24 de mayo

Temas del día

Inclusión

Infancias
Educación
Desarrollo Humano

Plan Cuidar: se dio inicio a la propuesta 2023 del programa «Andamios»

La iniciativa, que funciona desde mediados de 2021, busca garantizar el acceso a la educación de niñas, niños y adolescentes cuya vinculación con la escuela se ve fragilizada.

Este miércoles 29 de marzo, el intendente Pablo Javkin, junto al secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, y el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, se hizo presente en el Centro Cuidar Tío Rolo (Avellaneda 6915), para dar inicio a la propuesta 2023 de «Andamios», una iniciativa socioeducativas que el municipio puso en marcha en 2021 en el marco del Plan Cuidar para acompañar las trayectorias educativas de niñas, niños y adolescentes.

Luego de habilitar a medidados de marzo las actividades anuales de los dispositivos socioeducativos para la primera infancia, el intendente encabezó el acto de apertura de los espacios que el municipio sostiene para propiciar el desarrollo y aprendizaje de chicas y chicos de entre 8 y 12 años.

Durante la ceremonia, Javkin señaló: "Estamos en el Centro Cuidar de Tío Rolo con este programa que realizamos con la Universidad para acompañar la trayectoria escolar de los chicos que están en la segunda infancia, es decir, la segunda parte del ciclo de la escuela. Lo pensamos post pandemia, cuando veíamos las dificultades que había, que faltaba wi fi, y decidimos acompañar los trayectos. Empezamos con trescientos chicos y estamos llegando a los quinientos este año y superándolo", a la par que agregó: "En este programa, la Universidad aporta a los ‘andamiadores’, que son estudiantes universitarios que trabajan en cada uno de los centros Cuidar repartidos en la ciudad con ese objetivo: acompañar a cada chico para poder completar su trayectoria escolar y, por supuesto, avanzar en el camino de la educación".

Seguidamente, afirmó: "Uno de los puntos más duros que vivimos en la pandemia es cómo se manejó la cuestión educativa. Si hay un lugar que es importante que estemos es en aquél donde no tener clases implicaba no tener más nada. Y creo que ése es el foco más importante que tiene este programa".

Por su parte, Bartolacci manifestó: "Vinimos haciendo muchas acciones en conjunto con el municipio, y me animo a decir que de todas las que hacemos esta es la más maravillosa y la más importante. Porque siempre decimos que todo lo que nos pasa se soluciona con más educación, y se trata de estudiantes de la universidad pública poniendo el cuerpo, sobre todo con chicos y chicas para que se puedan revincular al sistema educativo. Para acompañar, para dar afecto y trabajar juntos un nuevo horizonte posible. Así que vamos a profundizarlo, hay más de ochenta estudiantes participando y vamos a seguir sumando, porque entendemos que ahí está la clave de todo".

De la actividad participaron chicas y chicos y las personas facilitadoras, quienes desarrollaron dinámicas de presentación, vinculadas a la escuela y al barrio, con actividades lúdicas y socioeducativas, juegos colectivos, en tanto luego hubo un almuerzo.

Asimismo, se llevó adelante un conversatorio con Javkin, Bartolacci y la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck, para pensar sobre la construcción de las políticas públicas.

Sobre el programa

El programa «Andamios» promueve el apuntalamiento de las trayectorias escolares fragilizadas y se sostiene desde la Dirección General de de Infancias y Familias, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat municipal, junto a la UNR.

La propuesta socioeducativa promueve la inclusión y permanencia de las niñas y niños en las instituciones escolares, a través de un trabajo en grupalidades que se conforman en los diferentes centros Cuidar de Rosario, y contempla además el acompañamiento a las familias. Las actividades son coordinadas por los y las llamadas 'andamiadoras', jóvenes graduados o estudiantes de la UNR y otras casas de estudios, quienes despliegan estrategias y acciones que favorecen y acercan los contenidos escolares a la realidad y entorno de las y los participantes en el proyecto.

El programa se convierte así en una propuesta que, desde la perspectiva de la promoción y restitución de los derechos, acompaña las trayectorias vitales de las infancias en los barrios populares de la ciudad. Hoy hay 32 fortalecedores trabajando en los centros Cuidar de la ciudad en el marco del Plan Cuidar, aportando cada uno de ellos a sostener la gran red interinstitucional para aportar al cuidado de la cultura y la educación.

En este sentido, la propuesta es un espacio de acompañamiento no solo en lo escolar curricular sino también en lo vincular afectivo.

