10 de agosto

Cultura

Gobierno

Orden del Rosario: artesanos de la ciudad realizaron la medalla para los ex combatientes

La distinción, que se entregará por primera vez este viernes 17 de junio, fue confeccionada por el orfebre Miguel Tomé y la joyera textil Romina Coletta.

Este viernes 17 de junio, la Municipalidad de Rosario hará entrega de la primera distinción de la «Orden del Rosario» a los ex combatientes de Malvinas de Rosario, como agradecimiento por su destacada labor colectiva que trabaja no sólo difundiendo los aspectos históricos y políticos del conflicto bélico de 1982 sino también por su fuerte compromiso social en cada una de las inclemencias, crisis y catástrofes que le tocó afrontar a la ciudad. Esa distinción será una medalla de plata, con un collar de tela, hechos especialmente para la ocasión por artesanos locales. Miguel Tomé está a cargo de la confección de la medalla y Romina Coletta de la cinta de tela.

En un extremo de barrio Echesortu, Miguel Tomé tiene su taller, donde trabaja con piezas de orfebrería, realiza joyería contemporánea y es docente. Miguel nació en Rosario y comenzó a desarrollar el oficio de orfebre de manera autodidacta en el año 1979, desde entonces, ha expuesto su obra en las ferias artesanales de Rosario, Mar del Plata, Miramar, Buenos Aires, Uruguay, Perú, Brasil, entre otras.

"Empecé a trabajar desde muy pequeño, porque si bien me dediqué a estudios universitarios, siempre supe que, más allá de los estudios, esto es lo que quería hacer: En el año '84 decidí abocarme a la orfebrería y desde ese año lo sigo ejerciendo de manera ininterrumpida", contó. 

Sobre qué significa el trabajo de orfebrería, dice que cree que es un trabajo de autoconocimiento. "Para mí el trabajo con las manos te conecta con el mundo, lo creo así. Y creo que ofrece una gran dignidad el hecho de trabajar independientemente, a pesar de que el otro lado de eso es que uno debe ser muy perseverante y responsable con lo que hace, ya que es uno quien va construyendo el camino", mencionó.

A Miguel le gusta estar en contacto con lo que sucede en la ciudad y ser parte de ella. Por eso, este encargo fue muy especial. "Además, del lado técnico también fue un desafío porque intento poner toda la carne en el asador. Quizás si hacía este trabajo hace diez años lo hacía de manera más básica, pero en este tiempo adquirí conocimientos conceptuales para hacerlo de manera más profesional", dijo.

Que la medalla sea para los ex Combatientes tiene una importancia mayor. "Los ex Combatientes forman parte importantísima de la memoria de nuestro país. Además han sido olvidados por mucho tiempo y ninguneados, cuando en realidad fueron los que pusieron el cuerpo en un momento crítico del país. Por eso cuando me preguntaron de qué material quería hacer la medalla pensé en la plata, porque tiene un valor intrínseco que nadie se lo puede quitar. Porque la plata ya es un material noble en sí mismo", expresó. 

Miguel agregó que le encargaron el trabajo con un diseño ya establecido, y que si bien es tradicional (tiene que ver con el Ejército Argentino), le gustó el desafío. "Para fabricarla hice una mezcla entre fundición y trabajo manual. En la base se colocó el texto y en el anverso grabé en láser el escudo de la Municipalidad, que me permitió hacerlo en profundidad. Lo interesante es que la medalla tiene algo táctil, al ser de plata pesa en la mano y hay que agarrarla con fuerza sin temor que se deforme y pasar los dedos por el escudo, todo eso táctil tiene mucho que ver, son detalles pero me parecen importantes".  

Lazo textil

Romina Coletta es joyera textil. Hace unos años creó su propia marca, llamada Titania. En su pequeño atelier-estudio, ubicado en barrio Centro, Romina trabaja con telas a las que les da una nueva creación. 

"Me llamaron desde la Municipalidad y la intención era hacer una joya colectiva. Me dijeron que iba a trabajar con un maestro joyero, como es Miguel Tomé, que él haría la medalla y yo tenía que desarrollar con textiles lo que iba a sujetar esa medalla. Desde ese momento decidí que iba a trabajar con colores patrios, y con las texturas con las que vengo trabajando desde hace tiempo. Parte del proceso de la marca es resignificar los materiales que tienen poco valor y darles valor a partir del trabajo, entonces trabajo con cintas que son avíos, que se usan para indumentaria", explicó Romina. 

Sobre los colores patrios, los desarrolló a través de tinturas, haciendo una mezcla de distintas tintas azules, para lograr un azul profundo y unos blancos tizas.

Romina y Miguel se conocían desde antes de realizar este trabajo colectivo, ya que el primer maestro de joyería de Romina justamente fue Miguel. "Estudié Bellas Artes, y las primeras clases que tomé de joyería fueron con él. Luego hice un recorrido en escuelas de la ciudad hasta que llegué el trabajo entre el textil y la plata", dijo.

"Del trabajo manual me encanta que implica 'estar', dedicarle tiempo al material, observarlo y en algún punto, llevar el arte a una pieza cotidiana, para que las personas recorran la ciudad con esas piezas puestas, tanto collares, anillos, broches y pulseras. Siempre de ese material elástico", contó Romina.

Sobre la entrega de la «Orden del Rosario» a los ex combatientes de Malvinas, expresó que para ella es muy importante participar y generar esta pieza por el trabajo solidario que hacen en la ciudad y por el desempeño que tuvieron por la soberanía del país.

Orden del Rosario

El objetivo de la distinción que por primera vez se entregará este viernes 17 de junio, es reconocer a quienes con su esfuerzo contribuyen al progreso, al bienestar, a la cultura y al buen entendimiento y solidaridad.

Según el decreto de creación, la «Orden del Rosario» es otorgada a aquellos que siempre han estado comprometidos con los valores de la responsabilidad, la voluntad, la solidaridad, el respeto, valores que confluyen en un reconocimiento que acoge la defensa, promoción y desarrollo de la democracia, los derechos humanos, la pluralidad de voces, las diversidades, y que merecen la gratitud de la ciudad.

El Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Rosario siempre tuvo un profundo compromiso por la memoria y la toma de conciencia sobre el conflicto bélico, y ha luchado por los derechos y el bienestar de los sobrevivientes y la gratitud colectiva por su labor fundamental en la resignificación y conservación de las memorias sobre Malvinas, y esta entrega, compromiso y solidaridad la han demostrado tener con lo que le sucede a cada rosarino.