10 de agosto

Obras

Se conocen las ofertas económicas de la licitación para remodelar plaza San Martín

Los trabajos se enmarcan en la propuesta de revitalización del Casco Histórico que el municipio lleva adelante y cuentan con un presupuesto oficial asignado de $15.000.000.

En el marco del programa de revitalización del Casco Histórico, este jueves 28 de agosto, a las 9, se procederá a la apertura de sobres económicos correspondiente al llamado a licitación de las obras de remodelación integral de la plaza San Martín, ubicada entre las calles Santa Fe, Córdoba, Dorrego y Moreno, en el distrito Centro. El acto se realizará en el salón Intendencia del edificio Aduana, Urquiza 902, 2º piso, y contará con la presencia de la secretaria de Obras Públicas, Susana Nader, junto a otras autoridades municipales. “Los trabajos están enmarcados en el plan de puesta en valor del casco céntrico rosarino y apuntan a mejorar el entorno, la iluminación central y la ampliación del espacio verde”, recordó Nader. Con un presupuesto oficial de $15.000.000, el proyecto consiste en el cambio completo de los solados, la renovación del mobiliario urbano, y la construcción de rampas en las esquinas. A su vez, se llevarán adelante trabajos varios de jardinería y se incorporará un nuevo sistema de riego. Por último, se remodelará la iluminación y se reubicará el mástil. El plazo de obra propuesto es de 150 días corridos una vez iniciados los trabajos. Cabe recordar que, en el marco del programa Rosario más Linda de revitalización del Casco Histórico, se prevé la remodelación de las plazas Pringles (Presidente Roca y pasaje Álvarez), 25 de Mayo (Buenos Aires y Santa Fe) y Sarmiento (San Luis y Entre Ríos), apuntando a mejorar su entorno, iluminación central y ampliar sus espacios verdes. En el caso de la plaza Pringles, el proyecto también incluye nivelación vehicular. El objetivo del proyecto Rosario más linda es fortalecer la puesta en valor de un área que concentra recorridos urbanos de alto impacto patrimonial, espacios culturales, bares históricos, hoteles de diferentes estilos y categorías y actividades financieras, entre muchas otras que convierten al centro en sitio emblemático y referente comercial-recreativo de toda la ciudad, de fuerte sentido de pertenencia de todos los rosarinos. La planificación incluye intervenciones de obras urbanas, intervenciones específicas en peatonales, un programa especial de mantenimiento y controles en espacios públicos y la renovación de la señalética e imagen integral.

Las intervenciones de obras urbanas abarcan la ampliación y nivelación de veredas con el objetivo de promover una zona de circulación calma que proteja al peatón y lograr una mejora del tránsito en sectores específicos del microcentro. Además de la remodelación de plazas, la iniciativa incluye la intervención de las veredas del entorno del Teatro La Comedia (cortada Ricardone al 1200), incluyendo la cortada Ricardone entre Mitre y Entre Ríos y Mitre, desde Santa Fe a Rioja; la esquina del Hotel Savoy (San Lorenzo 1022); y el entorno del Bar El Cairo (Santa Fe 1102), incluyendo calle Sarmiento, entre Santa Fe y Rioja.

Por otra parte, las intervenciones específicas en peatonales involucran la colocación de “techos” livianos en cruces de las galerías con accesos por San Martín, Sarmiento y Mitre, en los tres casos en el tramo comprendido entre Córdoba y Rioja. También se estipuló un programa especial de mantenimiento que incluye semáforos, iluminación, poda y escamonda, reparación de cestos, plantado de árboles e incorporación de un equipo específico de mantenimiento para todas estas tareas. Además, se reforzarán los controles en espacios públicos, con sanciones por pegatinas en columnas, controladores, parquímetros y frentes, así como los operativos especiales de tránsito, al tiempo que se creará un Equipo de Control Especial Casco Histórico. En relación a las intervenciones en señalética e imagen general, comprenden señalética horizontal y vertical, intervenciones artísticas, pintura de medianeras y recuperación de frentes. Está previsto que las intervenciones demanden un plazo de dos años y una inversión de entre 50 y 60 millones de pesos, fondos que provendrán del propio municipio y de acuerdos con el sector privado.