El rol de las 'andamiadoras'

Andrea Fortunio, subdirectora general de Infancias y Familias, se refirió a la labor que llevan adelante en el marco de la propuesta las "andamiadoras': "Cuando pusimos a funcionar el programa lo hicimos en articulación con la UNR y los fortalecedores para nosotros son la pieza clave. El acompañamiento de estos estudiantes que están cursando carreras universitarias o próximos a graduarse es fundamental no sólo desde lo curricular, para lograr acercar los contenidos educativos de la escuela a la realidad de los chicos, si no porque también el acompañamiento es vincular afectivo, es poner a un adulto que acompañe las trayectorias vitales de estos niños y para nosotros es fundamental. Venimos trabajando un montón en la revinculación y en el sostenimiento y la consolidación de las trayectorias de estos niños a la escuela".

"La evaluación es permanente, es una evaluación que hacemos de manera formativa. Todo el tiempo estamos viendo cómo es ese proceso. Vamos monitoreando el proceso, la continuidad, el que los chicos asistan al centro, que encuentren una referencia con ese adulto, con ese fortalecedor", contó la funcionaria.

Lucía Casiello es psicóloga y trabaja en el Centro Cuidar Nuevo Alberdi. "El trabajo de Andamios tiene que ver con ofrecerle a niños y niñas, que nosotros vemos que tienen alguna problemática o que los derivan del centro de salud o de la misma escuela, un espacio para acompañarlos en las trayectorias educativas. Y en algunas situaciones concretas intentamos fortalecer a la familia, o a quien sea que los cuide, para que se acerquen a la escuela, se inscriban y puedan sostener ese espacio", comentó sobre la propuesta.

En cuanto a las acciones involucradas, señaló: "Tiene un abanico de actividades. Con algunos niños es hacer la tarea, armar ese espacio, ofrecer un espacio que tenga también juegos. Tenemos el centro Cuidar que también tiene internet, computadoras, que tiene algunas cuestiones que puede que en la casa no tengan. Algunas veces acompañar las trayectorias más pedagógicas: si hay alguna problemática con la lectoescritura, reforzar contenidos específicos; otras veces es dar una mano con cuestiones que tengan más que ver con lo social, si necesitan algún fortalecimiento de otras áreas del centro Cuidar que podamos acompañar. Por momentos vienen las mamás o los papás quienes necesitan ayuda en algunas cosas y eso repercute muchas veces en las trayectorias de los niños en la escuela.Sobre todo escuchar a los niños, ofrecer un espacio para que ellos puedan estar tranquilos y estén contenidos para poder concentrarse y aprender, que es la idea del espacio".

¿Cómo funciona?

La propuesta está destinada a las niñas y los niños de entre 8 y 12 años referenciados a los centros y Puntos Cuidar u otras instituciones territoriales, con quienes se sostienen encuentros con una periodicidad variable y ajustada a sus posibilidades y en el marco de una estrategia singular, con el fin de producir allí un trabajo con los contenidos escolares pertinentes. Esta acción puede llevarse adelante de manera individual al inicio, pero con la meta de poder construir –con el tiempo- encuentros con otras y otros en grupos pequeños. A partir de esta labor sostenida se irán ofreciendo otras propuestas del centro como también de otros espacios territoriales municipales.

«Andamios» se ancla en la necesidad de trabajar el curriculum escolar; por ello, la propuesta se adapta al inicio y fin del ciclo escolar y su frecuencia será semanal, a razón de 2 encuentros por semana de 1 hora. La convocatoria a este espacio está a cargo de el/la coordinador/a y fortalecedor/a del centro y/o Punto, de acuerdo a los criterios de priorización de la población destinataria establecidos en el proyecto.

Objetivos del programa

Diseñar estrategias individuales de apoyo y fortalecimiento de los recorridos educativos de cada niño, niña y adolescente, a través de una planificación socioeducativa flexible.

Promover la revinculación institucional de niños, niñas y adolescentes a sus escuelas de origen.

Promover la inclusión de niños, niñas y adolescentes y sus familias en las propuestas sistemáticas del Centro Cuidar.

Propiciar la construcción de referencia de niños, niñas y adolescentes en situación de mayor vulnerabilidad con el Centro Cuidar y otras instituciones del territorio, poniendo a su disposición la Red de Cuidados

Historia del programa

El programa se puso en marcha en agosto de 2021 con unos 150 niños y niñas participando del mismo en los diferentes centros Cuidar de la ciudad. Surgió en base a un informe desarrollado por Unicef sobre las consecuencias que implicó el cierre de los establecimientos escolares en la pandemia.

En julio de 2022 la cantidad de niños y niñas que participaban de la propuesta ya ascendía a 362 y en diciembre del mismo año la cantidad de participantes fue de 425.

Este año tiene proyectado llegar a nuevos espacios que se inauguraron en el marco del Plan Cuidar, como son el Centro Cuidar Latinoamericano, los Puntos Cuidar Estadio Olímpico y el Parque Oeste, entre otros.