5 de diciembre

Cultura

El Festival Internacional de Poesía de Rosario cerró una nueva edición

Del 1° al 7 de noviembre la ciudad se llenó de palabras y recibió a poetas de todo el mundo.

El Festival Internacional de Poesía de Rosario (FIPR) 2021 trajo el lema «Poesía en las orillas», como una metáfora de la transición de la virtualidad a lo presencial. Se implementó un estilo híbrido de presentación pero sin descuidar ningún aspecto de ambos mundos. Todo con la curaduría de Alejandra Mendez Bujonok y Cristian Wachi Molina. La iniciativa fue organizada por la Municipalidad de Rosario a través de la Secretaría de Cultura y Educación y el Centro Cultural Parque de España y el Gobierno de la Provincia de Santa Fe a través del Ministerio de Cultura. 

El FIPR alojó, entre el 1º y el 7 de noviembre, emociones, palabras, memorias y recuerdos que no se quedaron solo en esas jornadas sino que trascendió esas orillas. Navegaron por los múltiples espacios y actividades, con más de 1.200 personas que disfrutaron de cada propuesta.

Las voces se sintieron en los barrios, bibliotecas, cárceles, vidrieras del centro, memoria de quienes ya no están, en residentes, talleristas, feriantes, invitados, poetas presentes y futuros, transeúntes.

“Fue un festival diferente, con multiplicidad estética puesta en acto y con actividades sorpresivas que celebran (…). La comunidad poética de Rosario y el país también volvió a la presencialidad después de tanto tiempo. Había una energía vital muy linda, porque el Festival nos hizo reencontrar luego de lo que fue la pandemia.  Eso se notó mucho, en las trasnoches colmadas, en las mesas de lectura a sala casi completa y, por supuesto, en el cierre en el Anfiteatro del CCPE, lleno, poblado de una alegría inmensa”, explicó uno de los curadores, Cristian Wachi Molina.

Alejandra Mendez Bujonok, por su parte, dijo que el  Festival fue muy bien recibido y que fue una verdadera manera de salir de las orillas de la virtualidad para dar paso a la presencialidad. Al mismo tiempo, la modalidad mixta, les permitió llegar a otros lugares  y acercar distancias. “Fue una alegría en lo personal y en lo colectivo, porque fue un festival en el que nos sentimos parte”, afirmó.

Habitar lo presencial

La edición 29 tuvo 36 poetas invitados, 11 internacionales y 25 nacionales, de los cuales 10 son de la provincia de Santa Fe.

Se realizaron cuatro talleres: Poesía y Performance, a cargo de Talata Rodríguez; Poesía y dibujo, con la guía de Sara Bosoer; Poesía y Collage, de Ana Porrúa y  la Clínica de Poesía, que llevó adelante Marcela Díaz.

Pasaron por las múltiples sedes del festival, casi 70 talleristas de todas las edades, que no se perdieron ninguna clase y pudieron nutrirse del intercambio diario. 

En total hubo 5 conversatorios con 9 panelistas nacionales e internacionales y una residencia con docentes de excelencia que recibieron a 16 participantes de todo el Cono Sur.

Un punto especial lo llevó la Feria de Editoriales. Participaron 47 sellos de todo el país, 20 de ellas tuvieron el apoyo del FIPR para cubrir alojamiento. En ese marco se presentaron, además, 4 libros con más de 150 personas en total y a los que se sumaron también asistentes online.

Durante los 7 días hubieron dos 2 muestras permanentes: Carteles, de Sergio Vaz en la Casa Arijón y Centro Cultural Fontanarrosa y Lugar de Apariciones, en la Biblioteca Estrada.

Otra particularidad de esta edición fue la votación online de los y las participantes del año próximo. Se recibieron en total, más de 900 votos online, que serán pieza fundamental para el armado de la edición 2022, en el el cual el FIPR celebrará 30 años en la ciudad, y expandiendo sus orillas a todo el mundo.