial, en el marco de un ciclo de escritoras rosarinas, dice que es poder "genealogizarse" como hacedora dentro de un grupo amplio de mujeres que producen y se abren paso en la cartografía local. "Los libros son la posibilidad de otros mundos cuando este no funciona, y también la de pisar tierra firme cuando no hay certezas. Desde que tengo memoria ando con un libro cerca, incluso antes de saber leer. En mi vida han sido puentes, bombas, refugios".

Como menciona la escritora Hebe Uhart en su famoso decálogo: "La literatura está hecha de detalles", la propuesta habilita a conocer los detalles de las historias y los mundos que proponen estas escritoras rosarinas. Las presentaciones tienen capacidad limitada y la programación completa del ciclo puede encontrarse en rosario.gob.ar.