20 de enero

Desarrollo Humano

Ferias
Economía social

El municipio renueva su compromiso con el Almacén de las Tres Ecologías 

A través de un convenio, organizaciones de la economía social continuarán ofreciendo sus productos los viernes, sábados, domingos y feriados, de 16 a 21, en Presidente Roca y el río.

El Almacén de las Tres Ecologías continuará funcionando por dos años más. Ese es el objetivo del convenio celebrado entre la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat, con representantes de organizaciones que forman parte de la experiencia de gestión colectiva de comercio justo y solidario que funciona en el galpón ubicado en Presidente Roca y el río.

El Almacén de las Tres Ecologías está asentado en un galpón que en otros tiempos era parte de la estación ferroviaria Rosario Central. Desde hace casi 6 años, el espacio funciona en sociedad con el Estado local, que cede el lugar para que funcione en forma autónoma y que, a partir del convenio celebrado este martes 28 de diciembre, extiende su funcionamiento por dos años más con opción de renovación por otros dos años. 

El secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, celebró la firma del convenio y consideró que “esto nos permite por un lado seguir trabajando junto a las organizaciones de la economía social que forman parte del Almacén De Las Tres Ecologías y también seguir fortaleciendo el paseo de la zona de la costa central con una propuesta en donde los productores pueden exhibir sus artesanías, alimentos y ponerlos al servicio del público desde una mirada social y con un rostro humano", sostuvo.

"El objetivo de la renovación de este convenio es seguir potenciando la propuesta de la economía social en la costa central complementando el trabajo de las ferias, mercados y propuestas de exposiciones durante todo el año”, apuntó Gianelloni. 

Por su parte, la directora de Ferias y Mercados, Geraldina Platero expresó que “para la ciudad de Rosario es fundamental que se puedan sostener éste y otros espacios que permiten que tantas familias puedan vivir de la economía social, promoviendo sus valores de solidaridad y comercio justo, que ponen en el centro de la ecuación al ser humano”.

Los elementos que se comercializan en este espacio, que forma parte de una de las experiencias de comercio justo y economía popular que distinguen a la ciudad de Rosario, incluyen alimentos, comidas y bebidas elaboradas sin aditivos y en forma orgánica, artículos artesanales de cerámica, textiles y madera, entre otros productos.

El Almacén de las Tres Ecologías funciona los viernes, sábados, domingos y feriados, de 16 a 21. Los participantes de esta experiencia forman parte de la Red de Comercio Justo del Litoral y del Espacio Nacional de Economía Social.

En representación de las organizaciones, firmaron el convenio: Norma Vega, de la Cooperativa de Trabajo Encuentro; Norma Maidana, del Centro Ecuménico Poriajhú; Malena Richiger, de la Cooperativa de Producción y Consumo Mercado Solidario; y Martín Montiel, de la Cooperativa de trabajo encuentro de productores rurales. 

Cabe destacar que el Almacén tiene por objetivos la promoción de prácticas e instancias económicas, sociales y culturales sobre bases no capitalistas, la puesta en práctica de intercambios igualitarios de bienes y servicios entre personas y organizaciones de la economía solidaria y autogestiva y la capacitación productiva, intelectual y técnica que permitan conjugar la producción artesanal de pequeña escala con estrategias de tecnificación. Las producciones agroecológicas son otro de sus ejes fundacionales, como el de las tecnologías no contaminantes.

Luego de la crisis de 2001, emergió en la ciudad la Economía Solidaria. Muchas de las organizaciones productoras nacidas en ese contexto, en su gran mayoría para resolver el autoempleo y la inclusión social, se han sostenido y fortalecido a lo largo de estos años, creciendo en experiencia, diversidad y trabajo en red. El Estado local acompaña desde un primer momento estas iniciativas colectivas y continúa abriendo espacios que den a la economía solidaria visibilidad, legitimidad y formalización pública.