24 de junio

Género

DDHH
Diversidad
Mujer
Capacitación

Ley Micaela en Rosario: El balance es positivo en el primer año de su implementación

Cientos de empleadas y empleados municipales participaron este año del Programa Obligatorio de Formación en Género.

Desde su creación, en diciembre de 2019, la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad de Rosario asumió como uno de sus ejes principales la tarea estratégica de garantizar la formación en perspectiva de género y diversidad sexual del personal municipal.

De esta manera y en el marco de las actividades por el Día Internacional de la Mujer, en el mes de marzo se lanzó el Programa de Formación Obligatoria en Género (2020-2023) con un primer encuentro de sensibilización a cargo de la doctora Diana Maffía, del que participaron el intendente Pablo Javkin y su gabinete, junto a concejalas y concejales, y autoridades sindicales.

Ese mismo mes, además, se implementó el curso virtual asincrónico y autoadministrable “Ley Micaela: capacitación en la temática de género y violencia contra las mujeres”, fruto de un acuerdo con el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP). En él participaron más de 70 agentes municipales que realizaron y aprobaron el curso.

Mariana Caminotti, secretaria de Género y Derechos Humanos sostuvo: “La formación en género y derechos humanos es una herramienta poderosa para el cambio social e institucional, y en Rosario apostamos a aprovechar todo su potencial”.

“Durante el primer año de existencia de la Secretaría de Género y Derechos Humanos pusimos mucho esfuerzo en la creación de programas, materiales pedagógicos y equipos que institucionalicen esta línea de trabajo en la Municipalidad de Rosario y dejen capacidades instaladas. Esta es la apuesta y uno de los lineamientos estratégicos que nos trazó el intendente Pablo Javkin para la gestión de la Secretaría”, destacó la funcionaria.

Ley Micaela

Un programa que se adapta a diversas necesidades y demandas

A través del Programa de Formación Obligatoria en Género el municipio busca formar agentes capaces de problematizar las desigualdades y la discriminación por razones de género, orientación sexual e identidad de género, con el objetivo de prevenir este tipo de violencias. Por este motivo, el programa combina una formación básica en materia de género, violencia de género y derechos humanos, y capacitaciones en servicios que se adaptan a las necesidades de equipos y ámbitos específicos.

Los cursos de formación básica, de cuatro semanas de duración, fueron elaborados e implementados en conjunto con la Escuela Superior de Administración Municipal. De septiembre a diciembre de este año, se llevaron a cabo 10 comisiones con más de 500 agentes inscriptos de la Municipalidad y del Concejo municipal.

“Hacemos una valoración muy positiva de esta primera experiencia que se llevó adelante en modalidad virtual a través de la plataforma gestionpublicarosario.org, que desarrollamos con criterios pedagógicos basados en los perfiles muy heterogéneos que conforman la planta de empleados municipales” explicó Romina Trincheri, directora de la Escuela Superior de Administración Municipal.

“Se armaron grupos de trabajo con docentes y tutores tanto de la Secretaría de Género como de la de Gobierno, que guiaron dicho aprendizaje de lunes a lunes con atención personalizada a los participantes. Los cursos se dictaron en formato asincrónico, con actividades semanales obligatorias, requiriéndose de una dedicación horaria estimada de los participantes entre 3 y 5 horas semanales que requirieron del compromiso de más de 100 horas de acompañamiento pedagógico para hacerlo posible”, destacó la funcionaria.

Por su parte Karina León Cavallo, una de las empleadas municipales que realizó la formación, afirmó: “Creo que algo que podemos hacer para aportar a la construcción de espacios de trabajo inclusivos y sin violencia, es empezar a cuestionar los modos en que nos expresamos, ¿hacemos o escuchamos comentarios que pueden ser discriminatorios para algunas personas? Si vemos alguna situación de discriminación ¿hacemos algo al respecto?”.

León Cavallo también destacó que conocer las normas que existen “brinda una herramienta para poder sentar una posición crítica si se visualizan actitudes que son discriminatorias o violentas". "Es importante poder mirar nuestro entorno de trabajo desde una perspectiva de género y de respeto de los derechos humanos”, cerró.

Por otro lado, las capacitaciones en servicios, que constan de tres encuentros teórico-prácticos, se desarrollaron de manera sincrónica a través de la plataforma Zoom y estuvieron a cargo de profesionales de la Secretaría de Género y Derechos Humanos. Los equipos destinatarios a lo largo del año fueron la Guardia Externa del Hospital Zona Norte, los equipos de coordinación de los centros municipales de Distrito y el personal administrativo y de atención al público, y personal de la Secretaría de Deporte y Turismo. En total se capacitaron 400 empleadas y empleados municipales.

La directora del CMD Norte, Elisa Caballero, contó sobre la experiencia: “En la primera capacitación con coordinadores y coordinadoras, el acento estuvo puesto en profundizar la sensibilización sobre ciertas temáticas que los trabajadores y trabajadoras enfrentan, en una realidad que nos atraviesa cotidianamente a todos en los distintos ámbitos y que se visibilizan aún más cuando uno trabaja en cercanía con el territorio”.

“El saldo de las capacitaciones es sumamente positivo”, valoró la funcionaria. “Hubo una amplia participación y como resultado se han brindado un conjunto de herramientas para que los y las trabajadoras municipales puedan desempeñarse de la mejor manera, tanto ante situaciones de violencia de género, pero también en el trato cotidiano”.

Programa Micaela de formación en género y diversidad sexual para la sociedad civil

Creado y puesto en marcha a mediados de octubre, este programa surge de la demanda de la sociedad civil en materia de formación en género y diversidad sexual en el marco de la Ley Micaela. El objetivo es ofrecer módulos de formación a diversas organizaciones que estén interesadas en capacitarse en género y diversidad, abordando un módulo básico que se corresponde con el ABC de género y módulos específicos de acuerdo a la demanda recibida.

El programa contiene varias líneas de acción que abarcan una diversidad de organizaciones. Por un lado, Clubes por la Convivencia, una continuidad del Programa Clubes por la Igualdad. Allí se trabaja articuladamente con la Dirección de Clubes municipal y tiene como objetivo sensibilizar y ofrecer capacitaciones a personas vinculadas a instituciones deportivas y sociales.

Por otro lado, se encuentran las capacitaciones para sindicatos y colegios profesionales donde se trabaja a partir de convenios de acuerdo a las demandas puntuales que tenga la organización. Y por último las capacitaciones a organizaciones con desarrollo en territorio. Cabe destacar que este programa es voluntario a diferencia del Programa de Formación Obligatoria para los trabajadores y trabajadoras de la administración pública municipal.

Se destacan la capacitación a filiales y al plantel profesional del Club Atlético Rosario Central, en el marco del Proyecto Noviembre III llevado adelante por el club, y el Convenio firmado con el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) Filial Rosario, a través del cual se capacitaron integrantes del Consejo Directivo, con un módulo básico del ABC de género y un módulo específico de abordaje sobre violencia política en el ámbito gremial a cargo de la Dra. María Esperanza Casullo.

Tanto en el Programa de Formación Obligatoria como en el que está dirigido a la sociedad civil, los contenidos apuntan a la prevención y erradicación de la violencia de género en todas sus formas, como establece la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres. El objetivo es garantizar el derecho de mujeres, niñas y disidencias a vivir una vida libre de violencias y plena de derechos.