12 de julio

Educación

Jóvenes
Infancias
Distritos
Capacitación

Arrancaron los talleres de verano de robótica y videojuego con más de 200 inscriptos

Niños, niñas y jóvenes participan de esta edición de cuatro encuentros, que ya está funcionando en los distritos Oeste, Noroeste y Sur.

Esta semana arrancaron los talleres de verano de robótica y videojuego que la Municipalidad de Rosario dicta en los distritos. En esta oportunidad el CMD Noroeste y el Sur (robótica) y el distrito Oeste (videojuego) recibieron a más de 200 niños, niñas y jóvenes que asistirán a cuatro encuentros durante el mes.

El secretario de Modernización y Cercanía, Germán Giró, celebró el inicio de los talleres y su expansión a todos los distritos y destacó que la iniciativa apunta a "igualar las oportunidades para que todos puedan acceder a capacitaciones que les darán herramientas digitales para su futuro". Resaltó, además, que estas acciones posibilitan que niñas y niños puedan "desarrollar capacidades muy importantes para su vida social y para una proyección laboral".

La propuesta pedagógica de alfabetización digital tiene que ver con lograr la apropiación de las tecnologías a partir del uso intensivo. De esta manera, uno de los desafíos que presenta el proyecto es lograr que los usuarios puedan resolver problemas significativos y ser creadores de nuevas formas de interacción, en un ambiente lúdico y colaborativo de aprendizaje.

"Hoy hicimos un robot espía. Nosotros le pusimos una antena, ruedas, una flor, brazos y un semáforo. Es un robot que sirve para muchas cosas. Limpia, escucha y baila”, explicó Luzmila de 9 años. Por su parte, Samuel (7 años) presentó su inquietud de poder agregar más clases al taller y darle continuidad a esta actividad que le apasiona.

"Hoy aprendimos a conectar el robot con la computadora y mediante una programación hicimos que cambie de luz, que haga sonido y que se mueva”, expresó Santino de 11 años.

En un contexto donde el lenguaje digital se constituye como una nueva forma de vinculación y comunicación, el desafío del municipio es ir generando un sistema de aprendizaje lúdico, creativo, crítico, de descubrimiento y orientado a las necesidades educativas del siglo XXI. Una búsqueda que intenta disminuir la brecha digital en pos de multiplicar las oportunidades sociales, económicas y culturales de niños, niñas y adolescentes.