17 de junio

Control

Seguridad

La Municipalidad clausuró dos chatarrerías en zonas norte y noroeste de la ciudad

En inspecciones llevadas a cabo recientemente, personal de Control cerró dos locales por diferentes contravenciones. Uno de ellos ya había sido inhabilitado en noviembre pasado.

En las últimas horas, personal de la Secretaría de Control y Convivencia municipal constató y determinó la violación de clausura de un comercio ubicado en Génova al 6100, por lo que el local se volvió a cerrar. La intervención contó con el apoyo del Ministerio de Seguridad en el marco de los operativos conjuntos llevados a cabo por Municipio y Provincia desde el inicio de sus gestiones.

El lugar había sido clausurado en noviembre del año pasado por falta de condiciones de seguridad, salubridad e higiene y también por tergiversación de rubro (tenía una habilitación que no era la correspondiente).

En la inspección llevada a cabo este lunes 8 de enero, la Dirección de Inspección de Comercio, Servicios e Industria pudo confirmar que el espacio seguía en las mismas condiciones, por lo que se inhabilitó nuevamente, hasta tanto sus titulares regularicen la situación.

“Vamos a seguir actuando y haciendo este tipo de procedimientos conjuntos porque para nosotros es muy importante. La idea es realizar un trabajo diario de control y hacer nuestro aporte para evitar todo tipo de posibles irregularidades”, señaló al respecto el secretario de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Diego Herrera.

Clausura, secuestro y una persona detenida

Asimismo, la Municipalidad también dispuso la clausura de un local ubicado en Larrechea 1880, en el sector conocido como El Churrasco, donde la semana pasada se presentaron agentes de Control junto a personal policial y constataron que en el lugar había herramientas y elementos de 'procedencia dudosa', según figura en el parte policial.

En este contexto, se secuestraron cinco picaportes, una canilla, cables, bronce, un esterilizador quirúrgico, estetoscopios y repuestos, un alternador, un bloque de motor, recortes de caños de gas, manómetros, conectores de aire acondicionado, un carburador y motopartes y hasta una columna lumínica, entre otros elementos.

También en ese marco, el Centro de Consultas sobre Delitos Flagrantes (Cecof) dispuso la detención de una persona de 45 años, con domicilio en el lugar.