5 de diciembre

Turismo

Encuentro y Fiesta Nacional de Colectividades: una vuelta al mundo en 10 noches

Entre el 11 y el 20 de noviembre en el Parque Nacional a la Bandera se realizará la edición N° 38 de la máxima celebración de la ciudad, que vuelve a ser presencial tras dos años de pandemia.

Desde hace años, cada mes de noviembre es especial en Rosario. Y este 2022 lo será aún más: entre el 11 y 20 de noviembre próximos, la ciudad volverá a vivir y latir al ritmo de Colectividades, la fiesta por excelencia de la ciudad. Una celebración llena de historia y anécdotas.

La historia hizo nacer el encuentro

Rosario se transformó en el siglo XIX en una puerta de entrada a la Argentina por la inmigración europea que llegó entre 1850 y 1900. La ciudad tenía por el año 1900 alrededor de 50 mil habitantes y 10 años después llegaba a los cien mil, siendo la mayoría inmigrantes italianos, españoles, árabes (les decían turcos), libaneses y sirios. 

La fiesta de colectividades fue pensada como un encuentro que nucleara a la mayor cantidad de culturas diversas que se encontraron en una misma ciudad. 

Este año tendrá el tinte especial de su 38° aniversario, ocasión en la que se regresa a la presencialidad tras dos años de pandemia, donde la fiesta no pudo ser la de siempre.

La primera edición se realizó en 1985, cuando un grupo de inmigrantes llegados distintos lugares del mundo y sus descendientes, pertenecientes a diferentes colectividades extranjeras de Rosario, tuvieron la iniciativa de reunirse para organizar un encuentro festivo, sin distinción de credos ni razas.

El motivo que los movió fue promover el acercamiento y hermandad de los pueblos y la difusión de sus valores, comentar sus vivencias en esta tierra, su nuevo hogar, hacer conocer la cultura, costumbres y tradiciones de los distintos países y regiones extranjeras y por qué no, algunos bocadillos típicos.

Cabe recordar que el primer encuentro se realizó en el anfiteatro Humberto de Nito, pero los resultados de la convocatoria traspasaron todas las expectativas y por cuestiones de espacio la fiesta se trasladó al sitio en donde aún hoy se realiza, el Parque Nacional a la Bandera.

Allí, a lo largo del tiempo, se han realizado reformas estructurales con la finalidad de mejorar el predio, entre ellas una de las más relevantes fue la habilitación de todo el servicio de agua y electricidad bajo tierra necesario en la década del 90 para lograr tener la fiesta como se realiza ya históricamente en ese lugar.

“La fiesta no nació en sí misma, sino que se transformó y arrastró un caudal enorme de voluntades que se encuentran en forma natural en pos de una idea en común. En esa época los grupos folklóricos pertenecíamos a asociaciones que estaban asentadas en Rosario y nos encontrábamos muy a menudo en localidades del interior compartiendo escenarios, desfiles y demás. Y siempre estaba la idea de hacerlo en Rosario. Empezamos con encuentros en el anfiteatro, y en 2 años ya no había espacio por la magnitud de la convocatoria. Así nacieron las colectividades”, contó Hector Fonzo, integrante de la Asociación Familia Abruzzesa y uno de los fundadores de la Fiesta.

Y continuó: “El éxito de este evento tuvo un crecimiento que año a año superaba todas las expectativas. Entonces fue realmente necesario dedicarse de lleno a esta fiesta que caló en el espíritu de Rosario de un modo increíble. En pocos años nada era suficiente para poder abastecer un evento que se disfrutaba con gran placer”.

En Rosario, juntos y siendo ejemplo

La fiesta de colectividades muestra año tras año diferentes situaciones dignas de destacar. Y una de ellas es rescatar el valor de que se pueda contar en la misma fiesta con stands de Palestina y de Israel, lo que habla del espíritu del encuentro. Mientras en Medio Oriente el conflicto recrudece, en Rosario se muestra lo contrario.

Este 2022 se dará un hecho más que destacado: Rusia y Ucrania, en plena guerra en tierras europeas, estarán con stand cada uno en un acto que confirma que colectividades es «una historia de convivencia».

Cambios sociales

A lo largo de estas ediciones se fueron sucediendo cambios sociales. Uno de los más importantes fue la modificación de la elección de reina y princesas cuya historia data de las primeras fiestas, por la de embajadores, algo que comenzó en 2017.

Vale destacar el cambio que significó la elección de embajadores y embajadoras de la fiesta tuvo como objetivo evitar las distinciones de género, dejar atrás requisitos etarios y acentuar el carácter cultural de la nominación. Representantes de las colectividades rusa, libanesa, haitiana, boliviana, paraguaya y africana ya han sido galardonados en las ediciones anteriores. ¿Quiénes serán elegidos esta vez?

El Encuentro y Fiesta de Colectividades es la fiesta más grande de este tipo que tiene Argentina con la participación en cada edición de un millón de personas. En esta ocasión habrá 38 stands y se podrán probar comidas, postres y bebidas tradicionales, además de disfrutar de diferentes espectáculos culturales y musicales. Una fiesta que es una vuelta al mundo en 10 noches.

El evento es organizado por la Municipalidad de Rosario en conjunto con el Ente Turístico Rosario (Etur) y la Asociación de Colectividades Extranjeras de Rosario.